Bueno, bonito, barato

Carlos Blanco anuncia los finalistas de un concurso de emprendedores, el SeedRocket. Se supone que es un concurso al que se presentaron cientos de ideas de las que estas son las mejores, o al menos las que tienen mejores perspectivas de convertirse en un negocio.

En general, todas van de lo mismo: pisos, viajes, rollos para teléfono móvil. Es el Internet para los que saben usar Internet. Son proyectos que suenan estupendamente, de los que cuentas con orgullo a tus amigos y conocidos. Aplicaciones que te imaginas que usarán ellos pues en cierto modo son similares a ti en gustos y comportamientos.

Siempre me sorprende el enorme vacío que existe de programas para personas normales y corrientes. Es un mercado complicado en el que los diseños elegantes no funcionan tan bien como se cree. En el que los dogmas de la usabilidad de salón no son válidos.

Se supone que toda esta tropa se tiene primero que formar y convertirse en un usuario de Internet preparado. Y cuando lo sea, podrá participar en todo lo demás.

Creo que hay una desconexión entre lo que es la realidad y lo que están «emprendiendo» en Internet. Se busca a un público verdaderamente marginal porque es el que conecta con nuestra forma de ser. ¿Quién va a usar un «espacio online para gestionar los pisos compartidos», mientras existan los imanes de frigorífico? No digo que la idea no tenga su interés, pero ¿No hay nada que esté aún por hacer y que pueda tener un público masivo?

La respuesta en parte la dan todos esos proyectos descartados por el jurado del SeedRocket. Si tienes una idea de un proyecto que tenga poco glamour, eres un cadáver. No pasas los filtros y el desincentivo es tan grande que al final equipos muy válidos deciden pasar por el aro, programar para un sistema operativo que todavía no existe en España (salvo testimonialmente) o hacer aplicaciones para Blackberry porque la Blackberry es cosa de jefes.

Me imagino que el problema no está en los «emprendedores» sino en los jurados, que como en todas estas historias de Internet son siempre los mismos. Tienen su sota-caballo-rey mental y hay que adaptarse a él, o morir.

Un ejemplo de todo esto fue la beca Alzado 2008. Sí, está bien que haya una beca así pero eso no quiere decir que ya todo se haga bien.

El proyecto ganador fue Jobsket, una página de búsqueda de empleo totalmente diferente de las que conocemos actualmente.

Es una web de empleo con ideas nuevas y que nos ha impresionado

Y efectivamente, la página es muy original y tiene ideas muy interesantes. Pero ¿Son todos esos efectos necesarios? Las webs de empleo son como los buscadores, los efectos especiales entretienen pero no sirven de mucho. Y encima hay un oligopolio que lleva años asentado y contra el que poco se puede luchar.

Probablemente fue el mejor proyecto presentado, pero quería indicar cómo se prioriza eso, la estética espectacular, el «hacer algo nuevo». La utilidad del proyecto es lo de menos.

Y esto queda manifiesto en los proyectos de «la mención de honor» en dicha beca. TubeGraph, algo que probablemente tiene mucho mérito técnicamente pero que no sirve para nada y prueba de ello es notar que a pesar de haber ganado un premio tan importante, con la visibilidad que esto proporciona, no lo visitan ni las cucarachas, y el tercer vídeo más modificado sólo lo ha sido 21 veces.

Si alguno de los mencionados se siente ofendido por ser empleado como ejemplo, le pido mis disculpas. Lo único que quiero decir es que entre este maremagnum de términos empalagosos: diseño, usabilidad, estética, independencia de plataforma, movilidad, interactividad, social, se nos ha olvidado el más importante de todos: útil.

7 comments

  1. Quien tuviera la varita mágica para saber que va a enganchar y que no. Mejor ejemplo de algo que a primera vista no sirve para nada, Twitter y ahí lo tenés.

    [Comentario zrubavel: Ese es el problema: que todo el mundo conoce ese ejemplo y entonces de ahí se generaliza. Dime otros dos ejemplos como Twitter de «chorradas» que han tenido éxito. ¿No es tan fácil, no?]

  2. Una vez un amigo que comento que la genialidad consistia en anticipar lo evidente. (y es que eso es algo realmente dificil)

  3. http://www.youtube.com/watch?v=1lOLd7n5Y8U

    [Comentario zrubavel: Esto es un clásico. El emprendedor es un incomprendido por parte de los que no emprenden y estos sólo se limitan a criticar. Un negocio es como un hijo, el único que puede opinar sobre él es su padre. Luego cuando se quiebra, siempre fue mala suerte.]

  4. Completamentre de acuerdo. Eso forma también parte de la brecha digital, cuando se empeñan en «revolucionar» simplemente por hacerlo. Hay cosas que parecen tan simples como los formatos de archivo que se les hace muy cuesta arriba a muchas personas (especialmente en el caso del docx y el doc).
    Como anécdota, decir que me llamó la atención cuando el otro día, al abrir Gmail, me encontré con un «pop-up» o aviso (es que no sé com llamarlo) resaltando lo del cambio de las etiquetas que acababan de hacer. Cierto es que Gmail es usado más por usuarios intensivos, por decirlo de alguna forma, pero seguro que a uno de esos usuarios normales y corrientes que tú dices le despistó ese aviso (más que llevarle a investigar).

  5. En ciertos puntos estoy de acuerdo contigo y en otros no ;).

    Cuando te pones a trabajar en un proyecto/producto, es porque lo consideras útil, quizás sólo resulte útil para un puñado de personas o pueda serlo para millones. Por eso no tengo muy claro a que tipo de programas te refieres cuando hablas de «programas para personas normales y corrientes».
    Creo que a la mayoría de proyectos de internet, nos gustaría llegar a las personas «normales», y pienso en esos casos no se debería pensar en hacer «internet para los que saben usar internet»(entiendo que hablas de «early adopters»).

    Acerca de este tipo de concurso, posiblemente tengas razón de que haciendo algo «nuevo» tengas más opciones, pero se supone que le tienen que ver potencial de salir adelante, de todas formas ser o no ganador de uno de esos concursos no asegura nada(por desgracia XD).

    Y hablando ya sobre jobsket, sabemos que tenemos que mejorar a muchos niveles y que hay gente a la que le resulta útil y otra a la que no. Pero me pica la curiosidad a que te refieres con «efectos especiales».

    Y para nada ofendido por ser usados como ejemplo :)

  6. Es curioso que para una definición que hago en palabras entendibles quieres traducirla al termino rebuscado de Early Adopters. Este termino no me gusta porque es engañoso, da la idea de que primero llegan unos, que son muy modernos, y luego los demás, cuando la realidad demuestra que muchas veces no llega nadie mas porque era un producto para los modernos exclusivamente. Firefox o Gmail son infinitamente superiores a los rivales que dominan el mercado pero tienen cuotas de mercado bajas para el tiempo que llevan en el mercado. La gente normal y corriente no llega. Cuando la empresa cerro, el early adopter seguía ahí.

    Os deseo mucha suerte con vuestro proyecto, los efectos a los que me refería eran los gráficos y las estadísticas, que no se acaban de entender.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *