Pons Asinorum

El hablar, por su facilidad, puede ser imitado por todo un pueblo; la imitación en el pensar, del inventar, ya es otra cosa.

La evolucion de la inteligencia

Publicado el 24 de septiembre de 2006 11 comentarios

Send to Kindle

La medida de la inteligencia humana siempre ha estado sujeta a todo tipo de suspicacias. Ha servido para catalogar a los hombres y distinguir a los mejores de los peores, lo cual va en contra de todo principio de igualdad.
A lo largo de la historia, se ha descubierto que los negros eran menos inteligentes que los blancos, o que los extranjeros eran menos listos que los norteamericanos. Todo ello mediante estudios sesgados que utilizaban un sistema de medición muy parcial.
Con el paso del tiempo, el método para medir la inteligencia, a través del Cociente de Inteligencia (CI) se ha ido perfeccionando hasta eliminar posibles errores que permitan que una persona, por su cultura, educación o sexo pueda responder más acertadamente a determinadas preguntas que otras de diferente extracción cultural o social.
Aunque sigue habiendo quienes defiendan la imposibilidad de medir exactamente la inteligencia a través de los test, al menos hay casi unanimidad en afirmar que lo que miden los test de inteligencia es algo independiente de cultura, religión, sexo o posición social.

I

Recientemente se publicaba un estudio que mostraba un resultado estremecedor: los hombres son más inteligentes que las mujeres, en un promedio de cinco puntos (para una media de cien puntos).
Automáticamente surgían protestas por todas partes. Sobre todo, por parte de mujeres. Las mujeres tienen otras habilidades, la famosa inteligencia social, en que superan a los hombres. El estudio no era correcto porque la inteligencia no se puede medir con un test. Un largo etcétera de razones que se reducen a un muy triste razonamiento: la democracia de la inteligencia.
Tenemos tan metido en la cabeza que todas las personas somos iguales (ante la ley) que empezamos a pensar que tenemos que ser iguales en todo. La inteligencia es una forma más en que se exige una igualdad. Los resultados que han mostrado divergencias con esta aserción han sido cuestionados, en la metodología, en la validez de la muestra, o en la misma validez del CI como medida de la inteligencia. Pero mientras se realizan todas estas cuestiones sin dudar, los test de inteligencia se siguen empleando por todo el mundo para medir la capacidad de los estudiantes, de los aspirantes a un puesto de trabajo o de los presidiarios para determinar si pueden ser ejecutados o no.
Hay un acuerdo tácito de que los test funcionan, pero no se permite decir que muestran diferencias a veces alarmantes. El caso de la inteligencia de hombres y mujeres no es más que uno de ellos.
Mi experiencia personal coincide con el resultado que indica la Wikipedia: la media será más o menos similar, pero entre los extremos de la distribución predominan los hombres. Eso es algo que todas las mujeres conocen: hay más idiotas hombres que idiotas mujeres. Pero también es cierto que hay más genios hombres que genios mujeres.
La varianza de la inteligencia de los hombres es muy superior a la de las mujeres. Las deficiencias que generan algún tipo de retraso mental – normalmente de tipo genético – se deben sobre todo al cromosoma Y de los hombres. Pero también hay algo más que el machismo existente en la sociedad para que tantos premios Nobel, y sobre todo tantos artistas excelentes, fueran hombres antes que mujeres.
La realidad a pie de calle confirma la sensación, aunque las mujeres cosechan mejores resultados en las universidades, los estudiantes más geniales con que me he encontrado – eran todos hombres. Precisamente una de las características de la genialidad es su facilidad hacia la pereza; las personas inteligentes consiguen lo mismo que los demás pero con mucho menos esfuerzo. Para obtener buenas calificaciones no hace falta ser muy listo, basta con ser trabajador y persistente. Por supuesto, la inteligencia ayuda y mucho.

II

Un estudio más interesante es el de la evolución de la inteligencia a lo largo del tiempo.
Mejores profesores, métodos de estudio más abiertos, mayor facilidad de acceso a la información, más tiempo libre para el cultivo de la mente, han ocasionado que nuestros estudiantes sean mucho más inteligentes que los de hace unos años. Otra cosa es que sean más vagos y estén menos interesados en completar sus estudios.
El efecto Flynn sostiene que los estudiantes de las escuelas cosechan año tras año mejores calificaciones en las pruebas que miden el cociente de inteligencia. Esto ha provocado que, con el paso del tiempo, para que la media de la inteligencia siga siendo de 100 puntos, se haya tenido que ir cambiando la forma de puntuar.
Se estima que el aumento de la inteligencia es de unos veinte puntos por generación, lo que, comparado con el anterior resultado entre hombres y mujeres, es una diferencia realmente notable. Según este resultado, los chicos muy inteligentes de la generación de nuestros padres, habrían pasado como estudiantes normales en la nuestra.
Cuando un resultado gusta, como es el caso del efecto Flynn, se buscan explicaciones a por qué ocurre. El mayor uso de la tecnología; una mejor alimentación. La necesidad de un pensamiento más abstracto que anteriormente. Los métodos de aprendizaje y enseñanza. La necesidad de madurar antes – para luego vivir una infinita adolescencia.
Sin embargo, en el 2005, se desarrolló en Inglaterra un estudio comparativo, de una calidad y dimensiones infrecuente. Se pudo comparar la calificación de unos estudiantes ingleses en un test de inteligencia realizado en el año 2004, con los resultados de un grupo de estudiantes de 1976. Exactamente el mismo test. En ambos casos, grupos estadísticamente muy significativos (una muestra muy elevada de alumnos).
Por contra a lo que podría afirmar el efecto Flynn, los resultados fueron muy inferiores. Los chicos de la anterior generación eran más inteligentes que los de la actual.

En 1976, un tercio de los chicos y la cuarta parte de las chicas, tenían puntuaciones muy altas en el test general; en 2004 los resultados caen en picado; sólo un 6% de los chicos y un 5% de las chicas tienen puntuaciones elevadas.

Cuando un resultado no gusta, se cuestionan la forma de medir. Si nos gusta lo señalado con el dedo, lo miramos, y si no es así, nos fijamos en el dedo. Una de las pocas estadísticas bien realizadas en muchos años, sobre test idénticos en el tiempo. Unas condiciones que llevarían al orgasmo a cualquier estadístico, son rechazadas, argumentando que la inteligencia de ahora es distinta a la de antes. Mientras tanto, ridículos estudios realizados sobre poblaciones de menos de doscientas personas se dan por buenos, simplemente porque gusta el resultado al que se llega.

¿Pero qué es exactamente lo que se está perdiendo? ¿Es inteligencia general o simplemente unos específicas habilidades para entender conceptos científicos como el volumen o la densidad? Ambas, dicen los investigadores. Los test revelan que tanto la inteligencia general – “elevados niveles de actividad intelectual” – y lo que se conoce como “el núcleo de la ciencia y las matemáticas”, según Gingsburg. De hecho, es ni más ni menos que la habilidad de los niños para tratar con nuevas, difíciles ideas. Puntuar bien en estos test siempre ha estado relacionado con obtener buenas calificaciones en los exámenes.

Parece que la inteligencia fue aumentando de forma uniforme, hasta los años 90 – época en que Flynn pudo enunciar su test. Sin embargo, desde entonces, ha declinado varios puntos. Los cambios realizados en los test han ayudado a mejorar las calificaciones de los estudiantes. Ahora incluso están más orientados hacia este tipo de pruebas. Saben administrar mejor el tiempo y la idea de no pararse a pensar una pregunta que pueda consumir mucho tiempo es más propia de ahora. Pero la realidad es dura: son menos inteligentes.
La generación de Internet, la que antes de dudar consulta Google, la del SMS y el lenguaje simplificado, es una de las más torpes de las últimas décadas. Al pobre futuro el de los baby boomers se une una causa más para lamentarse: los que pagarán nuestras pensiones y gobernarán durante nuestras jubilaciones quizás sean miembros de esta la peor generación de la historia.

Send to Kindle

Comentarios

11 comentarios a “La evolucion de la inteligencia”

  1. Hugo
    24 de septiembre de 2006 a las 12:48

    Muy acertada la puntualización de “lo que miden los test de inteligencia”. Yo personalmente creo que un test de CI no mide en absoluto la inteligencia. Mide la capacidad de resolver series, la visión espacial, etc. etc.
    O tal vez sea que mi concepto de inteligencia difiere mucho del aceptado tradicionalmente. Pero si puedo decir que sólo he hecho un test de inteligencia en mi vida (me refiero a un test serio, no el típico de banner de casino) y obtuve unos resultados realmente buenos. ¿Por eso soy un tipo inteligente?, creo que no hay más que verme treinta segundos para darse cuenta de que no.

  2. Raúl
    24 de septiembre de 2006 a las 22:10

    Lo de los veinte puntos por generación me parece francamente exagerado. Eso significaría que, si sobreviviéramos un siglo más, todos engendraríamos pequeños Stephen Hawkings. Y visto retrospectivamente, nuestros tatarabuelos serían poco más que orangutanes.
    Por otra parte, si la inteligencia también se hereda en la carga genética, creo que toda la historia de la humanidad machacando a las mujeres con que son inferiores a nosotros (y eso, siendo amables: no hace mucho que la ICAR discutía si tenían alma) ha debido de tener algún efecto negativo sobre ellas que tardará en verse neutralizado.

  3. OCP001A
    25 de septiembre de 2006 a las 0:17

    Coincido en que hay menos mujeres geniales que hombres geniales, éstas han rechazado tal idea alegando siempre la desigualdad, pero si miramos en países donde la igualdad lleva décadas de ser lo habitual, tampoco han surgido mujeres especialmente brillantes.
    Los test me parecen extraños, en ellos siempre he obtenido bajo puntaje, apenas llego a la media, no obstante en la facultad siempre encontraba una mejor forma de reolver los problemas que la mayoría de mis compañeros, no digo ser un genio ni mucho menos, pero mis resultados de los test al menos deberían superar un poco a los de ellos.
    Una justificación que me repito para no sentirme tan mal :) es que a las personas tan distraídas como yo un test no puede evaluar el CI de manera exacta.
    Tomando en cuenta la vieja frase de que la inteligencia es un músculo que hay que ejercitar, se justificaría el hecho de las nuevas generaciones tontas, dado que el conocimiento se les está dando en bandeja de plata, ya no necesitan pensar tanto para resolver problemas: alguien ya lo ha hecho por ellos, de ahí la atrofia.

  4. Dos_Unobe
    25 de septiembre de 2006 a las 11:01

    Bueno, yo he oido que las mujeres buscan mas un exito social y los hombres un exito profesional. Por eso los hombres, digamos, han triunfado mas como científicos, ingenieros y demás.
    De todas formas, también pienso que la generación de las personas que ahora mismo tienen 19 20 años, son la generación menos “brillante”. Por decirlo de alguna manera.

  5. nivonog
    30 de septiembre de 2006 a las 15:47

    Creo que estás cayendo en un error bastante grande: la genralización.
    mientras que el estudio mencionado se realizó en Inglaterra, acerca de España hablas basado tan solo en tu percepción, de un modo u otro sesgada ya sea por tu “adultez” (recuerda qué decían los adultos de tu generación acerca de la tuya) ya sea por saber del estudio inglés, etc.
    No solo eso, sino que también estás afirmando que es “la peor generación de la historia” basado SOLAMENTE en tu percepción de España y, a lo más, de interet y algunas personas que habrás conocido durante algún viaje. si asumimos como verdad la supocisión de que hay más gente no-inteligente que inteligente, estadisticamente es más fácil que durante algún viaje hayas conocido gente no-inteligente.
    En México la educación ha mejorado, en el promedio… hablo de cifras y de percepciones (no me siento apto para dar una opinión sobre España). El fenómeno mexicano implica que la educación de privada (supuestamente de calidad) ha bajado su nivel y la educación pública lo ha subido; habiendo muchísimos más estudiantes en educación pública que en privada, el promedio se ha levantado (un 6% en 25 años cosa que es significativa para un país bananopetrolero como este).
    La educación mexicana siempre ha brillado por ser PÉSIMA (sí, así con mayúsculas); en la OCDE tenemos el dudoso honor de siemrpe haber sido el último lugar en las pruebas internacionales. aún así, la educación ha mejorado, y esto se nota en la vida diaria, en la cantidad de cultura general que cargan los jóvenes al respecto de sus antecesores.
    Asumamos que esto no pasa solo en México, sino que existe un mundo más allá de las fronteras. En otros lugares puede pasarlo mismo, o al contrario. ¿en Suecia la educación ha mejorado o empeorado? ¿en Senegal ahora hay más gente preparada, capaz de emitir un opinión personal fundamentada?
    zrubavel, creo que este post es, más bien, un síntoma del sindrome “estoy creciendo y veo a la juventud como el acabose”… los números de la historia están en tu contra.
    saludos. :-)
    [Comentario zrubavel: Tienes razón en que generalizar en términos globales es un error. A veces un habla de España y parece que está hablando del mundo entero cuando tienes razón en que países como el tuyo pueden estar tomando un giro distinto. Desde luego, en España la situación se ha deteriorado y mucho con el tiempo, me consta que decir aquello de "la peor generación de la historia" es cometer un error que se ha estado repitiendo desde los tiempos de los asirios, pero al tratarse de una página personal, me siento legitimado para cometer algunos errores voluntarios.
    Pero sí, tienes razón. Y os felicito a los mexicanos por mejorar.]

  6. Mario
    4 de noviembre de 2006 a las 14:32

    La estupidez humana es inherente a cualquier sujeto en mayor o menor medida, y no creo que eso se pueda evitar… Por lo tanto, la medida que se pudiera establecer o crear para la inteligencia seguirá, como lo ha sido siempre, imprecisa.

  7. gabriela
    6 de septiembre de 2008 a las 23:24

    desde siempre se sabe qe las mujeres son mejor en todo ,qe los hombres !! asiqe … ya no aii duda !! ademas podemos sobrevivir sin ellos .. y .. ellos sin nosotras ??

  8. zerdomalo
    9 de abril de 2009 a las 10:12

    el comentario femi-naci último sobra, no has aportado nada de nada, solamente retorica de pachanga. No creo que tu seas de las listas ni de las socialmente competentes.Esfuerzate dentro de tus posibilidades para ser igual que los demás humanos.

  9. ELKIN ARAGON
    30 de julio de 2009 a las 17:56

    Personalmente respecto las teorias de muchos ( as), en la cual se basan para decir que atraves de un test, puede llegar a existir una medida de inteligencia, para mi concepto personal, no hay una medida de inteligencia solo lo que quieres conseguir en cualquier angulo, religion,filosofico, cientifico o humanamente, lo podemos lograr, para mi la inteligencia se basa, en esfuerzo, y dedicacion.

  10. fran
    21 de junio de 2010 a las 1:08

    Leyendo todos esros comentarios que realmente me parcen buenos y coherentes me gustaria preguntarles su opinion acerca de si los test y metodos que intentan medir la inteligencia son eficientes.

  11. Hibiki
    26 de septiembre de 2010 a las 4:14

    En 2004, año en el que se publicó el estudio cuyos resultados incluyen que la inteligencia de esta generación ha caido en picada, yo contaba exactamente con 18 años, lo cual al parecer implica que formo parte de “la peor generación” de la historia, sin embargo no estoy de acuerdo con lo ahí expuesto, pero tampoco estoy de acuerdo en lo que se expuso en el estudio contrario donde decía que cada generación era 20 puntos más inteligente que la anterior.

    Cada generación es posiblemente igual de inteligente que la geenración anterior, las habilidades que presenta el cerebro humano no han variado tanto como para considerarnos más inteligentes o más tontos.

    Además hay que observar lo que realmente se mide en los test de inteligencia, pues hasta esta fecha se ha llegado a emitir que existen ocho tipos de inteligencia entre los seres humanos, la inteliencia lógico matemática es una de ellas así como la inteligencia espacial, estas inteligencias son aquellas que aparecen en los exámenes de escuela y en los test de CI.

    Nuestra generación sí está más baja en cuanto a inteligencia lógico matemática, es un hecho, no por ser menos capaz sino por estar menos centrada en ella, sin embargo otras inteligencias como la interpersonal, la corporal (danza y teatro) y la lingüistica han sido más practicadas.

Escribe un comentario





Suscribirme sin comentar

Contacto

Si quieres contactar con el autor de esta página, hazlo desde aquí.

Suscribirse (RSS)

Suscribirse (Email)

Buscar