Dejarse perder


A priori, resulta sorprendente que, con la Real Sociedad en puestos de descenso desde hace muchas jornadas y con el Osasuna superándole en siete puntos, las casas de apuestas den como claro favorito del encuentro entre ambos equipos a la Real Sociedad. A pesar de que se juega en el estadio del Osasuna.

Osasuna – Real Sociedad. Por cada euro apostado al resultado final, se obtendrán:
(1) 3.30
(X) 3.35
(2) 2.10
Por ejemplo, el Sevilla está luchando por ganar la liga, y juega el casa contra el Zaragoza:
Sevilla – Zaragoza.
(1) 1.55
(X) 3.75
(2) 6.25
La explicación a esta valoración tan favorable a la victoria de la Real Sociedad fuera de casa se obtiene consultando lo que ocurrió en la temporada 2000-2001. En la última jornada se enfrentaban Osasuna y Real Sociedad. Los primeros necesitaban ganar y esperar que sus rivales directos – entre ellos el Oviedo – no lo hicieran.
Los ovetenses jamás perdonarán esa fácil victoria del Osasuna en un partido decisivo, ante una muy superior Real Sociedad. Tras ese descenso vinieron otros y el hundimiento del equipo, que entiende al Osasuna como el desencadenante de su infortunio. La solidaridad entre los equipos «vascos» en las últimas jornadas de liga siempre ha llamado la atención.
Hoy en día gracias a las casas de apuestas puede medirse hasta la probabilidad de que un equipo se deje perder. Esta casa de apuestas – y todas las demás – la ve como muy elevada.
Los amantes del riesgo entenderán la apuesta contraria. Si el Osasuna pierde y el Betis gana su situación pasaría a ser tremendamente complicada en las dos últimas jornadas de liga. Tendrían encima que jugar contra el Betis en la siguiente jornada – lo que podría dejarles incluso en puestos de descenso. Y aún en la última jornada enfrentarse al Atlético de Madrid, que seguro que para entonces estará arrastrándose para asegurarse un puesto en las competiciones europeas.
Aunque algo me dice que el Osasuna pagará su deuda de honor. No dejándose perder, que es casi imposible. Para perder basta con no querer ganar. Aunque cuando crees que tu rival se va a dejar perder la situación se vuelve surrealista, porque el que espera ganar no sabe que bastaría con que jugara un encuentro normal para que acabara ganando.
En cierto modo el que quiere perder no se esfuerza – esperando cumplir su objetivo – y el que espera ganar no se esfuerza – porque piensa que no es necesario para cumplir su objetivo. El resultado será uno de los partidos más irracionales de los últimos tiempos.
[Actualización: Pues al final el Osasuna acabó ganando 2-0. Algunos aficionados del Osasuna se indignaron con los goles de su propio equipo. Todos los rivales de la Real Sociedad ganaron, con lo que la dejan con un pie en Segunda División. Y el Osasuna se aseguró la permanencia.]

5 comments

  1. en esta ocasion mas que una ayuda por ser equipos vascos es un intento de hundir a otro equipo vasco: el athletic de bilbao,club odiado por la aficion y por la directiva pamplonica

  2. Para los que nos dedicamos a las apuestas, imagínate la locura que son estas situaciones. En este caso además, lo que suceda en otros campos puede marcar también el rumbo del partido de Pamplona.
    Se miran con lupa hasta las declaraciones del utillero, a ver si dan alguna pista acerca de cuáles son las sensaciones en el seno de uno y otro equipo.

  3. al final me equivoque y gano el osasuna,lamentable lo de su aficion (al menos la radical yendose del campo porque su equipo iba ganando).me alegro de haberme equivocado y de creer que el osasuna se dejaria ganar,aun quedan romanticos en el futbol:)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *