La frase: Don’t be evil

Don’t be evil: No hagas el mal. Lema corporativo extraoficial de Google.
Origen:

De acuerdo con el libro de John Battelle sobre Google The Search, la frase Don’t be evil no fue acuñada ni por Sergei Brin ni por Larry Page, sino por Paul Buchheit, el ingeniero responsable de Gmail:
El 19 de Julio de 2001 cerca de una docena de empleados que llevaban muchos años en Google se juntaron con los directivos de la compañía para elucidar los valores centrales de Google…La reunión pronto determinó que los habituales lemas de las compañías seguían clichés que luego nadie podía realmente cumplir y que de poco servían: Trata a los demás con respeto, por ejemplo. O Llega a tiempo a las reuniones.
Los ingenieros en la sala no estaban conformes. Amil Patel indicó “Muchos de nosotros éramos muy anticorporativistas y no nos gustaban las ideas de esas reglas específicas. A los ingenieros en general nos gusta la eficiencia – tiene que haber una forma de decir todo eso en una sola frase, en lugar de ser tan específico”.
Entonces Paul Buchheit, otro ingeniero de Google, soltó las que serían las tres palabras más importantes de la la historia corporativa de Google. Paul dijo “Todas esas frases pueden resumirse simplemente diciendo, Don’t be Evil“. Y de inmediato la frase gustó.

Evidentemente una frase tan insulsa no pudo ser dicha por primera vez en los cuarteles generales de Google. Usando la propia herramienta de Google Books, he encontrado la primera referencia en un libro de 1946 (en vista previa limitadísima):

The Middle Kingdom continued the physical establishment but introduced a new note:
“Do not be evil, (for) kindliness is good. Make thy monument to be lasting through the love of thee…(Then) the god will be praised by way of rewarding (thee).”

Con la poca información de que se dispone sobre ese libro, The intellectual adventure of ancient man, se puede deducir que “The Middle Kingdom” es el Imperio medio de Egipto (Middle Kingdom), comprendido entre los años 2030 a.C. y el 1640 a.C. Al indicar en el texto la frase a modo de cita, queda claro que está refiriéndose a un texto antiguo. El estilo religioso junto con la necesidad de incluir palabras para dar un sentido completo a la frase, amén del tema que trata el libro (el conocimiento en la antigüedad en Egipto) llevan a pensar que tal vez cita una obra del antiguo Egipto, puede que un papiro. Así, aunque la frase se hizo famosa gracias a Google, tiene más años que Matusalen, casi en sentido literal.
Frase aplicable a:
Como detallazo fuera de programa, relacionado con el Don’t be evil y con los egipcios.

Los Faraones retenía a Moisés y a su gente cautiva y les estaban tratando realmente mal. Dios le dijo a los Faraones que dejasen marchar a su gente, pero los Faraones se negaron. Para hacerles entender con quién estaba tratando, Dios le desafió matando a miles de niños primogénitos (y a adultos que fueran primogénitos, me imagino). Dejémoslo en los niños. Supongamos que los primogénitos eran todos jóvenes. En cualquier caso ninguno de esos niños tenía nada que ver con la esclavitud y las atrocidades cometidas por los mandatarios egipcios. Es como castigar a alguien por algo que han hecho otros.
Mi pregunta sería entonces, ¿Por qué tengo que rendir culto a un Dios vengativo asesino de niños inocentes?

La respuesta es sencillamente extraordinaria, extensísimamente calculando el alcance del castigo realizado por Dios, con datos de población de la época y teniendo en cuenta el volumen de las familias. Todo para al final justificar que no fue un castigo tan severo como a primera vista parece. Os recomiendo encarecidamente su lectura.
Las conclusiones finales son:

1. El número de niños egipcios inocentes asesinados : 69.000
2. El número de niños hebreos asesinados por los programas de los Faraones (y sus sucesores) : 2.750.000.

Así, el título de esa página era:

Was God being evil when He killed all the firstborn in Egypt?

Y la respuesta es que Dios fue el primero en Don’t be evil.

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

3 comentarios en “La frase: Don’t be evil”

  1. Ya que esta semana te has salido un poco de la línea latina, voy a aprovechar para añadir dos locuciones relacionadas:
    – malum in se
    – malum prohibitum
    Los de Google creo que se refieren al primer tipo de mal (el mal en sí mismo), y no al segundo (está mal porque está prohibido), ya que no tienen reparos en analizar emails para poner publicidad contextual, lo cual va contra la ley.
    En cuanto al segundo tópico de tu texto, en el mundo religioso parece que hay consenso. Como decía St Tomás de Aquino: “minus malum est eligendum ut vitetur maius malum”, para evitar un mal mayor se debería elegir el mal menor. A mi ese razonamiento no me convence. Suele suceder que las decisiones que se saltan reglas morales a la larga suelen salir caras. Para el caso en concreto que comentas, a ver quién confiaría en un coaccionador infanticida…
    [Comentario zrubavel: Muchas gracias por tu comentario. A mi la sección me está empezando a venir grande. Me cuesta copiar el origen de una frase de la Wikipedia y simplemente traducir y a veces es difícil reinventar la rueda.
    Si algún día te animas a escribir un texto y quieres que lo publique por aquí será un honor para mi.
    La frase que me siempre me gustaría escribir es la de “Acuérdate de los atenienses” pero sería más un “ladrillazo” que un “la frase”.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *