2012: Consecuencias económicas

¿Qué ventajas trae organizar una Olimpiada?
a) Las infraestructuras quedan.
b) Entra dinero del exterior.
c) Salimos ganando todos.
d) Orgullo patrio.
Algunas realidades. Para organizar una Olimpiada se necesita:
a) Construir instalaciones deportivas. Eso generará un montón de puestos de trabajo en la construcción en los años previos a la realización de los juegos. Dado que en España no hay licenciatura en albañilería, significaría la llegada de algunos cientos de miles de nuevos inmigrantes. Sin papeles, a ser posible, contratados a través de terceras empresas a la gran adjudicataria(que pagaría una comisión del 3%).
b) Abrir algunos hoteles. Esos hoteles generarían puestos de trabajo fijo, como cocineros, camareros, limpiadoras. Se crearían plazas hoteleras a costa de subvenciones públicas. De nuevo mucho trabajo cualificado.
c) Hacer líneas de metro y carreteras. Más de ladrillo, ver a).
d) Hacer una página Web sobre Madrid y otra para comprar entradas. Eso se haría por concurso y al final se lo llevaría alguna multinacional del tipo Accenture o IBM. Ingresos para España a punta de pala.
El peluquero no ve que haya más gente que se corte el pelo. El butanero no vende más bombonas. El informático no hace nuevos programas. El profesor no tiene nuevos alumnos – bueno, tal vez algunos inmigrantes más. Que alquilar un piso en agosto de 2012 valga 5.000 euros no significa que mi piso valga más o que tenga que pagar menos de letra. Las anteriores infraestructuras se construiran con más impuestos o menos dinero para hospitales y ayudas sociales.


El 1 de Septiembre de 2012, muchos de esos trabajadores que han estado currando a destajo se quedarán en el paro. Por supuesto, no se volverán a sus paises. La subida de precios de los bares para sablear a los guiris no bajará casi nada. Y si la subida ha sido paulatina, ni te cuento.
El aumento de plazas hoteleras no redundará en mayor calidad de vida para mi, que vivo en una casa. Las líneas de metro dejarán de estar reforzadas.
Me encontraré una ciudad con algún millón más de habitantes. Con pisos por las nubes, con la necesidad de desplazarme muchos kilómetros para ir a mi trabajo, y la masificación in crescendo correspondiente. Con arbolitos cerca del extrarradio que ya nadie regará. Cuando vuelva de mis vacaciones – porque no habrá quien pare en Madrid ese Agosto – me encontraré la ciudad por la que ahora lucha un tipo con gafas y aspiraciones megalómanas propias de un sobrino de Napoleón.
Artículos relacionados:

2012 Odisea del espacio
Informe económico Madrid 2012

2 comments

  1. Estoy anonadado con tu visión. Siempre sospeché que no era para tanto que una ciudad fuese elegida para los JJOO, pero como los expertos hablaban de sus bondades, no tenía más remedio que hacer un acto de fe. Yo, que soy ateo. Me has hecho abrir los ojos y cerrar el ojete, por donde me estaban metiendo palos sin darme cuenta. Muchas gracias por compartir tu visión, tan racional que no puede ser desmontada.

    A partir de ahora, tienes un admirador más que deseará visitarte (el blog, se entiende), leerte y hasta tenerte (en mi lector RSS, se entiende).

  2. Mare mía, q coste q dices verdades grandes como rio de janeiro, pero gueno, que narices también tenía sus cosas buenas !!!

    BCN no quedó tan traumatizada…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *