Belleza

Dicen que la suerte de la fea, la guapa la desea. No sé si es cierto o no, pero desde aquí, voy a hacer un alegato hacia las mujeres guapas. Parecerá fácil mi tarea. Yo mismo trataré de demostrar que no es así.
Un argumento tan descarnado como equivocado es el de pensar que las mujeres guapas son tontas. Tiene su margen de realidad, si tenemos en cuenta que las guapas dedican más tiempo a cuidar lo que tienen. Me parece más que correcto, pues nada hay más triste que no guardar lo que Dios te ha dado. Otra cosa es que no te preocupes de conseguir algunas cosas más por ti mismo. En igualdad de condiciones, todo el tiempo que ha empleado la guapa en mantener sus dones, una fea ha podido utilizarlo en estudiar una asignatura, en ayudar a los demás, o en torturarse pensando por qué Dios no se acordó de ella a su debido tiempo.


Otro punto que defiende la estupidez de las guapas es el hecho de que sean manipuladas. Si un chico decide salir con una fea, tal vez tenga un buen corazón. El resumen es que la fea está saliendo con un buen chico. Si el mismo saliera con la guapa tendríamos a un superficial, que está con ella por su físico. Entonces vemos que ahora ella es una tonta, por estar con un chico que se aprovecha de ella. Estamos partiendo de la belleza para juzgar toda la situación, y eso nos lleva a caer en juicios desacertados. Para juzgar al chico, y por tanto la actitud de las respectivas chicas, debiéramos verlo sin ninguna de las dos, ver de qué modo se comporta.
También creo que hay una especie de ley psicológica de la conservación de la belleza. Según esta, la belleza capaz de aglutinarse en una persona es constante y la misma para todos. Así, la que tenga mucha por fuera, estará menoscabada en su aportación interior. Aún cuando pueda parecer cómica, esta teoría está en nuestras cabezas más veces de las que nos llegamos a dar cuenta. Y creo que es del todo errónea. En realidad, los filósofos desde los orígenes del pensamiento han indicado que la belleza exterior es muestra de belleza interior. Y así también lo creo yo. Y no sólo eso, las feas suelen tener corazones sucios, llenos de rencor hacia las más privilegiadas, de frustraciones por amores no conseguidos, por todas esas tallas que no venden en las tiendas de moda, por caer en la tentación del chocolate, por no ser más que las guapas en todo lo que no sea el físico.
No seamos cobardes, pensemos en la realidad tal y como puede que sea. No nos llenemos de pensamientos manipulados para sentirnos mejor, por momentos. La verdad nos hace libres, y la libertad felices. Y siendo felices, siempre seremos más guapos.
[Publicado por primera vez el 30 de Marzo de 2004]

4 comments

  1. Primero quiero hacer notar la diferencia entre inteligencia y conocimiento y sus respectivos opuestos, estupidez e ignorancia. Con las experiencias que tuve a lo largo de mi vida escolar puedo afirmar que, al menos estadísticamente, la mayoría de las chicas guapas son ignorantes, aunque no precisamente tontas. Esto no es completamente culpa de ellas, ya que prácticamente todas al menos una vez en su vida serán ayudadas (lo soliciten o no) incondicionalmente por un varón, de ahí que muchas terminen de manera casi inconciente tomando el gusto por esta práctica, la de coquetear con sus compañeros, y en ocasiones incluso con los maestros, para que les ayuden con tal o cual trabajo o exámen. Así pues podría afirmar que el comportamiento detrás de esta condición de ignorancia es básicamente el conformismo y la flojera, se les hace más fácil seducir a un compañero que estudiar. Por otro lado puedo afirmar categóricamente conocer mujeres realmente bellas pero con deseos de superación tan grandes como su belleza misma, que trabajan arduamente por conseguir las mejores notas. El dicho de que «la suerte de la fea, la guapa la desea» quizá antes tuviera algo de cierto, cuando los caballeros aún eran tímidos para comenzar a cortejar a una dama, y se lo pensaran dos veces antes de pretender a una mujer hermosa ya que éstas al ser tan codiciadas se darían el lujo de sólo aceptar a un hombre rico, o bien simplemente la belleza intimidaba a los hombres, de ahí que en ocasiones les faltaran pretendientes, por el contrario las feas no tendrían el problema de la intimidación. No por nada ese dicho ha cambiado un poco en tono humorístico: «La suerte de la fea a la bonita le vale M…»
    Actualmente he notado ciertos comportamientos derivados de la belleza o fealdad, las bonitas en ocasiones de vuelven vanidosas, presas de su propio atractivo, por otro lado, entres las feas algunas adquieren un complejo de inferioridad, sufren por no poder verse como tal o cual actriz pero esto no todas, muchas feas no tienen problemas ni dudan en integrarse a un grupo de amigos, con lo cual más de un compañero notará que si bien una de estas chicas no es bonita quizá tenga otros atributos. Por contra las bonitas suelen sufrir del rechazo de algunos grupos de amigas, que no desean tener una bella amenaza entre ellas, y su vanidad puede alejar a más de un hombre.
    Como sea, actualmente la buena o mala suerte de las bonitas ya no sería un problema, con los hábitos actuales tendiendo a la poligamia o promiscuidad (y no soy moralista) a ninguna chica guapa le faltará un hombre que aunque sólo busque una aventura le hará compañía al menos por tiempo, hasta que encuentre alguno que sí valga la pena.
    [Comentario zrubavel: Un brillante comentario, si señor, muchas gracias por tu aportación]

  2. «Selección natural».
    Si las feas han llegado hasta nuestros días por ALGO será. Si sus padres (probablemente «feos») han engendrado a esta persona y la han podido criar, ALGO tendrán también. Porque si son feos y no tienen ninguna virtud verdaderamente están jodidos. No llegarán a tener descendencia o no podrán cuidar de sus crías.
    Ahora se podría argumentarse que si sus progenitores no pueden encargarse de ellas es el Estado quién lo hace. OK. Pero hace 400 años también habría «feas» y el Estado precisamente no velaba por ellas. Y se reproducían.
    Yo tengo la teoría de que las personas, en general, se mueven por la ley de esforzarse poco. Cuando el ambiente es adverso contigo necesariamente te has de esforzar más. El esfuerzo hace que practiques más. Y la práctica lleva a la destreza.
    Vaya rollete he soltado.
    [Comentario zrubavel: Tu opinión es interesante, junto con la muy buena que dejó el anterior comentarista. No había pensado pero es verdad que las feas lo tienen todo más fácil. Una chica guapa me pide dinero para una emergencia y casi seguro que se lo doy. Una chica guapa siempre tendrá con quién hablar, quien quiera estar en su grupo de trabajo, quien la acompañe a los viajes.
    Todos estos tipos de «ventajas» se tornan en desventajas para el desarrollo del carácter. Las chicas guapas dependerán estadísticamente más de que otras personas las ayuden y serán un poco menos «despiertas». Pero aún así, me reitero en el fondo del post]

  3. Simplemente tengo algo que desir, tal vez a base de prejucio que alguna otra cosa:
    Odio a las mujeres guapas. Mientras mas guapas mas las odio. Abusasn de su condicion, de su belleza, y se aprovechan de las personas con eso abusando de la buena voluntad de los demas.
    ¿Y las feas?
    las feas ni se diga, son errores naturales de formacion genetica que se fueron desarrollando cuando personas de mal aspecto fisico se conmenzado a cruzar entre si. Es algo asi como los perros callejeros. son feos por que se cruzaron entre si sin nungun control, sin ninguna preferencia. simplemente por que se juntaron y engendraron como conejos. Mientras mas jete fea, mas mujeres feas. Si no existieran las feas no habria problemas con las guapas. El misogismo no existiria.

  4. ni al caso los comentarios el de cruza de razas como si fueramos animales o el de «seleccion natural» pienso que entre mujeres seamos bellas o no debemos apoyarnos entre si, eso no nos deberian condicionar nuestro comportamiento, si no naciste mas agraciada que otra pues ya superalo no la envidies y aprende de ella , xq si hasta de la persona mas idiota puesdes aprender, y no esque todas las feas son inteligentes y todas las bellas son tontas esa es una falacia que la mercadotecnia te ha metido, dejemonos de esos complejos y vivamos felices, xq por comentarios de si es o no guapa o fea se han dado problemas alimenticios para acercarse un poco a ese ideal que solo es eso una imagen falsa y subrreal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *