Yahoo Answers

yahoo-answers.jpg
Ninguneado por la gente del 2.0, Yahoo Answers es uno de los servicios más populares y prácticos que existen en Internet. Cualquiera hace una pregunta y recibe respuestas…de cualquiera.
De entre todas las respuestas, se escogen las mejores. En función de las respuestas los usuarios del sistema obtienen puntos y se crea una sana competición a la vez que se ayuda a la gente.
El concepto de mejor respuesta es el que más desagrada a sus detractores. A veces es ridículo. Si alguien pregunta ¿Cuántos kilos son 100 libras? Puede obtener respuestas exactas hasta el vigésimo decimal, con links a una tabla de conversión, al origen del término libra y a donde se prefiera. Si la persona que formuló la pregunta acepta como mejor respuesta 50 kg, porque es una respuesta sencilla y un número redondo, tienes que aceptar el resultado.
En casos como la imagen del comienzo el resultado roza el absurdo. Se formula una pregunta, susceptible de ser respondida con un sí o no, pero de la que se espera un razonamiento. Y al final la mejor respuesta es precisamente la única que no aporta explicación de ningún tipo, pero es la que la gente esperaba oír.
A veces las preguntas y las respuestas son de altura. Pero también puede suceder que diverjan: una ingeniosa pregunta recibe respuestas de oligofrénicos. Una pregunta trivial recibe respuestas excelentes de expertos en la materia.
El servicio es inmensamente exitoso, con más de 200 millones de preguntas formuladas hasta la fecha. Para hacerlo aún más popular, a veces personajes famosos formulan preguntas que reciben decenas de miles de respuestas. Obtener la mejor respuesta ahí es algo de lo que sentirse realmente orgulloso, digno de ser contado a los nietos.


Entre los usuarios famosos, el futuro candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, John McCain formuló en su momento la siguiente pregunta:

¿Qué harías para detener el malgasto de dinero público en Washington?

Puede que John McCain no formulara la pregunta ni escogiera la mejor respuesta, pero es muy probable que haya leído la respuesta más atinada.
Suthern R. un usuario anónimo, respondió asín:

Recompensando a las agencias federales por cumplir el presupuesto y DEJANDO de castigarlas por ahorrar dinero. Tal y como está ahora, si un grupo del gobierno federal no gasta todo el dinero que se le había destinado en el presupuesto de ese año, pierden el dinero ahorrado y de paso son penalizados con una reducción en el presupuesto del año siguiente equivalente a la cantidad ahorrada. Esta lamentable práctica sólo les lleva a gastar todo el dinero del que dispongan al final del año fiscal para evitar perder ese dinero y no ver menguados los presupuestos del siguiente año. Personalmente he visto millones y millones de dólares gastados todos los años en cosas que no son realmente necesarias, sólo para dejar a cero las cuentas correspondientes a ese año.

Por qué no recompensarles dejándoles que se queden con el dinero que ahorren para el año que viene y no reduciendo el presupuesto del año siguiente. Si en un periodo de tres años el presupuesto aún no ha sido gastado, entonces reducirlo pero sólo en un 50%. Necesitamos motivar a los funcionarios para que sean buenos vigilantes del dinero de nuestros impuestos, y dejar de penalizarlos por no gastar cada céntimo que podían gastar ese año.

Creo que es una respuesta brillante, simple e ingeniosa. El mismo problema que ocurre en Estados Unidos se da en nuestro querido país, incluso dentro de empresas privadas.
Barack Obama, el presumible candidato demócrata a la Presidencia, también tuvo hace cosa de un año su pregunta en Yahoo Answers. También una pregunta abierta de difícil respuesta:

¿Cómo podemos hacer que más gente se implique en el proceso democrático?

Y una mejor respuesta sutil e inteligente:

Como madre de dos hijas adolescentes, oigo a menudo la frustración que comparten con «elecciones escolares fraudulentas, popularidad contra contenido, etc.» dentro de sus propias elecciones entre compañeros de clase. Me preocupa que nuestros jóvenes están alejándose de la verdad y el honor de la «integridad personal» y necesitan aprender de los procesos democráticos en primer lugar de sus padres para luego hacerlo de roles públicos que sirvan como modelo; ya sean profesores, líderes locales y cargos electos.

El proceso democrático debería comenzar en los hogares, con una paternidad activa, alejada del estilo pasivo o el dictatorial. La paternidad activa proporciona un foro en el que compartir y escuchar ideas, soluciones, elogios y críticas, etc. así como el entender que las ideas de uno mismo siempre deberían ser escuchadas, consideradas y respetadas pero no necesariamente tenidas en cuenta. Con esta base ellos de forma natural trasmitirían estos conocimientos a la escuela donde los profesores deben tratar de reflejar esta atmósfera democrática. También siento que falta una práctica que enseñe lo que hace falta dentro del sistema escolar para que nuestros jóvenes puedan entender el modelo democrático a nivel local y personalizado. Washington está muy lejos, NUESTRA comunidad está justo enfrente de nosotros.

Una solución podría estar en relacionar los líderes de la comunidad con las escuelas y abiertamente invitarles a compartir ideas, programas de visitas por un día y otras actividades que permitan unir «el proceso» con la realidad que los niños entienden. Si se entiende el proceso democrático y activamente se pone en práctica localmente entonces se adquiere una comprensión a nivel nacional de una forma natural.

Por supuesto todas las edades necesitan implicarse con el proceso. Si los educamos y comprometemos desde una edad temprana, una consecuencia natural será que su implicación con el proceso democrático continuará en los jóvenes adultos y más allá. La edad de 18 años brinda a los jóvenes el derecho a votar y a ser legalmente adultos; con un aprendizaje comprometido del sistema democrático, los que serán nuestros Líderes del Mañana continuarán y aumentarán el proceso democrático.

Rebeca W. se registró en el sistema sólo para poder dar su respuesta a Obama, consiguiendo que el candidato demócrata la eligiera como la mejor de entre 17.416 respuestas.
Dos preguntas que nos hacen pensar en la idea de Democracia, y un corolario oculto: Obama no eligió la respuesta más votada por los usuarios de Yahoo Answers, que era un despropósito insultando a George Bush.
Si no te quieres calentar la cabeza:

¿Se puede cocinal una hamburguesa en una sanguichera?
es decir se puede preparar hamburguesa en una samwichera osea codinar la carnes?

Sí.

3 comments

  1. Curioso artículo, no sabía lo de las preguntas de celebridades pero lo que me ha matado es lo de cocinal una hamburguesa en una sanguichera, todo el mundo sabe que eso no es posible, el propio nombre lo dice.

  2. Hombre…. al menos en mi sanwichera se pueden cocinar huevos (venia hasta como reclamo la foto del huevo cuadrado en la caja)… y doy fe.
    Para no desvirtuar mucho el comentario dire que me ha sorprendido mucho que los politicos se tomen en serio un servicio como este. Si todos hiciesen los mismo quizá otro gallo nos cantaria.

  3. Quizá puso un filtro a todas las respuestas eliminando aquellas que contuvieran insultos o la palabra Bush entre ellas. De las 17 mil quizá solo quedarían 20 o 30 para leer y elegir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *