Las llaves

La cuidadora, que estaba al cargo del niño con parálisis cerebral, mientras sus padres pasaban un fin de semana fuera de Sevilla, salió a una discoteca el sábado por la noche, donde conoció al otro detenido, un joven ecuatoriano de 19 años.
Ambos estuvieron un rato charlando y bailando, y, cuando ella decidió ir al baño, él le pidió que le dejara algo como muestra de que volvería, y ella le dio las llaves de la casa de sus jefes, mientras que el joven le entregó su tarjeta de la seguridad social.
A su regreso del baño, la cuidadora vio que J.M.M.S. estaba bailando con otra joven, por lo que le dio vergüenza acercarse a él para pedirle las llaves, y después lo perdió de vista.
Esa noche la chica durmió en casa de una amiga, en lugar de en el domicilio del menor, y el día siguiente lo pasó, según su declaración ante el juez, buscando al joven que tenía sus llaves.[…]
Los padres llegaron a la casa poco antes de las ocho de la tarde del lunes y se encontraron al pequeño solo y muerto, aunque su primera reacción fue llevarlo al servicio de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde sólo pudieron certificar el fallecimiento, que, según los forenses, se produjo entre las 15.30 y las 17.00 horas de la tarde de ese mismo día. […]
La joven fue detenida el mismo lunes por la noche, al regresar al domicilio de sus jefes a coger algunas cosas, y ha permanecido en dependencias policiales hasta el mediodía de este jueves, cuando ha pasado a disposición judicial.
Extracto del diario El Mundo.

7 comments

  1. humm, ¿al joven de qué se le acusa?. ¿De sacar a bailar a la chica?. ¿Y a la chica esta qué le pasa en la cabeza?. ¿Está enferma o es que simplemente es tonta?. ¿El hecho de remarcar la nacionalidad del chaval es por algo en concreto?.
    Por cierto, pobres padres :(
    [Comentario zrubavel: Padres que se van sin el hijo un fin de semana, dejándo a su hijo en unas manos totalmente desconocidas, un niño con parálisis cerebral. Es duro, pero un poco de suerte han tenido. Quién sabe si antes de un mes están otra vez de vacaciones – para olvidar – y sin preocuparse de buscar niñera.]

  2. ¿Intercambiarse objetos antes de ir al baño, como si uno de ellos fuera a irse veinte años a una misión en la Polinesia? ¿No pedirle las llaves porque estaba con otra chica? Blas bendito, habré oído coartadas estúpidas en mi vida, pero ésta bate todos los records.

  3. Estremecedora noticia respecto a la cual comparto las dos opiniones superiores: Tanto los padres deben de ser los típicos que sudan mucho de sus hijos, yéndose de vacaciones sin ellos y dejándolos solos, como que la coartada suena muy rara, demasiado falsa.
    Cuando he leído lo del intercambio de objetos no he podido evitar soltar una carcajada.

  4. Estremecedora noticia respecto a la cual comparto las dos opiniones superiores: Tanto los padres deben de ser los típicos que sudan mucho de sus hijos, yéndose de vacaciones sin ellos y dejándolos solos, como que la coartada suena muy rara, demasiado falsa.
    Cuando he leído lo del intercambio de objetos no he podido evitar soltar una carcajada.

  5. Soy demasiado inocente y/o demasiado poco maquiavélico como para imaginar lo que realmente pasó.
    ¿Los padres lo tenian planeado?. ¿Es mentira lo de las llaves y la cartilla de las SS?. Una forma complicada de matar a un niño, no?. Huy , he escrito matar! Qué despiste.

  6. En el caso de que la historia sea cierta, no estaremos juzgando de manera demasiado severa a unos padres de los que desconocemos por completo su situacion? Alguno de nosotros tiene hijos con paralisis cerebral?

  7. No me gusta entrar a juzgar a los padres, creo que lo máximo que se les puede recriminar es no haber elegido bien a la niñera. Quizá eran las primeras vacaciones que se permitían en años, ¿qué sabemos? Yo sé lo que es empujar una silla de ruedas… y a veces uno siente necesidad de correr.
    Lo que me parece fuerte es que al chico de la discoteca se le imputen los mismos cargos que a la cuidadora, cuando él no sólo no tenía ninguna responsabilidad en cuidar del niño, sino que además se presentó voluntario a declarar, y si no hubiera sido por él no se habría sabido lo que ocurrió.
    Todo suena a que la cuidadora se agarró un buen pedo, acabó echando la papilla en el baño, y alguna amiga se la tuvo que llevar a casa, con lo cual se quedó sin llaves.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *