Call Center indio

Hace una semanas estaba circulando por Internet un artículo narrando la vida de los que trabajan en los centros de atención telefónica de la India.

Alejado de la romántica visión del mundo plano que daba posibilidades para todos, la realidad es que estas aparentemente benévolas profesiones del primer mundo para trabajadores del segundo son una ratonera para todo el que trabaja en ellas.

Atrayendo a los alumnos más brillantes de las universidades, que encima tienen la opción de terminar sus estudios mientras ganan un buen sueldo, la realidad es que cuando llega el momento de abandonar ese trabajo, no hay alternativas reales suficientes. Muchos tienen que elegir entre pasar a cobrar menos, por un empleo supuestamente mejor, o aceptar que ese será su trabajo para siempre, independientemente de para lo que se hayan preparado.

Los servicios de atención al cliente deslocalizados han caído en total desgracia. La mayoría de las compañías empiezan a anunciar que sus servicios de atención al cliente están en el propio país, como forma de mostrar mayor calidad. Sólo quedan las empresas que miran las cuentas al céntimo o las que no tienen dinero para volver a montar una estructura tan costosa y compleja.

De ese artículo hubo una cosa que me llamó mucho la atención. Los trabajadores indios son continuamente insultados y despreciados por los clientes ¡No quiero hablar con un paki (de pakistaní)! Forma parte de la rutina de trabajo. Es atroz que un gañán de Dakota del Sur hable con un ingeniero, economista o médico indio y el gañán se sienta despreciado por el acento y aparente miseria humana de su interlocutor.

Y así, los trabajos que se realizan en un call center son muy diferentes. Como un guarda de seguridad, que nada tiene que ver estar en un polígono industrial, en un museo, en el Zara o en una discoteca. Para estos trabajadores los más desagradables puestos son los de atención al cliente y soporte técnico. Y los mejores, los de fraudes y engaños (phishing). Y es que el mejor trabajo, no siempre es el más digno. Una jornada de ocho horas, tratando con molestos clientes de ADSL, destroza la autoestima. Pero pasarte el día llamando a la gente para decirles que le ha tocado un premio, que el gobierno les va a conceder una subvención, sólo a cambio de que te den sus datos personales, es como sentirte Papá Noel.

El repugnante phishing genera alguno de los mejores puestos de trabajo que se están externalizando a otros países. Brutal.

5 comments

  1. Lo de ¡No quiero hablar con un paki! aparte de la falta de respeto que pueda mostrar, tiene su sentido, si has llamado a un call-center español ubicado en Marruecos, lo entiendes perfectamente, puede que tengas suerte y entiendas al marroquí que te atiende, pero muchas veces es un diálogo para besugos, todavía peor que hablar con latinoamericanos que acaben de entrar a trabajar en el call-center. Con el tiempo los latinoamericanos aprenden las palabras que utilizamos en España, pero al principio podemos hablar idiomas bastante distintos a pesar de estar utilizando ambos el castellano

  2. ¡Ups! Le di a publicar sin acabar de comentar.
    Suelo entenderme más o menos bien con angloparlantes, normalmente entiendo mejor a los que hablan bien inglés sin que sea su idioma nativo, pero he tenido que tratar con indios de India en un call-center en inglés, y doy fe de que su inglés es difícil de entender, casi prefiero tratar con un nativo del Ohio profundo mascando chicle…

  3. Hola a todos.
    Olvidas un aspecto importante: cuando la persona que responde en el call center quizás no tenga tan alta cualificación y puede que incluso tenga un nivel cultural bastante bajito, y encima está resabiada. Y eso me pasó no pocas veces cuando aún vivía en España y llamaba a un servicio técnico (normalmente eran operadoras telefónicas) y te salía una sudamericana que se veía que llevaba poco tiempo en España (o ninguno, si estaba basada en otro país) y encima era respondona y borde…
    Como escribió Campoamor: En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira.

    Te recomiendo una bastante aceptable serie de comedia que trataba justamente sobre lo que narras: Outsourced.

    Y felicidades por el blog.
    Si no estás en contra, te he enlazado en una temática que me encanta: la música de Rajmáninov, aquí:
    http://alienigena.es/el-rincon-de-sergio-el-hijo-del-basilio/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *