La frase: Más vale un diente que un diamante

Más vale un diente que un diamante.
Origen:

En el Siglo de Oro un alto porcentaje de la población española perdía íntegramente su dentadura debido a la falta de higiene bucal. Cervantes se hizo eco de este problema sanitario y lo refleja en su novela. Don Quijote pierde en el maxilar inferior derecho dos piezas y media a causa de sangramiento de las encías -gingivorragia- y confiesa que jamás sufrió neguijón o caries. Sin embargo, por una violenta pedrada, «le llevaron de camino tres o cuatro dientes y muelas de la boca… deste lado derecho de la quijada alta».

El novelista alcalaíno menciona el reuma y los catarros como otras dos causas responsables del deterioro dental, y expresa por boca del caballero andante su inquietud por el cuidado bucal: «más vale un diente que un diamante«. A Don Quijote también le inquieta la limpieza dental, pues recomienda que el caballero, al terminar la comida, «se quedará recostado sobre la silla mondándose los dientes como es costumbre».

Frase aplicable a:
Los seguros médicos privados suelen, al igual que la Seguridad Social, no cubrir los gastos de tratamientos dentales. Y no deja de ser hasta cierto punto absurdo. El argumento que suele emplearse es el precio de la materia prima. Un diente postizo varios cientos de euros, la pasta para empastar tampoco la regalan, los aparatos correctores son costosos. Pero cualquier tratamiento médico por sencillo que sea tiene un mayor coste aunque solo sea por la mano de obra del médico y los enfermeros.
Lo cierto es que si el dentista fuera gratis la gente abusaría: empaste general cada seis meses. En vez de lavarnos los dientes iríamos a hacernos limpiezas bucales semanales. Y los aparatos correctores se tirarían en lugar de limpiarlos cuidadosamente.
Por eso es adecuado que haya que pagar por el dentista. Y por eso existen seguros médicos paralelos que sólo cubren los gastos de dentista.
Aún asín, estos suelen tener limitaciones. Un número determinado de limpiezas al año, otro número de empastes.
Lo que me parece del todo surrealista es que exista una limitación en las extracciones. Perder un diente debe entenderse como un drama personal, hay que luchar por cada diente como si fuera el último. Que el dentista te saque una muela es algo por lo que llorar. Sin embargo los seguros dentales llegan al absurdo de entender que también sobre esto se podría abusar.
Lo veo como si la Seguridad Social sólo cubriera un caso de cáncer por paciente. Si eres tan desgraciado para sufrir uno de garganta y otro de hígado sucesivamente mejor que te vayas preparando para rascarte el bolsillo. También en la desgracia hay abusos.
Di no a los seguros dentales que cobran por las extracciones dentales.

5 comments

  1. esta frase es una de mis favoritas. La seguridad social cubre a todos: revision y extraccion. Para algo deben servir los impuestos…
    PD: me veo pidiendo en la pagina de peticiones absurdas (como la de las fotos de mahoma en la wikipedia) para que quites los «asín», son como morder un grano de arena en una paella.

  2. Digo yo que habrá un punto medio. En Alemania el destista, dejando de lado las intervenciones de estética, es gratis. Más concretamente, pagas 10 euros y tienes dentista para un par de años.
    Eso sí, estás obligado a ir a revisiones anuales. Si no cumples con ello y despreocupas tu boca, entonces el seguro no se hace cargo. La socialdemocracia teutona es generosa, pero no tonta.
    Me parece un sistema razonable, mucho más que el clavazo de 300 euros que pagué aquí por sacarme una muela del juicio. Así que antes de marcharme de Berlín aproveché para tapar un par de agujeros que había por ahí… ;-)

  3. Las extracciones dentales «simples» con gratuitas en la seguridad social. Por las que cobran y están limitadas en los seguros son las que requieren cirugía.
    Es un tema bastante retorcido porque es el dentista el que decide si en una extracción ha sido necesaria cirugía, ya que muchas veces hay que cortar algo de encía y queda en su criterio el considerarlo cirugía o no.

  4. En la frontera de México con EEUU sucede algo curioso;
    siendo el servicio médico ridículamente caro en los EEUU y el seguro dental algo aparte y de precio suficiente como para que las familias de clase media estadounidenses lo piensen dos veces antes comprar uno para cada miembro de la familia, hay gente de tan lejos como Oregon que cruzan en automóvil la mitad de su país solo para ir a la limpieza dental anual a México.
    Así, una proceso que del lado norte de la frontera cuesta poco menos de mil dolares (¡MIL DOLARES!) en México cuesta poco más de ochenta. incluso pasando un par de días en alguna playa mexicana, sigue siendo más barato recorrer 800 Km en automóvil y vacacionar en un país extranjero, que la limpieza dental de una familia de cuatro miembros.
    Vacaciones dentales.
    [Comentario zrubavel: Curioso dato. La Sanidad americana es un mundo aparte. Creo que gran parte de la culpa la tiene la miseria de la gente que tiene la libertad de pagar por un seguro pero escoge no hacerlo. En España y gran parte de Europa el Gobierno toma ese dinero de tu sueldo, sin permitirte elegir. Y parece lo más correcto.]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *