Asin no llego

Hoy he visto un comentario en el foro de Idealista que me ha gustado mucho, fiel reflejo de la situación intelectual que estamos viviendo en España:

Un amigo emperrado en sobreendeudarse y comprar una casa me comenta que llegaría justo pero que cree que se va a meter. Le facilito una hoja excel para que haga escenarios con el euribor. Me vuelve a preguntar: » ¿Que pongo en euribor?».

Le contesto: «Tal y como está el patio yo calculo que pondría el euribor en un 5% para el año 2007».

Respuesta tras hacerlo: «Ostras, ni de coña, que entonces no llego! Lo voy a dejar en el 4,5% . Además no creo que suba más porque ya ha subido mucho».

Yo le contesto: «tu mismo con tu mecanismo».

Para que la entrada no quede muy pobre: Un conocido mío fue a preguntar por un piso hace seis o siete años. El sitio tenía muy buena pinta y era en buena zona de Madrid. Le dijeron que costaba un millón de euros (de los de hace seis o siete años).
Esa situación se me antoja como si por un rebote de la vida te encuentras en una fiesta con Kira Miró o Elsa Pataky y no se te ocurre otra que preguntarle si quiere salir contigo. Porque ese conocido mío era un muerto de hambre, con un sueldo medio y no quería darse cuenta de que aquello era para otro tipo de gente.
Aún así, se planteó calcular en cuánto le salía la letra. Un millón de euros es una cantidad clara: el premio que sólo una persona fue capaz de ganar en toda la historia del sorteo del Euromillón. Más de lo que se gana si te toca una quiniela de 15 rara, la ONCE o la Primitiva. Un millón de euros dan para casas de cine.
Pero esta persona decidió emborronar la cifra. La convirtió en una serie de plazos para ver si así el número se le hacía lo suficientemente cotidiano como para autoengañarse.
Al final soltó una sandez del tipo «tendría que hacer muchos sacrificios para comprarla» (pero podría hacerlo).

5 comments

  1. Nos dejas en áscuas, ¿con quién se lió? ¿Con Elsa Patakys o con Kira Miró?
    [Comentario zrubavel: Por avatares del destino no he vuelto a saber nada de esa persona. A Dios gracias.]

  2. Confieso que en mi ex-trabajo éramos muy crueles. En plan de coña, nos cachondeábamos todo el rato de (vamos a llamarle Manuel), que siendo ochocientoseurista, soltero y con contratos de una semana a través de ETT, se había metido en la habitual hipoteca a 35 años. No quiero recordar cuánto le quedaba limpio tras pagar la letra, pero ponía los pelos como escarpias.
    Su respuesta: «me tendré que buscar un segundo curro».
    Y así, cuando nos juntábamos, siempre estábamos con la bromita de «prohibido decir las palabras Euribor o hipoteca» (repítase muchas veces). Puro humor negro.

  3. zrubavel, no seras tu naranjito en el foro de idealista?
    [Comentario zrubavel: Qué va, participo muy poco porque me viene grande, pero allí soy marmolillo]

  4. Como comprador de un piso: a quién prefieren que expliquen las características de un piso: Vendedor o Propietario?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *