En el ojo ajeno

Muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras virtuales por la censura de la viñeta de una revista cómica son los que a diario borran comentarios de sus blogs en los que se expresaban opiniones razonables pero contrarias a su modo de pensar, tachando de trolls o inadaptados a estos comentaristas.

3 comentarios en «En el ojo ajeno»

  1. siempre he pensado que las ideas, si no te gustan o te ofenden, con ideas se han de combatir. Si un autor infringe la ley con su obra (o sin ella), deberia ser juzgado por ello, pero eso de secuestrar la obra…
    que tengamos lo que merezcamos

  2. Totalmente de acuerdo contigo. Yo ya he desistido de comentar en muchas blog que prescinden de comentarios que no bailan su misma canción.
    Ah, y enhorabuena Zrubavel, no por el blog, que también, sino por el Yondelis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *