Lotería de Navidad

Este año la lotería de Navidad no le ha tocado a ninguna persona, le ha tocado a Internet. Por primera vez, personas que creían que podían planificar su existencia sin este medio se han dado cuenta de que las cosas de toda la vida se están pasando a Internet.
Mi abuelo jamás mirará a un ordenador, porque no entenderá nada de lo que vea.


Sin embargo, vende lotería desde hace muchos años y él mismo está enganchado a la superstición del juego. El 22, cuando se enteró de que el décimo había sido vendido a través de Internet, se sorprendió tanto que creo que aún no se ha repuesto del susto. Para él la suerte estaba en acercar el décimo a una embarazada, en comprar el mismo número todos los años, en pedir lotería de Madrid a todo el que allí viajara. Pero ahora la suerte está en Sort, y el que la quiera la tiene que comprar por Internet.
Mucho se ha escrito estos días sobre el afortunado lotero de Sort, baste ya. El caso es que ha hecho lo imposible, que era ganar el gordo de la lotería de Navidad dos años seguidos. Con esa fama le bastará para vender tanta lotería como sea capaz de conseguir. Porque ha asociado la imagen del éxito a comprar lotería de Sort, y ahora, todo el que realmente aspire a ganar el premio deberá buscarse la vida para conseguir décimos de allí.
Así, mi abuelo me pedirá que le compre unos billetes por Internet y así, Sort habrá hecho más por la difusión de Internet que Google, Amazon y e-Bay juntos.

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *