Europa (Zentropa)

La película Europa ( llamada Zentropa en la edición americana ) del director danés Lars Von Triars comienza de una forma fascinante: una voz en off – la maravillosa voz de Max Von Sydow – trata de introducirnos en un sueño hipnótico. Simplemente por ese primer minuto, ya la película merece la pena.
El argumento es quizás un poco lento, el director está tan bien considerado por su técnica más que por su perfección narrativa. Aún así tiene detalles de originalidad en la presentación de los hechos que ya quisieran para sí muchos ganadores de Oscar.
El protagonista, forzado por las circunstancias, es obligado a poner una bomba en un tren. Si no lo hace, su mujer morirá. [El resto del post incluye información sensible sobre el final de la película]


*****************************************************************
Siendo revisor de tren, no tiene problema para la colocación. Solo tiene que hacerla explotar en determinado punto concreto. El hombre sopesa el amor por su mujer, y la muerte de cientos de personas. Al final, decide desactivar la bomba.
Los que se preguntan la causa de que unos ciudadanos británicos perfectamente integrados en la sociedad decidan llevar a cabo una masacre, tal vez deberían ver esta película.
El estilo del director, que me atrevería a definir como pasivo, presenta una serie de hechos. Y luego los deja ir cuesta abajo. Una vez aceptas una serie de cosas, las consecuencias se van desencadenando sin control y es capaz de convencerte de su necesidad ( entiéndase necesario como «adj. Que se hace y ejecuta obligado por otra cosa, como opuesto a voluntario y espontáneo» ).
En Londres todos vimos el final de la historia, en forma de explosiones suicidas. Los policías nos han contado el comienzo, las vidas de personas normales. Quizás si veis la película, llegaréis a la misma conclusión de que ese tipo de cosas no son tan extrañas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *