La tragedia del programa Padre

En España hace muchos años se inventó un software que permitía realizar la declaración de los impuestos sobre la renta de forma mucho más sencilla. Ese programa se llama PADRE (Programa Ayuda Declaración Renta ¿España?).

Las primeras versiones del programa se vendían en estancos, en forma de cederrón que instalabas en tu ordenador. Luego llegó Internet y ya se podía descargar por Internet. Como el programa era bastante grande para las conexiones de la época te lo descargabas en varias partes, a lo largo de horas, y luego las unías en un único programa.

Desde la primera versión que utilicé me llevé una impresión muy buena. He hecho algunos programas de ordenador y he trabajado con cientos de ellos pero con el programa PADRE siempre tenía en la cabeza la frase «esto está muy bien hecho». Cada detalle era excelente, se había cuidado cada tabulación, el diseño de los menús, la forma de mostrar la información era muy clara. Comparado con el software cutre y trapero que estamos acostumbrados a emplear, salvo contadas excepciones de programas que llevan muchas versiones en el mercado, era una maravilla que algo así se hubiera hecho en España y por funcionarios.

Tenía toda la pinta de estar programado en Visual Basic y la instalación y desinstalación eran muy sencillas y limpias. Era un programa ante el que no tenía ni una sola queja, lo habría votado entre los diez mejores programas que había usado jamás. Es cierto que no sirve para diseñar casas ni para retocar fotografías, pero lo que hace lo hace de forma sencilla, clara y eficaz.

Este año sin embargo me he encontrado – y seguramente algunos de vosotros también – con un programa totalmente diferente. Lo han reescrito desde cero, usando Java, para que sea también compatible con otros sistemas operativos (Linux y Mac). El resultado de este cambio ha sido triste, pues se han dado muchos pasos hacia atrás.

La estabilidad ha desaparecido. La aplicación se ha quedado colgada un par de veces, han fallado cosas triviales por presuponer rutas de instalación, hay problemas con los permisos de acceso. Sigue permitiendo realizar la Declaración de la Renta, pero causa cierta pena ver cómo se ha destrozado un programa tan bueno, con un resultado tan poco logrado.

Estos pasos hacia atrás son a veces necesarios. Un porcentaje tan pequeño como ruidoso de usuarios utiliza principalmente el sistema operativo Linux y se quejaban de que algo hecho «con el dinero público» no fuera compatible con el software de su elección. Desde luego, su queja es legítima. Aunque recuerda los absurdos de un país en crisis que tiene que gastar fortunas en reformas para que cualquiera pueda hablar en el idioma regional que guste y todo el mundo pueda enterarse de lo que dice, aún cuando casi siempre esa persona conocerá el idioma común.

El esfuerzo en hacer compatible el programa con otros sistemas ha llevado a que el programa que antes funcionaba de forma impecable ahora falle con cierta frecuencia. Si a mi me ha costado realizar la presentación telemática, me imagino que a un buen porcentaje de usuarios les habrá supuesto la renuncia al proceso y la vuelta al sistema clásico de que te la hagan en las oficinas del Ministerio de Economía y Hacienda.

Se supone que el año que viene la mayoría de los errores estarán subsanados y tanto unos usuarios como otros podrán disponer de un programa que funcione en todos los casos. Personalmente echaré de menos esos cuadros de entrada de texto tan majos y logrados, esos avisos de que no había marcado el indicativo de colaborar con la Cruz Roja.

Aparte: Estoy totalmente en contra del penoso sistema de ahorro presupuestario consistente en recortar los sueldos de los funcionarios que más ganan. Me consta que en Hacienda tienen un departamento informático excelente y siempre tratan de captar a los mejores nuevos funcionarios. Si se quiere poner orden en la economía española hay que meterle la tijera a las pensiones, la gran ficción que no puede durar eternamente.

16 comments

  1. No me parece procedente el comentario sobre los idiomas. Se estaba hablando de que, para usar el PADRE, había que pagar una media de 100 euros en la adquisición de un determinado sistema operativo. No es sólo discriminatorio para los usuarios de sistemas operativos libres, sino también para los que han pagado uno y casualmente no es el «correcto» (OS X).

    Han hecho una chapuza (que a mí me ha funcionado perfectamente en Linux) porque no le han dedicado el suficiente tiempo y/o recursos; al menos, el mismo que para la versión en VB. No tiene nada que ver con el lenguaje en el que esté programado.

    En todo caso, una buena idea intermedia podría haber sido mantener la versión en VB, corrigiendo algunos detalles para que pudiera funcionar sin problemas con Wine y Parallels. No habría supuesto tanto esfuerzo: programas bastante más complejos consiguen ser emulados.

    [Comentario zrubavel: mced, eso de que haya que pagar 100 euros para comprar el sistema es demasiado linuxero, no me esperaba eso de ti. Y en realidad el sistema operativo vale mucho más, sólo que si compras un PC te lo rebajan en torno a esa cantidad.

    Si quiero obtener el certificado de empadronamiento tengo varias alternativas, una es ir a la Junta de Distrito y esperar una fila de una hora. Nadie me obliga a pagar un euro por el autobús pero eso es lo que cuesta y lo tengo que tomar para ir allí. Hay alternativas gratuitas (ir andando, descargarlo con firma digital) y no considero que me estén marginando respecto de las personas que vivan enfrente de la Junta de Distrito.

    La Agencia Tributaria daba un amplísimo abanico de posibilidades a la hora de realizar la declaración y el Programa Padre era una de ellas. Si al 10% (exageración andaluza) de la población no le sirve, pero tienen dos o tres alternativas viables y gratuitas, tampoco es que se le esté marginando.

    Pero como he indicado entiendo su postura y lo del Wine me parece un parche inaceptable. Igualmente dejarles una versión Java llena de errores y que los usuarios de Windows tengan una impecable tampoco es una solución limpia y el compromiso de agradar a los usuarios de Linux ha sido en mi opinión casi excesivo.]

  2. Hombre, los linuxeros seremos ruidosos, pero desgraciadamente somos muy pocos y frecuentemente ignorados, por lo que no creo que la razón para cambiarse a Java sea esa.
    En cualquier caso, una administración pública debería por definición apostar por un software lo más compatible posible.

  3. Menuda comparación la de los idiomas sin tener nada que ver, a eso se le llama falacia, no?

    Que hayan hecho una chapuza no significa que hubiera sido mejor la alternativa anterior, si haces un software público lo lógico accesible sin un coste excesivo a todos los ciudadanos. Hoy en día eso es relativamente sencillo (casi sin coste, quizá simplemente algunas horas de adaptación más testing) con lenguajes como Java o Python. Un poco más allá, lo mejor sería que fuera libre o con especificaciones y formatos estándar.

    Pero vamos, lo de los lenguajes confundiendo huevos con una bicicleta.

  4. Si quiero obtener el certificado de empadronamiento tengo varias alternativas, una es ir a la Junta de Distrito y esperar una fila de una hora. Nadie me obliga a pagar un euro por el autobús pero eso es lo que cuesta y lo tengo que tomar para ir allí. Hay alternativas gratuitas (ir andando, descargarlo con firma digital) y no considero que me estén marginando respecto de las personas que vivan enfrente de la Junta de Distrito.
    +1

  5. Lo que tendrían que hacer es un «software en la nube» que tanto les gusta a las gentes.

    Y oye, yo estoy de acuerdo en lo del idioma.

  6. Hay otra forma de ahorrar cientos de millones de Euros: hacer caso a los ruidosos y minoritarios fans de linux, dejar de pagar a una multinacional norteamericana las licencias de su software y pasarse a un software libre, público y de código abierto.

    El dinero de licencias iría al desarrollo de software «made in spain» y a la potenciación de nuevas tecnologías en este anticuado país.

  7. Totalmente de acuerdo en la parida de los idiomas. Como nos sobra la pasta, gastémosla en pagar traductores para sus señorías (que hasta ayer han hablado en un idioma que todos conocen, sin traductores). Eso es lo primero que el Gobierno habría tenido que cortar. Pero claro, entonces sus amigos nacionalistas le habrían cerrado el chiringuito.

    A mí me ha pasado algo muy gracioso con la versión para Mac OS X: instalé la primera versión y empecé a introducir todos los datos. Un par de días después lo volví a abrir para terminar la declaración y me saltó un aviso de que había una nueva versión. Le dí a «Descargar e instalar», cerré la aplicacióny la volví a lanzar. Para mi sorpresa, volvió a visarme de que existía una nueva versión. Mosqueado, miré el contenido del directorio que se crea al instalarla y me encontré con que se había creado otro directorio nuevo dentro del anterior (donde estaba la nueva versión). Hasta aquí lo anecdótico y poco importante. Lo serio llegó cuando intenté cargar el fichero creado con la versión anterior y no hubo manera de cargarlo. Ante la perspectiva de tener que empezar de nuevo, opté por seguir con la versión «vieja». Vamos, una chapuza descomunal.

  8. bueno, voy por el segundo parrafo y ya no estoy de/en acuerdo,

    «las primeras versiones de ese programa fueron en DISKETES A», lo del Cd-rom llegó más tarde…

    bueno, sigo leyendo…

  9. o sea, dices que no le rebajen el sueldo a funcionarios que se estan triscando +3000 € al mes… y que evidentemente no tiene influencia o impacto grave en su economia domestica, y en cambio quieres meterle mano a las pensiones..

    ES ridiculo.

    Lo que hay que hacer es meter mano al FRAUDE FISCAL, que omites en este post y que te venia al pelo.

    pero tirar piedras contra las pensiones y los derechos adquiridos con sangre y hasta con carcel por generaciones anteriores…

    luchas por una jornada detrabajo digna, que ahora quieren subir a 60 horas semanales…

    luchas por buenas condiciones de trabajo y proteccion social…

    y en cambio… defiende a los más favorecidos,

    que casualmente son los que mas se quejan DE TODO lo que les quita hacienda.

    siempre es lo mismo, se quejan los que más tienen, nunca he visto que hacienda y el estado te quite dinero, sino que recaudan parte de los intereses que ese dinero genera.

    EL FRAUDE FISCAL implica miles de millones al año… y alli es donde hay que meter mano, y en las licencias de software privativo…

    lo demas son paraguadas para ganarse unos cuantos clics.

  10. Lo de «cederrón» ya me mató cuando lo lei en el diccionario y me ha vuelto a matar ahora…
    Seria divertido que fueran/fuerais consecuentes con esa nueva manera de hacer acronimos y empezaran/empezarais a usar ueneeeseceo o opeepe.
    En cuanto a la guerra windows/linux tampoco voy a meterme mucho porque me pego igual con uno o con otro y no me creo que la gente compre windows a no ser en empresas, asi que quejarse de que es caro, es falaz. Quien no tiene a mano un ordenador con windows es porque no quiere.

  11. Al hilo de lo de Parallels, la comparación con Wine es incorrecta.

    Wine te ofrece un entorno en que correr las aplicaciones de Windows SIN necesidad de Windows. Es decir, sin pagar la licencia.

    Parallels es una virtualización completa (como QEMU/KVM, VirtualBox, VMWare, etc.) con lo que el sistema operativo que corra, Windows, se tiene que pagar igualmente. Y en este caso el programa PADRE, como el resto del software, no necesitan ningún ajuste para funcionar, ya que a todos los efectos están corriendo en Windows.

  12. Tengo la sensación de que los únicos que tienen un problema con el bilingüismo son, precisamente los no-bilingües. Es decir, me parece muy natural que alguien que no sea bilingüe considere un desperdicio duplicar un texto pero también me parece irresponsable y carente de empatía por vuestra parte.

    ¿El día que todo el mundo sepa hablar Inglés dejaremos de hablar Castellano?

    En lo referente al ahorro coincido en parte con lo que ha dicho oliv en el comentario #9. El fraude fiscal es un problema prioritario y habría que meterle mano a ese tema antes que a otros. El problema es que yo considero que muchas pensiones, muchos subsidios y muchas subvenciones son, de hecho, un fraude y, por lo tanto, habría que meterlas en ese paquete.

    Por último, en lo referente al programa PADRE… para mí que el programa PADRE sólo funcione con Windows es tan inaceptable como que haya Monarquía, soy republicano por principios no porque salga más barato.

  13. ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL COMENTARIO INICIAL DE FONS ASINARUM.
    HAN CONVERTIDO UN PROGRAMA PRACTICAMENTE PERFECTO Y YA ENSAYADO Y VALIDADO POR LA EXPERIENCIA DE MUCHOS AÑOS,EN ALGO COMPLEJO E INEFICIENTE QUE A MI ME HA COSTADO MAS DE TRES VECES MAS DE TIEMPO CUMPLIMENTAR Y ENCIMA A DISGUSTO Y A CONTRAPELO Y CON ERRORES.

    PARA MI LA EXPLICACION DEL CAMBIO NO PASA POR LINUX, ES MAS SENCILLA Y MAS PROSAICA , ALGUIEN DENTRO Y ALGUIEN FUERA DE HACIENDA,SE HAN FORRADO CON ESTE ENGENDRO.

    EN CUANTO A LOS IDIOMAS Y EL INGLÉS, EN EL PARLAMENTO BRITÁNICO HAY MIEMBROS QUE PROCEDEN DE ESCOCIA, IRLANDA DEL NORTE Y GALES PERO ALLI NO SE HABLA NI GAÉLICO ESCOCÉS NI IRLANDÉS NI GALÉS SE HABLA SENCILLAMENTE EN INGLÉS Y TODOS,MIEMBROS Y MIEMBRAS,LO ENTIENDEN

  14. Centrémonos en el tema: el asunto es que el programa PADRE estaba muy bien y el PADRE 2010 es UNA MIERDA!

    Esto es una lástima y un problemón para los usuarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *