Lidl newsletter

Ya he mencionado en ocasiones anteriores que los supermercados Lidl me parecen uno de los lugares más singulares de España. Hay varias decenas de cadenas de supermercados pero todas se rigen por criterios similares, salvo Lidl que vive en un mundo aparte.

La cadena es de origen alemán e insiste, sin razón que pueda justificarlo, en mantener toda su forma de trabajar en España. Trae sus productos alemanes, algunos de ellos extraordinarios, que sin embargo no siempre encajan en el gusto cerrado de los consumidores españoles. Productos de exportación que no se pueden conseguir en ninguna otra parte y ofertados como si fuesen habituales de la cesta de la compra. Las secciones del supermercado escapan a la razón, puede haber estanterías repletas de vino y de cerveza y luego una enorme escasez de refrescos. Mil variedades de salchichas y embutidos y no haber ni una alternativa de chorizo. Lidl se convierte en el último paraíso donde la mantequilla no ha sucumbido ante la margarina.

Pero lo mejor, sin lugar a dudas, son los productos de oferta provisional, que no suelen venderse en supermercados pero que Lidl, con enorme éxito, consigue promocionar. Desde televisores hasta muebles, pasando por todo tipo de vestuario, herramientas o hasta material escolar.

Es tan bizarro el batiburrillo de productos que hace muchos meses di el paso increíble de suscribirme a la Newsletter (boletín de noticias) de Lidl para recibir un email cada vez que tienen nuevas ofertas. Teniendo en cuenta que rechazo todo tipo de publicidad, este paso activo dice mucho de la singularidad de Lidl, que igual les puede llevar a la quiebra que a un premio Príncipe de Asturias de la concordia por introducir productos griegos en España.

Recomiendo encarecidamente la suscripción a dicho boletín. Hay veces que ofertan productos que parecen de broma. Entre las ofertas más recientes existe un afilador de motosierras. Ya es raro vender motosierras en un supermercado pero lo es aún más intentar vender productos para afilar motosierras. «Disfrute de su jardín». ¿Saben la poca gente que tiene jardín en España?

Lo mejor desde luego es el cambiazo de rumbo. El boletín normalmente tiene una temática, pero con un desparpajo preocupante son muy dados a saltárselo: «Equipamiento para ciclistas», y luego muestra una oferta irrechazable de melón de piel de sapo. Revisando los boletines anteriores veo que una y otra vez se repite esa oferta de melón, mezclada con todas las demás que son sobre un tema. Qué manera de machacar con la oferta.

«Disfrute de la cocina mediterránea». Y entre medias te muestran a una depiladora eléctrica.

«Moda infantil» y empezando la lista el famoso cargador de pilas universal de Lidl, que todo sea dicho es uno de los productos estrella y que aún no he podido comprar.

«Disfrute al máximo del aire libre.» y acaba con una paletilla ibérica.

«Tecnología imprescindible.» y los dos primeros productos son una botella de vino y otra de detergente.

«El auténtico sabor americano.» que incluye un maletín de herramientas y un geranio.

Raramente tengo oportunidad de comprar en Lidl pero gracias al boletín de noticias estoy al tanto de las maravillosas ofertas imposibles de Lidl.

Nota: Esto es publicidad, pero del mismo tipo que cuando recomiendo una película o un libro. Por esto no me llevo nada, lo recomiendo de corazón.

16 comments

  1. Muchas gracias por descubrirnos esta genialidad.

    Yo sólo he entrado una vez en un Lidl y fue una experiencia bastante absurda. En una ocasión no conseguía aparcar y vi un parking «gratuito» de Lidl, me metí en el y una vez dentro te matizaban que debías gastar una cierta cantidad de dinero en el supermercado, si no, te cobraban una cantidad exageradamente mayor.

    El parking funcionaba a modo de telaraña y ya me ves a mí, en una mañana en la que tenía que hacer un montón de cosas, dedicando un tiempo precioso a comprar cosas que no necesitaba en un supermercado como Lidl.

  2. Esta navidad, como todas (desde el año pasado), compro en el Lidl mi dulce tradicional navideño: Marzipan. Un bizcocho con mazapán que puede disfrutar uno solo, mientras el resto de la familia tuerce el gesto al descubrir que los alemanes no deshechan las almendras amargas.

    Eso, los filetes de pepinillo, el schinkenwurst y un queso de bola rosa belga son mis compras obligadas del Lidl cada vez que paso.

    Más que por las compras es por las risas que uno se echa con las ventas especiales. Desde panificadoras a gillotinas de papel.

  3. Pues si te gustan este tipo de supermercados mirate el Aldi, es un poco más pequeño que el Lidl pero es del mismo rollo, la newsletter no es tan genial pero también tienen promociones en un pasillo central de cosas no típicas de supermercado, y la oferta es parecida también.

  4. Hablando de publicidad sugerida de corazón, que le pasó a un link que había de los libros que recomiendas de amazon, no lo puedo encontrar.

    Aunque me parece que esa vez alcanzabas a ganar algo por la recomendación

  5. Mi padre está suscrito a este boletín y siempre me lo reenvía para que mire las ofertas por si quiero algo que él me lo compre, así que se de lo que hablas.

  6. Off Topic, que lo acabo de poner en Twitter.

    ¿Aceptas peticiones? Me encantaría leerte un post sobre la neutralidad de la red y los últimos jaleos al respecto.

    [Comentario zrubavel: No voy a escribir nada sobre la neutralidad de la red, me parece uno de los temas de opinión más insulsos que existen (respuesta tipo Twitter).]

  7. La calidad no es cara.
    Soy motero, y cuando sacan las ofertas de motoristas, es casi como las rebajas del corte ingles para las marujas. Te ves que los productos «vuelan», literalmente.
    Te presentas antes de que abran y ya hay gente haciendo cola.
    Tengo unas botas de 30 euros, que me han hecho mucho mejor apaño que unas Milwaukee de 150€. Un mono de agua de 19 con la calidad y resistencia de uno de 60€. Las bolsas sobredepósitos son una leyenda, y cada vez que cambian el modelo te encuentras partidarios del nuevo modelo, y los nostálgicos del modelo antiguo.
    Obviamente no encontrarás objetos de «gama alta», pero los del día a día con insuperables.
    Aparte de que la selección de cervezas y salchichas son alucinántemente baratas.
    Sinceramente, si bien no es un sitio «bonito» para comprar, es un sitio «correcto» y que el ahorro de costes en infraestructuras repercuta en el precio, es sin lugar a dudas su gran atractivo.
    Ni que decir tiene que compro habitualmente y estoy suscrito al newsletter.

    Un saludo.

  8. Se me olvidaba, cuando en un centro se les agota un producto en cuestion, se puede solicitar que una vez acabada la oferta y quedan articulos en otros centros, te lo traigan al centro en cuestión.

  9. Yo (que encima no tengo coche) a veces atravieso la ciudad entera para ir a comprar al único LIDL de Donosti, que pilla bastante lejillos.

    Creo que cumple con su lema y la mayoría de sus productos, aunque nos son extraños o resultan cutres en su presentación, son de bastante buena calidad. Los yogures, quesos y lácteos en general son mucho mejores que los de otros supermercados. Incluso los platos precocinados son casi comestibles.

    En Alemania, sin embargo, yo aún prefería los ALDI (que en España creo que ya no quedan).

  10. De vez en cuando traen un telescopio, el Meade ETX-70 que es famosísimo dentro del mundillo de la astronomía en España. Pasa por ser la mejor relación calidad-percio del mercado (no me responsabilizo de esta afirmación) y cuando llega hay auténticas mafias de información y colas en la puerta de los centros a los que llega.

  11. Pues merece la pena una visita, y también su boletín (que no es más que un sucedáneo de la revista en papel).

    Si hablamos de los productos de bazar, te puedes encontrar 4 pilas recargables tipo AA por 4 euros (3,99) de 2500mha que son excelentes. Tb. el cargador parece estar bien.

    Hace poco ofrecían una máquina para hacer algodón de azucar, el típico de las ferias. Una máquina que costaba 30 euros. Esa máquina ¿la habéis visto vender en alguna parte? Yo no.

    Me compré una radio de cocina que sintoniza las emisoras mejor que cualquier otra que tuviera; mejor incluso que la cadena de música.

    Suelen tener un licor tipo amaretto que es extra alcohólico y a veces a un precio muy bajo. Y está muy bueno.

    Sí, a veces tienen artículos para declamar su lema: la calidad no es cara.

    También tienen muchos chocolates. Destacan también sus variedades de galletas; siempre con un buen precio.

    Y que yo sepa, el aparcamiento es gratuito. Nunca me han pedido ninguna compra mínima.

    Por tanto, un sitio más. Si convence lo que tienes entras. Si no, pues no. Y todos contentos.

  12. Hablando de publicidad sugerida de corazón, que le pasó a un link que había de los libros que recomiendas de amazon, no lo puedo encontrar. Aunque me parece que esa vez alcanzabas a ganar algo por la recomendación

  13. Debo aportar que la cerveza en lata del Lidl es de las mejores que he probado.

    Y los heteros a los que he emborrachado con ella (procedimiento previo a la sodomización forzoso-consentida) también opinan igual que yo, so pena de ser nuevamente empitonados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *