Skoda Octavia

El mercado de los automóviles es uno de los negocios más diversificados que existe. En países como España, cualquier marca tiene su producto estrella, o un segmento en el que las ventas funcionan bastante bien.

Esto lleva a pensar que todos los fabricantes tienen sus ventajas e inconvenientes. Que por supuesto los hay mejores y peores, pero que para precios similares, son detalles los que hacen que un consumidor se decante por uno o por otro.

En el sector de las berlinas (una berlina es un coche en tres volúmenes: la fila de asientos del conductor, la del asiento de atrás y la del maletero. Curiosamente el rasgo distintivo de una berlina es que la tapa del maletero no incluye a la luna trasera) las ventas están muy diversificadas. Aunque los datos varían, y aunque con la crisis Audi ha ido perdiendo posiciones, la lista de ventas no es muy diferente de esta, correspondiente al verano de 2007:

1. BMW Serie3 2.747
2. Peugeot 407 2.560
3. Ford Mondeo 2.345
4. VW Passat 2.009
5. Audi A4 2.000
6. Mercedes Clase C 1.831
7. Skoda Octavia 1.446
8. Renault Laguna 1.238
9. Toyota Avensis 1.039
10. Citroën C5 1.014
11. Opel Vectra 951
12. Honda Accord 719
13. Volvo S40/V50 579
14. Alfa 159 462
15. Saab 9.3 401
16. Hyundai Sonata 383
17. Mazda6 381
18. Lexus IS 241
19. Volvo S60 162
20. SEAT Toledo 146

Uno más entre tantos, aparece el Skoda Octavia. Sus ventas están en el promedio, en la mitad de la tabla. Sin embargo, cuando uno trata de pensar en los usuarios avanzados de coches, los que viven trabajando en él, los taxistas, uno se maravilla con los promedios del Skoda Octavia. En Madrid capital, con más de 15.000 taxis, el porcentaje de Skodas Octavia es superior al 65% del total.

Los compradores ocasionales piensan en el habitáculo, en la publicidad, en el trato con el comercial, en lo que les contó su vecino. Pero entre los taxistas se ha llegado a un punto de cuasi monopolio. ¿Por qué?

Le pregunto a un taxista y me responde:

  • Por un lado está que para que un coche sea usado como taxi tiene que estar homologado por la correspondiente autoridad, en Madrid hay pocos modelos de coches autorizados.
  • El precio es muy ajustado, comparado con otros vehículos de prestaciones similares.
  • El maletero es impresionante. Gigantesco, perfecto para viajeros con muchas maletas. Hay quienes hacen el servicio del aeropuerto y ya exigen un Skoda Octavia.
  • Es un coche durísimo, resiste mucho sin averías y si hay que cambiar algo, las piezas son similares a las de los Volkswagen o Seat, no son caras y cualquiera sabe ponerlas.
  • El servicio técnico es muy bueno y muy eficaz.
  • No les hacen una oferta especial por compras masivas. Ojalá fuera así, pero no, cada cual compra por sí mismo y suelen optar por el Octavia.

Esta situación se extiende a otras ciudades del mundo, en el que poco a poco este modelo se acaba apoderando de todo el sector de los taxis. Lo curioso es ver cómo los usuarios normales no prestan atención a este hecho. Tienen delante de sus narices un modelo de coches que los taxistas cada vez usan más, alejado de cualquier posible diversificación. Y todavía hay quienes piensan que por ser un coche checo es un mal coche, que los únicos que saben fabricar buenos coches son los alemanes (y los americanos y los japoneses y los franceses).

Fuentes:
Yahoo Answers. ¿Es un Skoda Octavia un buen coche para taxi?
Forocoches. ¿Por qué llevan los taxistas Skodas?

Compra mi libro en Amazon.es o Amazon.com.

5.99€ ebook, 14.99€ libro pasta blanda.

7 comentarios sobre “Skoda Octavia”

  1. Su motor es un diesel del grupo VAG (Volkswagen-Audi Group), lo que en teoría le da un plus de durabilidad absolutamente imprescindible para unos vehículos que, en muchos casos, se tiran 24 horas diarias en funcionamiento. Y es más barato que un Passat, con el que comparte chasis y motor. Añade el plus del maletero y ya tienes el perfecto taxi.

    Es la misma razón por la que, al menos en Madrid, se veían infinidad de Seat Toledos de la primera generación.

    Si tanto Skoda como Seat no se hubieran unido al grupo VAG, no estaríamos hablando de ninguno de los dos fenómenos. Skoda será checa, pero está respaldada y equipada por piezas de origen alemán.

    Por cierto, los franceses no tienen demasiada fama de hacer buenos coches (los suecos están muy por delante y los coreanos comienzan a amenazar peligrosamente).

    Y los estadounidenses, mucho menos. Yo he estado trabajando con el grupo Toyota (por un lado) y el grupo Chrysler (por otro) y no hay punto de comparación.

  2. Hace ya años un amigo me dijo que de los taxistas se podía uno fiar de dos cosas sobre todo: de los coches que eligen, que por algo se pasan muchas horas al volante, y de donde dan papeo barato, bueno y abundante. Ambas cosas son verdad: donde veas a muchos taxistas deteniéndose a comer, es que da cosa rica.

  3. Otro sector donde resulta útil ver que coches usan es en el de las autoescuelas. Esos coches tienen que resistir los «malos modos» de los aprendices.

  4. En México, desconozco el porcentaje, pero al menos en mi estado, creo que no sería muy descabellado decir que el 75% de los taxis son Nissan Tsuru, siempre he pensado que es por que el coche debe ser durable y no muy costoso, ya que como capacidad de carga tiene poca. También aclarar de que coches soy un completo ignorante, peatón de toda la vida.

  5. De todas maneras el tema del Skoda está mitificado, un taxi no siempre tiene que ser amplio y con un maletero grande.

    Un ejemplo típico de «carrera de taxi» es la de Viernes/Sábado noche, en el que un grupo de amig@s coge un taxi para volver a casa. Son desplazamientos cortos en los que a veces ni van 4 ocupantes siquiera, por lo que ni hay necesidad de gran maletero ni gran espacio.

    Otras más «sangrantes» en cuanto al espacio es viajes cortos que hacen periodistas a los eventos o universitarios esporadicamente al salir de clase…

    En esos desplazamientos se consume un combustible innecesario y se usa un coche que con un utilitario más pequeño saldría más económico al taxista…

    Pero ya se sabe, burro grande aunque no ande…

  6. Soy taxista y el Skoda Octavia es fabuloso, muy resistente y amplio. Pero existe uno mejor, el Skoda SuperB. Yo estoy deseando quitarme el mío del medio para comprar un SuperB, las plazas traseras son simplemente asombrosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *