Explosión rima con Globalización

Al margen de la tragedia que hoy 7 de Julio se ha vivido en Londres, se nos ofrecía una imagen de una belleza inusual: gente que termina su jornada laboral y camina por las calles.

Esta imagen no puede darse todos los días. La mayoría de los londinenses vive a más de 5 kilómetros de su trabajo. Algunos, a más de 20 kilómetros. ¿Por qué la gente vive tan lejos de su trabajo? Estamos ante una de las maravillas del nuevo mundo: la globalización.
¿Pero la globalización no era hacer faldas en Indonesia? Sí, es hacer faldas en Indonesia, pero también es que te desplaces en el metro todos los días.
El libremercado defiende que cuanto más dinero se mueva, mejor será para la economía. Si mi madre se cose una falda no hay negocio. Va a la tienda y compra los materiales. Fin del asunto.
Sin embargo, la falda de Indonesia genera mucho negocio. La chica que fabrica la falda gana un sueldo ínfimo. La fábrica que contrata a todas las chicas gana con la venta de esa falda. Esta fábrica se la da a un trasportista, que gana dinero enviándola al aeropuerto de Madrid. Otro trasportista gana dinero llevándola hasta Ciudad Real. Un tercero, distribuyéndola a tejidos Manolita en un barrio residencial de Puertollano. Y Manolita gana dinero vendiendo la falda.
Cuantos más personajes coloquemos en el juego, más dinero se moverá, y mejor será para la economía. Normalmente, la Gran Corporación se llevará la mayor parte de ese dinero pero los otros se conformarán con su tajada.
Para la economía es positivo que vivas lejos del trabajo. Porque se consume gasolina en tus desplazamientos. Porque te compras un coche. Porque almuerzas fuera. Porque permite construir pisos en zonas donde no hay nada y la gente los acaba comprando. Todo eso es dinero y son puestos de trabajo que se crean.
Los antiglobalización se concentran contra la cumbre del G-8, también hoy, en Escocia. Algunos de ellos no son antisistema. Proponen un sistema coherente en el que el libre mercado sin limitaciones no tiene lugar. Entre los postulados que sostienen para evitar la destrucción que la globalización está desarrollando está el de evitar en todo lo posible el tráfico de personas y mercancías. Porque esto genera dinero, pero destruye la naturaleza. Y a las personas.


En un mundo en que la gente viaja en bicicleta, o camina, no habría pasado lo que ha ocurrido hoy. Al Quaeda es bárbara, pero su despertar coincide con la globalización. Nosotros fuimos a sus países a tocarles las pelotas. Ahora ellos vienen a arrancarnos las nuestras.
El trasfondo del atentado es la globalización. EEUU fue a Irak a por petróleo, para llenar depósitos de aviones y camiones cargados de faldas. Para llenar depósitos de coches y vagones de metro llenos de personas. Para fabricar armas y contratar a empresas amigas. La cumbre el G-8 desplazó a miles de policías para proteger a los líderes de los antiglobalización. La tecnología barata de los móviles al alcance de cualquiera, paradigma del libre comercio, permite explotar bombas con control remoto.
Para atentar los terroristas se sumergen hasta el fondo en nuestra mierda. Consiguen dinero vendiéndonos drogas que nos hacen evadirnos de la realidad. Con el dinero compran explosivos a trabajadores mal pagados que no sienten el más mínimo interés por su profesión. Compran un móvil en cualquier tienda, a precios irrisorios. Preparan un atentado con 4 duros. Se sumergen en la impersonalidad del metro, sabiendo que nadie mira a nadie. Que aún sus caras permanecerán en el anonimato. Y destrozan nuestra forma de vida.
Los terroristas suicidas no tienen nada que perder, por eso son tan peligrosos. ¿Cuánto más tendremos que perder nosotros para que pongamos fin a este sin sentido? Di no a la globalización.

3 comments

  1. Yo ya digo NO (y muchas otras personas, como tú) pero no nos hacen caso. ¿Qué recomiendas hacer entonces?
    Saludos

  2. No me he explicado muy bien. Yo no estoy en contra de la globalización per se, ya que además es algo inevitable, como el progreso. En lo que no estoy de acuerdo es en la manera como está sucediendo: unos estamos «globalizados» y los otros están «aislados e hijoputeados».
    Y esto nunca puede ser bueno. Sobretodo cuando los aislados e hijoputeados son mayoría.
    [Repuesta zrubavel 14.07.2005
    Personalmente entiendo que la globalización es la que tenemos, luego no tiene sentido estar a favor de ella pero no de cómo la han desarrollado. Han sido tan sutiles que hasta con el término han conseguido engatusarnos. Un mundo en el que todos los países cooperan y tratan de llegar a un mismo bienestar sería estupendo, y para ello deberíamos acuñar un término nuevo y totalmente distinto, por ejemplo «La unión global».
    Wikipedia define la globalización algo así como «los efectos de una total liberalización comercial a nivel mundial». Desde luego, de derechos humanos y solidaridad no menciona nada.
    También creo que la globalización era algo inevitable, pero como el Comunismo en su momento. Y tendrá que llegarle un momento en que se demuestre con no es válida. Como el Comunismo.]

  3. Magnífico post. Me ha encantado.
    PD: Un cosilla (me vas a odiar, dos comentarios, dos tocaduras de pelotas), has escrito ‘Contra más personajes’ por ‘Cuantos más personajes’. Sorprendente ver tal cosa porque escribes muy bien. Corrije el post y borra este comentario, destruye las pruebas…
    [Actualización zrubavel: Gracias camarada, las correcciones y críticas constructivas son siempre bien recibidas. Cambios realizados]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *