Contracultura

Hay motivos de sobra como para no disfrutar con el modo de vida que tenemos hoy en día. Para muchas personas el tener que pasar largas jornadas laborales en trabajos no demasiado bien remunerados, el consumismo, la televisión, la contaminación son piezas que no encajan con su forma de pensar. Aunque la mayoría se resigna a aceptarlas, si no todas gran parte de ellas, hay unos pocos que deciden automarginarse y separarse de ese mundo.
Ese es un grupo tan heterogéneo que no soportaría ningún intento de generalización – como tampoco trata de serlo este. Algunos son ecologistas, otros defensores de un mundo más natural, otros detestan las grandes corporaciones y multinacionales, hay quienes simplemente no soportan a los bancos. Enemigos de los políticos, en contra de las manipuladas televisiones y medios de comunicación.
Una parte de todos estos colectivos rechaza el trabajo para un empresario, que siempre será explotador y se apropiará de los beneficios obtenidos por el trabajador. Es una postura demasiado escéptica pero válida. Lo que más curioso me resulta es ver cómo esa lucha y oposición se convierte en derrota.
Los que deciden oponerse a esa forma de trabajo a veces optan por medios independientes de obtener dinero. Hay artistas – artista siempre es un término autoimpuesto – que venden su obra en las calles. Otros se dedican a la artesanía. Hay quienes viven de números circenses. En Madrid hay toda una plaga de mimos en la zona centro. Existen los músicos del metro que tocan por unas monedas.
Se supone que con esta forma de vida uno escapa al capitalismo: sus ingresos dependen de sí mismos. Trabajan sin horarios, cuando quieren. La realidad desde luego no es esa.
Los mimos que se sitúan en las calles más concurridas saben que si quieren ganar dinero tienen que trabajar los sábados y domingos. Por supuesto son libres de no hacerlo, pero la verdad es que acaban cediendo. Y cada domingo. Y sobre todo en Navidad. También saben cuáles son los horarios más eficaces, y estudian formas nuevas de llamar la atención de la gente. Sienten la competencia de sus compañeros de profesión, a los cuales raramente ven como amigos, a pesar de tener en común el estar alejados del grueso de la sociedad.
Los músicos del metro madrugan para ocupar los mejores lugares. Trabajan durante largas jornadas y como cualquier otro están a merced de los vaivenes de la economía. En tiempos de crisis las monedas de propina también disminuyen. Estos músicos se ven obligados a tocar una y otra vez las mismas piezas, al tener un público continuamente cambiante.
Se supone que estar ante un jefe despótico que dice «este informe tiene que estar para ayer», o que te hace trabajar dos horas más por la tarde es la mayor forma de explotación posible. Pero no me puedo creer que el músico que vive gracias a su música, pero que tiene que tocar el verano de Las Cuatro Estaciones quince veces al día disfrute realmente con lo que hace. Al final ese músico está en la misma trinchera del capitalismo, aunque en primera línea de fuego, donde se consiguen los euros.
Ni siquiera esta música les sirve de práctica. Suelen tocar piezas manidas, que les aburren. Cuando tocas mecánicamente – me imagino – pierdes la frescura y capacidad de concentración necesarias para aprender nuevas piezas. Los cantantes callejeros se destrozan la voz, teniendo que vocear más alto de lo necesario y debiendo cantar sin interrupción en jornadas demasiado prolongadas.
No son los únicos que sucumben al capitalismo que trataban de combatir. Los artesanos se enfrentan a los mismos problemas. La venta de pulseras, fulares y similares, el comercio justo y similares son conceptos muy bonitos. Pero luego ves que venden con grandes sobreprecios – no todo es pagar a la mano de obra y los materiales. Tienen horarios diabólicos, con jornadas que acaban a veces en la medianoche. Su relación con el cliente no es siempre la más amable. Aunque el comercio es justo las probabilidades de admitir una devolución son cercanas a cero, e intentar regatear es entendido como un insulto. Uno se puede sentir más cómodo comprando en H&M.
Otro aspecto curioso de estas corrientes que se oponen sin éxito (no son todas) al capitalismo, está en el consumo. Hay quienes tratan de evitar las grandes marcas, los que rechazan el abuso de las multinacionales (un enemigo lo suficientemente tenue) y defienden el comercio justo. Sin embargo el comercio justo es caro para el consumidor, con lo que ni siquiera todos sus defensores lo adoptan plenamente. Compran tres o cuatro curiosidades «de comercio justo» pero el resto bien que lo hacen de marcas conocidas y explotadoras.
Mención especial merece el tabaco. Los que fuman hachís, una parte de estos, acaban enganchados como todo hijo de vecino a tan adictivo producto. Entonces los ves criticando a los americanos, a las multinacionales, a las corporaciones, al consumismo, pero comprando el tabaco que producen esas mismas multinacionales, normalmente americanas, grandes corporaciones que fomentan el consumismo.
No trata de ser esta una crítica a su forma de vida, que me parece muy respetable. Es una crítica a su crítica a nuestro sistema de vida. A los que nos critican a los perdedores que somos parte del sistema, que hacemos esos informes, que compramos yogures Danone. Porque por mucho que defiendan su desafío al sistema ellos también forman parte de él. Y a veces, hasta más.

27 comments

  1. No se puede luchar contra el sistema desde una cueva. La gente que está en contra de éste suele querer cambiarlo, para lo que debe integrarse en dicho sistema.
    Aunque esté convencido de que debo consumir productos ecológicos, la posibilidad de hacerlo no es suficiente. Aunque crea que los empresarios deban pensar menos en el beneficio a corto plazo y más en el consumidor, ¿qué puedo hacer yo?
    Desde luego irme a una cueva no sería solución para nada. Como mucho intentaré activamente cambiar algunas cosas, lo que pueda. Pero mientras tanto tengo que sobrevivir, y obviamente esto debe hacerse dentro del sistema.
    No veo incoherencia en dicha forma de pensar. Ya que al no tener posibilidad de vivir de la forma que te gusta y crees que es mejor para todos, habrá que vivir de la forma en la que te dejan. No por ello se debe renunciar a la lucha activa.

  2. La entrada está bien escrita pero en mi opinion no has profundizado en tu pensamiento hasta el final.
    La gente que en tu opinion «critica» al sistema, lo que hace con su forma de vivir es intentar ser coherente con sus ideas.
    Es al menos algo más coherente que el propio sistema o las personas que forman parte de él sin plantearselo.
    Ese sistema que por una parte está lleno de buenos sentimientos (no mates, sé bueno con lo demás) mientras deja morir a millones y solamente se dedica a mantener lo menos insatisfecho posible a la masa social.

  3. «…lo importante es destruir la realidad, la mentira; nosotros no podemos ser dueños de la verdad, pero somos capaces de decirle no a la mentira, y ahí se termina nuestra labor.»
    Agustín García Calvo.

  4. Creo que estás obviando puntos muy importantes. Los que no estamos de acuerdo con el mundo en el que vivimos y queremos cambiarlo no tenemos elección. No podemos salirnos del mundo y cambiarlo desde fuera, es imposible. Para cambiarlo hay que luchar mientras permaneces en él, por lo que irremediablemente tienes que formar parte de él.
    Hay otros caminos, pero no son cambimos para fomentar el cambio, sino de huir del sistema. Investiga sobre las ecoaldeas ó las comunas de las Alpujarras.
    Por otra parte estas confundiendo a un mimo con un altermundista. Investiga sobre los movimientos sociales como CNT, el decrecimiento, Attac, Altermundisas, etc…

  5. La revolución requiere acción, así que si quereis intentar cambiar algo y conseguirlo, vais a tener que mojaros el culo. Mientras tengais miedo a pasar hambre, al frio, o a perder vuestra maravillosa tele de plasma, lo único que podreis hacer es quejaros y esconderos.

  6. ¿Así que la moraleja de tu articulo es «no critiques el sistema al que perteneces»? Me da la sensación que no lo has pensado muy bien. ¿Ahora va a resultar que para poder criticar algo tienes que ser completamente ajeno a ello? ¿Hay que vivir en una isla desierta o en una cueva para poder criticar con coherencia este sistema? ¿No es acaso mas lógico y cabal que critiques precisamente algo que conoces bien? Tienes pinta de ser una persona inteligente y algo despierta y por eso me extraña que cometas semejantes errores de bulto. Estoy seguro que a ti este sistema tampoco te gusta del todo, la única diferencia está en que intentas que haya cierta coherencia entre tus actos y tu ideología y como te da pereza cambiar tus actos pues intentas cambiar tu ideología. No haces mas que engañarte a ti mismo amigo. Si no eres estúpido no podrás evitar ver la realidad de las injusticias que se cometen en este sistema y eso te va a seguir afectando por mucho que intentes autoconvencerte que estamos en el «mejor de los mundos posibles» o alguna patraña autocomplaciente por el estilo. No puedes hacer que tu conciencia mire para otro lado.
    Por supuesto que la gente tiene contradicciones, todos las tenemos. El arte de vivir consiste en saber aceptar esas contradicciones e intentar reducirlas sin que sea demasiado traumático a nivel personal. Si ahora te toca currar en algún sitio repugnante, estas pillado por una hipoteca y no le ves salida a la situación rendirte e intentar justificar esa forma de vida que en realidad desprecias no te va a ayudar. Solo acabarás mas amargado. Piensa en ti mismo como una especie de «célula durmiente» de libertad que cualquier día de estos puede despertar y empezar a hacer lo que realmente piensa que se debería hacer. Si no te rindes y ofreces pequeñas resistencias cotidianas a este sistema puede que ayudes a todos los demás que están intentando atrancar los engranajes. El sistema no es tan fuerte como parece. Solo necesita que una mínima parte de la gente lo combata para derrumbarse. Por ejemplo el dinero liquido en los bancos es muy escaso, casi todo lo que tienen es en realidad dinero prestado. Si solamente un 2 o un 3% de los clientes deciden sacar de repente todos sus fondos en metálico los bancos quebrarían. En todo lo demás es lo mismo.
    El objetivo prioritario del sistema es quebrantar la voluntad de libertad de las personas, que se rindan y no solo no se resistan sino que lo defiendan. Durante toda la vida te bombardean constantemente con mensajes que te intentan cortar toda esperanza de libertad para que no te resistas, para que seas dócil, productivo y fácil de manipular. Para que incluso cuando no ves posibilidad de combatir de forma eficaz aquello que odias, acabes defendiéndolo aplicando el viejo dicho de «si no puedes vencerlo unete a el». ¿Te das cuenta que lo han conseguido contigo?
    Paso a comentarte errores concretos de tu argumentación:

    Se supone que con esta forma de vida uno escapa al capitalismo: sus ingresos dependen de sí mismos. Trabajan sin horarios, cuando quieren. La realidad desde luego no es esa

    Evidentemente si vives en esta sociedad no tienes mas remedio que colaborar en mayor o menor medida con el sistema por mucho que intentes luchar contra el pero no te quepa duda que si te lo propones en serio tu lucha puede ser mucho mas negativa para el sistema que tu indirecta «colaboración». Por ejemplo ¿te has parado a pensar que pasaría si la mayoría de la gente adoptara esa postura que a ti te parece tan ridícula de negarse a trabajar como asalariado en una gran empresa? Adivina a donde se irían las macrocorporaciones y sus engominados directivos. No todo es blanco y negro amigo. La vida tiene infinitos matices. A veces simplemente el «no hacer» algo puede tener mas valor que tomar ciertas otras acciones.

    Es una crítica a su crítica a nuestro sistema de vida

    Si criticar te parece mal no deberías criticar tu también. Deberías simplemente contemplar lo que ocurre sin hacer ninguna valoración ni de unos ni de otros para ser coherente con la postura que defiendes.

    A los que nos critican a los perdedores que somos parte del sistema

    Nadie te considera un «perdedor» por ser parte del sistema. Todos lo somos en cierta medida si vivimos en este planeta. Si alguien te ha despreciado por ello alguna vez será algún descerebrado que no sabe nada de la vida, no se lo tomes en cuenta. No eres culpable de seguir el camino que te han obligado a seguir las circunstancias de tu vida a no ser que realmente hayas tenido opciones claras para elegir y hayas tomado las decisiones equivocadas (casi nadie tiene en realidad muchas opciones claras para elegir que camino sigue en su vida). Lo único que te convierte de verdad en un perdedor es perder toda esperanza, rendirte y dejar de luchar. Convertirte en defensor de tu enemigo en una especie de síndrome de Estocolmo social. Entonces si que has perdido amigo.

  7. Vamos a llamar a las cosas por su nombre. Estás hablando de los perroflautas, los saltimbanquis y demás fauna urbana. Son todos marihuaneros cuando no directamente drogadictos, y por supuesto todos de corte anarcoide. Esa gente no son «alternativos», son escoria. Yo los deportaba todos a Siberia para ser debidamente reeducados en un Gulag.
    Para combatir al sistema sólo hay tres caminos: revolución armada, sabotaje interior o retiro autosuficiente al campo. Todo lo demás, son chorradas. Quedarse en la ciudad para hacer el mimo, debería ser motivo para aplicar la Ley de Vagos y Maleantes.

  8. Mira,nose como piensas pero me supongo que estaras tan acojonado de un cambio en el sistema que intentas cambiarte a ti mismo antes que afrontar algo diferente de lo que estas viendo.
    Este tiempo es el mas hermoso que existe,¿El porque?Por que eres capaz de haber visto 2 sistemas,uno antiguo y otro nuevo pero para eso hay que moverse,actuar,tener las ideas claras.
    Sea quien sea el que este cambiando aportara,solo escribiendo esto…
    Actualmente estamos despertando,al ver tanta mierda junta que nos da que pensar hacia donde bamos todos.
    Esque no es solo 1 crisis financiera.
    Existe crisis mediambiental,crisis financiera,crisis alimentaria y crisis energetica.
    Y que se hace contra eso,nada o poco.El ¿por que?Simple porque se gana mas teniendolo todo igual que cambiandolo.(Siempre se poseen mas beneficios teniendo el sistema sin modelar que arriesgandote a modelarlo)
    Y pensar asi no es marginarse sino ver la realidad,si consigues ver las cosas asi quizas cambies algo,sino no cambias nada y todo seguira igual.
    La crisis financiera:el maximo arreglo que existe es quitar dinero de los contribuyentes ¿Te parece normal?
    La crisis energetica:el maximo arreglo que existe es crear mas centrales termicas de carbon en China donde cree mas contaminacion. ¿Te parece normal?
    La crisis medioambiental:El maximo arreglo que existe es reducir emisiones de CO2 y contruir mas centrales nucleares para no emitir CO2. ¿Te parece normal?
    La crisis alimentaria:El maximo arreglo que existe es nulo,seguir con los biocombustibles y el petroleo que hacen subir los alimentos.¿Te parece normal?
    Esto no es ser marginal es ser realista,que yo sepa solo tengo 1 mundo donde vivir y de momento ni he empezado a trabajar(Y lo tengo para pensar por que mis padres no ganan y son empresarios(¿Si quiebran tampoco le llorara nadie,sabes?,ni saldra en las noticias).
    Nose como no veas el mundo de Zapatero donde la crisis es imaginacion de todos…
    Ahhh¡¡¡ Claro que es politico y son los último que caen,siempre tienen su sueldo cada mes…y encima se lo ponen ellos.¿Que suerte no?

  9. Iba a contestar algo enojado, porque he dejado de leer a los pocos párrafos, no me estaba gustando por dónde ibas, y veo que ya te lo han hecho saber otros lectores.
    La gente que trabaja en la calle huye de esta mierda de sistema por dignidad. Y sí, siempre será mejor trabajar en lo que te guste, aunque tengas que tocar ‘Las cuatros estaciones’ 400 veces al día, que permitir que un cerdo ignorante te trate como una mierda día tras día por una mierda de sueldo.
    Se llama dignidad y contribuye a que los demás sepamos y veamos que no todo está perdido.

  10. Cron, el artículo creo que va dirigido a personas como tú, que no defienden algo de lo que no tienen ni puta idea.
    Todos los temas que comentas (crisis financiera, energética, medioambiental…) son demasiado complejos para responderlos coherentemente no ya en un comentario, sino en un post.
    No sé quién os a inculcado a los ecologistas «marca Greenpeace» que las centrales nucleares son perjudiciales, cuando se tratan de uno de los métodos menos contaminantes para producir grandes cantidades de energía.
    En lugar de dejar un comentario tan poco objetivo, podrías preguntarte si tienes los suficientes conocimientos como para criticar lo que desconoces.

  11. Aquí lo importante es no pensar. Toda declaración de intenciones fuera de las pautas o de lo políticamente correcto ya es una provocación. Un pensamiento una falacia.
    Mejor consumamos, que para eso no hace falta pensar.

  12. ¡Cuantos comentarios!, me juego el cuello que esto ha salido en Menéame o similar.
    En fin, que estoy bastante de acuerdo con lo que comentas en la entrada aunque me gustaría remarcar dos cosas, la primera es que es curioso que la gente antisistema (como los artistas callejeros) sí acepten el dinero obtenido dentro del sistema, es decir, no creo que nadie sea un Robin Hood, si yo le soltase un euro a un perroflauta (cosa que jamás he hecho ni haré) estaría desviando parte del salario que me paga mi despiadada multinacional. Más sistema que eso no se puede ser.
    La segunda es lo triste que resulta que muchos (no serán la mayoría, pero sí son muchos) de esos alternativos sean niños de papá, que el día que se cansan de hacer el gilipollas levantan un teléfono, se cortan las greñas, se calzan el traje y a currar como unos señoritos y a esquiar en enero como han hecho toda su vida.

  13. No soy totalmente partidario de dichas ideas, en parte, por que me parece que ni unos están tan integrados en el sistema, ni los otros están tan desligados de el… de hecho, estos últimos, por desgracia, en muchos casos, cuelgan de el.
    Pienso que trabajar por determinados honorarios ciertamente bajos, me parece horrible, de hecho, ya no solo eso, si no la imposición necia de unos horarios (aun que se cumplan las 8 horas diarias) que son mas bien el lastre de un apalancamiento de en este caso, la antigua España de comida y siesta en casa… Por no hablar de cada día, de manera legal, intentan imponernos mas control y muchas menos libertades… Lobbies terribles y depredadores que imponen impuestos revolucionarios con el beneplácito del gobierno…
    Todo, por un motivo, ¿cual? La gente cada día vive mas asilada unos de otros, no nos ponemos de acuerdo para nada… estamos bien amansados, unos con el futbol, otros con los cotilleos otros con Internet… nos han ido robando todos nuestros privilegios y no se ha hecho absolutamente nada…
    Pero el mundo tiene que aprender, que desde hace ya mucho tiempo, el poder mana del pueblo y reside en el mismo…
    Tambien entiendo, que en muchos sentidos, el pueblo intenta depredar los sistemas establecidos, evadiendo impuestos, buscando todos las triquiñuelas posibles para no hacer esos “informes” día a día…
    Yo puedo dar las gracias por el trabajo al que he podido acceder, por que de el puedo sacar un gran beneficio: Aprendizaje.
    El horario me parece monstruoso y el pago es bastante formal, teniendo en cuenta los sueldos de mi provincia…
    Lo cual quiero decir, resumiendo, es que una gran parte de los problemas que tenemos todos, se solucionarían si los poderes nos sentáramos a hablar, el pueblo, la industria y el gobierno…
    Ojala algún día exista esa opción, aunque lo veo difícil…
    Si todo eso falla, siempre podremos echarnos a las calles y hacer barricadas otra vez.

  14. yo no voy a criticar al autor del texto, porque creo que él no se está metiendo con la forma de vida antisistema, sino que intenta hacer ver a estas personas, que ralmente tienen una forma de vida sistemática como la de los demás, incluso cuando muchos de ellos afirman que están fuera del sistema y están convencidos de ello.
    Mi opinión particular es que no está bien defender al sistema a ultranza ( porque todos sabemos que tiene muchísimos errores) pero tampoco se puede estar en una postura totalmente contaria.
    En el sistema hay algunas cosas buenas de las que se puede sacar provecho, porque sin él, ¿de dónde saldrían lo médicos para formar parte de médicos sin fronteras?( es sólo un ejemplo)
    Se que hay muchas injusticias, y que el actual sistema nos lleva a crear personas materialistas complusivas sin otro afán que el bien propio. Pero que debemos hacer, ¿partir de cero?, (partir de cero ¿no es volver otra vez a cometer antiguos errores?)
    Yo no tengo la solución, y me siento mal como todos vosotros por la injusticias de este mundo.

  15. Axioum:
    La energía nuclear se caracteriza por producir, además de una gran cantidad de energía eléctrica, residuos nucleares que hay que albergar en DEPOSITOS AISLADOS y CONTROLADOS DURANTE LARGO TIEMPO. A cambio, no produce CONTAMINACIÓN ATMOSFERICA DE GASES DERIVADOS DE LA COMBUSTION que producen el efecto invernadero, NI PRECISAR el empleo de combustibles fósiles para su operación. Sin embargo, LAS EMISIONES CONTAMINANTES INDIRECTAS DERIVADAS DE SU PROPIA CONSTRUCCION, DE LA FABRICACION DEL COMBUSTIBLE y DE LA GESTION POSTERIOR DE LOS RESIDUOS RADIACTIVOS(se denomina gestión a todos los procesos de tratamiento de los residuos, incluido su almacenamiento) NO SON DESPRECIABLES.
    Y si pretendes decirme tambien que seran capaces de controlar esta energia durante largo tiempo y todos sus residuos,mas las centrales nucleares que se calientan y deterioran sea como sea la central nuclear de forma armonica al planeta y a todos sus habitantes(Aunque sea de última generacion su «vida útil» esta limitada).
    Que yo sepa si se sigue jugando con fuego terminaras quemandote y mas si encima avivas la llama creando mas centrales…
    Solo tienes unas cuantas noticias de hace poco donde se ve la efectividad de las centrales…(Ya piden mas controles exhaustivos,que ocurre ¿Que antes no habian,tan «exhaustivos»?)
    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/08/25/ciencia/1219682820.html
    http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=17688
    Y no soy ecologista,soy realista…esque sera por maneras de conseguir energia.Si se invirtieran esos 700 mil millones de dolares en algo productivo no para el mercado(Que tambien es importante) sino para el desarrollo cientifico al menos se conseguiria algo nuevo en conseguir alternativas energeticas…
    La maquina mas grande del mundo que es el LHC vale unos 3.760 millones de euros,imaginar lo que se hace con unos 700 mil millones de dolares.Se termina con el hambre en bastantes paises,se realizarian mas estudios(Al poder contratar a mas cientificos y conseguir mas medios…),etc.

  16. Hola a todos. Me ha gustado mucho este post y los comentarios. No hay mucho más que añadir a lo dicho aquí salvo comentar que el capitalismo es en si mismo contradictorio. Cualquier argumento de coherencia dentro del sistema se ve avocado a la contracción.
    Mi opinión acerca de los guays y los alternativos es algo parecida a la de zrubavel. Es muy dificil encontrar a alguien totalmente coherente que sea antisistema y que viva dentro del sistema. Como decía alguien, si quieres ser coherente, tírate al campo o monta la revolución. Si no, al menos, se consciente de que haces lo que puedes. Y desde luego, no vayas de guay y de tener una autoridad moral superior al resto de la humanidad solo porque vas con pintas alternativas y fumando porros por la calle.
    Por cierto, otro tema interesante relacionado con esto es que, en ciertos círculos, o van con este rollo o no te comes un rosco. Mucha gente va de alternativo solo por esa razón, hay que tenerlo en cuenta…

  17. Como bien se dice en la pelicula «Los Educadores» cada vez es más difícil luchar contra el sistema. Antes con dejarte los pelos largos ya conseguías un gran trecho, hoy día hay que estar meticulosamente organizado.
    Está claro que la gente que está en contra de este sistema, tiene que crear otro, hoy en día ya no se puede vivir aislado. Así que en vez de dormir en la calle, vender pulseritas etc etc, lo mejor es crear un sistema alternativo, para lo que es necesario gente influyente (como ha pasado toda la vida, la gente rica es la que verdaderamente cambia el mundo). Claro, hoy en día los ricos con personas mayormente mayores, acostumbradas y acomodadas al sistema.
    ESTA TODO PENSADO! El sistema no esá hecho de un día para otro

  18. Hay quien vive en el campo, hay países que no dependen «tanto» de los caprichos del FMI, el BM o el Banco Europeo, hay un libro que te explica como ser autosuficiente con 5 Hectáreas de terreno y ganas de trabajar, hay quien está atrapado en el sistema como una mosca, y quien no…

  19. EL SISTEMA
    Me hace gracia algún comentario que hay por aqui hablando de «el sistema» como una máquina devoradora que no quiere que pienses, sólo que trabajes para él, para enriquecerse a tu costa…
    A ver, el sistema somos todos, no nos liemos, no hay una entidad abstracta que mueve los hilos, ni siquiera una sociedad secreta, ni nada de eso. Muchos de los multimillonarios de hoy en dia empezaron sudando tinta, que no todos se graduaron en Yale y pertenecen a los Skull & Bones.
    El que quiere trabajar para un jefe chupasangre lo hace, y el que no quiera no sólo tiene la opción de pasarse el dia en la calle con la flauta y el perro, también puede abrir su propio negocio o buscarse la vida, hasta te dan ayudan para ello, de verdad.
    Y el que quiera pensar por si mismo lo tiene muy facil, al menos en España, las bibliotecas públicas prestan libros gratis! e internet está al alcance de cualquiera. Incluso puedes crear tu propio partido político si no te gustan los que hay.
    Así que no nos escudemos en que el sistema nos ahoga, no nos deja pensar ni expresarnos. Que se pueden hacer muchas cosas si se quiere.
    Ah! y excelente artículo.

  20. Supongo que la del post es una reflexión que todos nos hemos hecho alguna vez; al menos todo aquel que tengo un mínimo de inconformismo. No nos gusta cómo funciona el sistema, pero, ¿cómo nos salimos de él, y en qué grado?
    Yo siempre he pensado que la única salida posible es la misma que cuando te encuentras atrapado en una corriente: si te dejas llevar perecerás ahogado, pero si nadas en contra el agotamiento acabará por producir el mismo efecto. La única oportunidad está en nadar transversalmente. Dejándote llevar lo justo pero forzando el rumbo lo que te sea posible hacia donde tú quieres.
    No hace falta convertirse en ‘perroflauta’ e irse a vivir de ocupa (dos opciones -y sobre todo la segunda- que respeto como cualquier otra). Normalmente basta con pequeños cambios en nuestras costumbres para ir modificando «el sistema desde dentro».
    Para empezar, no ver la tele es un paso más fácil y más trascendente de lo que parece: no hay instrumento que nos manipule más que ése. Dejar un trabajo de condiciones indignas o abusivas y cantar las cuarenta al jefe es algo también muy saludable: aunque sea un acto individual, si todos fuéramos un poco menos sumisos acabarían por mejorar las condiciones en que trabajamos. A ningún empresario le interesa que el personal le dure 4 meses, esto os lo puedo asegurar.

  21. En el siglo XIX los anticultura de VERDAD se iban a paises del tercer mundo a crear desde cero su propio mundo en comunas y en pueblos aislados del mundanal ruido capitalista.
    Aquellos si que revolucionarios de verdad. Con dos cojones como los de Blasco Ibañez. El que se queda aquí y sabe lo que hay y si de verdad creyera en sus ideas haría lo que hacía esta gente en el siglo pasado.

  22. Jeje, no me extraña que hayas bloqueado lo del meneame. Menudo aluvión
    Yo he convivido con amigos a los que podrías meter dentro de ese heterogéneo grupo «contracultural». No es gente que esté totalmente fuera del sistema (es prácticamente imposible) sino gente que vive, como decía un amigo mio, como un rey entre las ruinas.
    Vivir así tiene bastantes sacrificios, porque la base está en reducir al mínimo la cantidad de dinero que necesitas para vivir. Así tengo amigos viviendo en una caseta de herramienta, con luz y agua, eso si, sin pagar un duro.
    Eso te permite, por una parte ser más o menos flexible en cuanto a los trabajos a los que te dediques, sin tener que vender nunca tu dignidad y al mismo tiempo disponer de tiempo, que es lo único que tenemos en esta vida. Todo tiene sus sacrificios claro, así es difícil conseguir la estabilidad que se requiere para formar una familia. No hay ahorros.. Ni seguridades. Es una cuestión de elección, pero las opciones están ahí. El que no las coja es porque no quiere.

  23. ¿Tan malo es EL SISTEMA? Existen los horarios de mierda, los jefes ignorantes y prepotentes, ¿y qué? La evolución asegura que siempre habrá individuos con ciertas taras que lastrarán a la especie en su conjunto. Nosotros somos (o podríamos) ser así para terceras personas. No estamos hablando de una sociedad aparte; somos nosotros, nuestra forma de interactuar, la que genera todo lo bueno y lo malo de nuestra sociedad. No es por ser conformista, que no, pero hay que darse cuenta de que no existimos para que el mundo nos complazca. No tenemos derecho a los lujos, ni la naturaleza nos garantiza ningún derecho, ni siquiera la supervivencia. A lo largo de la historia ha habido múltiples sistemas de organización social, y habrá otros en su momento. Estos sistemas se han desarrollado de modo que, más o menos, se pueda aspirar a tener una vida. Para eso hay que tener un trabajo. Luego un trabajo es un tesoro. Hay trabajos de mierda. Luego buscarte la vida, es una buena solución. Y es que ¿qué sistema vas a destruir o remodelar? ¿Vas a entrar en la mente de cada ciudadano y educarle para ser feliz, esquivando ésto y aquéllo? En definitiva, ¿qué tenemos que hacer para mejorar esa entidad llamada EL SISTEMA? ¿Qué hacemos mal? Y en caso de haber algo que hacer, ¿realmente nos mejorará como personas, creeremos que nuestra vida ha mejorado en algo?
    Siempre aspiraremos a cosas, y siempre habrá algo por encima de nuestras posibilidades.

  24. Jesus dijo:
    «Yo soy el camino,la verdad y la vida»

    El sistema de este mundo no nos ayuda en lo absoluto.Pero existe un Dios vivo que puede cambiar la realidad que vivimos y ese Dios es Cristo.Nada mas ni nada menos.Si vamos a criticar,hagamos una critica constructiva..
    Antes de ver lo negativo de la otra persona,miremos y examinemos nuestros errores..
    Nadie puede cambiar al mundo ni a las personas,solo Dios puede hacerlo.
    Con mucho respeto.Los saludo atentamente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *