Una mentira cómoda

Tras el fulgurante éxito del documental de 2006 An Inconvenient Truth (Una verdad incómoda), presentado por el vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore, se consiguió lo imposible: que muchos gobiernos, si no todos, diesen prioridad a acciones políticas encaminadas a cuidar del medio ambiente.

Las críticas al documental por parte de algunos científicos – y otros no tan científicos – que cuestionaban los datos y estudios presentados, sirvió a muchos para argumentar que había intereses en acallar los resultados y de ese modo obstaculizar la acción ya iniciada en favor de la ecología y la sostenibilidad.

Con el paso del tiempo sin embargo se levantó un escándalo extraordinario, el Climategate, una filtración de todos los correos electrónicos intercambiados por los miembros de la Climatic Research Unit, algunos de los cuales ponen de manifiesto que los estudios científicos que demuestran la hipótesis del calentamiento global están totalmente manipulados. Que unos resultados se exageran y otros que contradicen la teoría son ocultados, creando una imagen de aparente nitidez: la acción del hombre está provocando que la temperatura en la Tierra aumente.

Sin embargo lo más sorprendente de este hecho, que se compara con el Watergate (el único escándalo que ha acabado con la dimisión un presidente de los Estados Unidos), es que apenas si está teniendo repercusión.

De un lado los medios de comunicación convencionales no quieren airear los problemas de un organismo que ellos mismos han apoyado durante varios años, amén de que tiene mucho poder político. Pero los blogs y la gente de a pie también calla porque piensan «da igual si han manipulado o no los resultados. Siempre se manipulan un poco. Lo importante es que los políticos están por fin cambiando su actitud.»

Para mucha gente el fraude del calentamiento global se ha convertido en una mentira cómoda (ingeniosísimo juego de palabras copyleft parafraseando al título de la película «Una verdad incómoda», con doble negación de los términos). La gente piensa «no dejes que la verdad te estropee una buena historia», es decir que si España está aumentando su producción de energías renovables, el hecho de cuestionar el calentamiento puede provocar que el gobierno cambie de actitud.

Aquí como podemos ver la verdad es lo de menos. Es más, a nadie le interesa. Por eso no se habla del tema. Por eso los blogs de divulgación científica ocultan una realidad muy preocupante: la ciencia a la carta, capaz de demostrar una cosa y su contrario. No lo muestran porque va en contra de su rollo «que buena es la ciencia y qué bien vivimos gracias a ella». Y demuestran con ello una considerable hipocresía: no son blogs de ciencia sino «de ciencia guay».

También hay quienes están siguiendo el tema muy de cerca, pues lo consideran realmente preocupante. Estos son los que demuestran un verdadero interés científico.

En mi opinión el hecho de que esto sea mentira ya no afectará a las políticas globales, pues para un gobierno el ecologismo térmico se ha convertido en una nueva panacea económica, con muchas más ventajas que inconvenientes:

  • Dar imagen de estar trabajando en cosas buenas
  • Poder cobrar tasas ecológicas a empresas y particulares
  • Justificar enormes inversiones en proyectos de dudoso éxito pero indudables ideales
  • Crear un enemigo invisible, como con el terrorismo
  • No exige resultados tangibles. O lo que es lo mismo, hay muchas formas de medir los resultados

Aquí hay que evitar caer en el dualismo de posiciones. No hay dos posturas únicas:
a) Ecologista, a favor de la idea de que hay un calentamiento global, a favor de la energía eólica y los huertos de autoconsumo.
b) Contaminante, fumador, en contra del calentamiento global, a favor de la energía nuclear y del malgasto.

Por eso uno puede argumentar el fraude del calentamiento global es de los mayores de la historia de la ciencia. Y estar a favor de que España siga fabricando y plantando molinos de viento.

Estamos ante una enorme mentira en la que el fin no justifica los medios. ¿Quién se acuerda hoy del primo de Rajoy?

De las mentiras de la Iglesia nos libraban los científicos. Pero de las mentiras de la ciencia, ¿Quién nos salvará?

19 comments

  1. Hombre, yo me he molestado en mirar lo que ha pasado y como que no.

    Lo que citas es la versión conspiranoica de los negacionistas, que sacando fuera de contexto frases en tono relajado de los correos ilegalmente intervenidos a los especialistas en cambio climático se han montado una película de mil pares de narices.

    Vamos, que los datos escandalosos de la «conspiración» tienen una validez bastante dudosa, empezando por el medio en el que fueron obtenidos, y para rematarlo la interpretación es totalmente sectaria.

  2. Totalmente de acuerdo con SuperSantiEgo: se han exagerado mucho la mayoría de las declaraciones encontradas en los correos (que vaya usted a saber si no han podido ser retocadas a posteriori), sobre todo por parte del sector negacionista (a cuyo principal representante en nuestra blogosfera ya enlazaste hace algunos años).

    Gran parte del «ataque» de los negacionistas se basa en falacias ad hominem, centrándose más en intentar descalificar los científicos por algunos de sus correos que en cuestionar la veracidad de los datos.

    Te recomiendo esta lectura sobre el tema, http://tinyurl.com/yfo37bv, que ofrece un punto de vista contrario al aquí expuesto, y que es el que considero correcto en esta ocasión.

    Por otra parte, lo del silencio de los medios de comunicación es directamente falso: no cómo se habrá cubierto aquí en España, pero ha sido ampliamente difundido por El New York Times, The Guardian, The Times, la CNN, etc. por citar únicamente algunos de los más importantes.

    También ha sido debatido en blogs científicos sobre el cambio climático, como realclimate.org.

  3. De todos los blogs que sigo (muchos de ellos de temática científica) has sido el ÚNICO en hablar de esta noticia, grata sorpresa. Hace tiempo que sucedió la filtración y he estado todo este tiempo a la espera de distintas opiniones.
    La verdad es que hay que ser cuidadoso con este tema, porque es algo gravísimo, pero no es incompatible con hablar del tema y hacer un análisis de las implicaciones de que sea cierta la manipulación.
    Me parece una vergüenza la poca cobertura que se ha hecho de la noticia en este país. Con esto he perdido, definitivamente, la fe en el periodismo.

    Como hombre de ciencia creo que se ha prostituido brutalmente al método científico y a la revisión por pares. Me apena profundamente pensar que la corrupción y la podredumbre de esta sociedad ha alcanzado a los científicos.

    A raiz del Climategate vi el documental «The great global warming swindle». Es un documental que recomiendo. Algunas cosas hay que tomarlas con pinzas, pero otras son totalmente acertadas.

    SuperSantiEgo, llevas razón en que algunas frases se han sacado de contexto, con el máximo exponente de la frase del «trick» para «hide the decline». Es cierto que en ingles se utiliza la palabra trick para referirse a un procedimiento que da resultados válidos «mágicamente» y lo del hide the decline puede estar fuera de contexto.
    Lo que no esta fuera de contexto es que en los mails se dijeran que «lo importante es saber si hay pastel para todos» o algo así como «y ahora como mantenemos nuestra teoría cuando las mediciones no concuerdan con nuestras predicciones».

    Yo a los mails no les otorgaría un peso importante en el escándalo. Lo que habría que comprobar y es facil de hacer es si se han apartado de las publicaciones científicas los estudios no alarmistas (por devolverte la de «versión conspiranoica de los negacionistas») o si es cierto que el IPCC tiene en la lista que usa como argumento de autoridad, lo cual es una falacia, científicos que no apoyan su teoría y quieren estar fuera de ella.

    Lo maravilloso de la ciencia es que aunque mil opinen A, basta que venga una sola persona diciendo que A es incorrecto y lo demuestre para que la teoría no sea valida. Y lo lamentable de esta historia es la posibilidad de que este sistema se haya corrompido.

    Sobre el tema del articulo, «la mentira cómoda», estoy bastante de acuerdo con las afirmaciones relativas a los blogs científicos y al estado y a la ventaja que supone adherirse a ella. Lo cual me lleva de nuevo al asco que siento ante lo miserable, hipócrita e inmoral que es el ser humano.
    Cuando uno se equivoca lo mínimo es reconocer el error. Y si en el futuro se demuestra que estoy equivocado no tendré inconveniente en retractarme de lo dicho porque en ningún momento juzgue a la ligera, sin razonar y con intereses de por medio.

    A la pregunta que planteas de ¿quién nos salvara de las mentiras de la ciencia? Sinceramente, soy profundamente pesimista. Te diría que la ética, pero anda tan devaluada…

    salu2!

  4. Lo más triste de todo es que, a la postre, creer en el cambio climático antropológico es una cuestión de fe. Y creer que el hombre no tiene nada que ver, también.

  5. Si os interesa el tema, tenéis algunas dudas sobre la versión «oficial» y queréis profundizar más os recomiendo leer este post de Tecnología Obsoleta.

    Aviso el post es muy largo, pero interesante ya que el autor analiza con bastante criterio las informaciones sobre el cambio climático. Y no es nada oportunista ya que lo escribió hace 2 años.

  6. De las mentiras de la Iglesia nos libraban los científicos. Pero de las mentiras de la ciencia, ¿Quién nos salvará?
    El sentido común

  7. El sentido común que dice Álvaro… que parece que ha perdido el autor de este blog.

    Resulta que, según el autor y como dice SuperSanitEgo, es totalmente fiable y verídica la información que supuestamente obtuvieron ilegalmente un grupo de hackers. Tiene narices que eso sea un argumento para preguntarse quién nos «salvará de la ciencia». Es lo que tiene querer seguir siendo original. En fin.

  8. El hecho de que la información se obtuviera por métodos poco legales y éticos la puede invalidar en un juicio pero no como argumento para ver si es cierta o no.

    Ante el calentamiento global, ¿Se puede aplicar el sentido común? Es algo que una persona normal y corriente no puede sopesar. Incluso un científico que se dedique a ello necesita un volumen de información considerable que tal vez necesite meses para poder asimilar.

    Es curioso que ante un hecho científico se formen bandos y que unos descalifiquen a los otros. Y la ciencia ahí en medio, sin que sirva para nada.

    El problema de los «negacionistas» es que tiene de su parte a los «conspiranoicos». El problema de los «calentacionistas» es que tienen de la suya intereses económicos y políticos. Cada bando tiene motivos suficientes para descalificar al otro, sin necesidad de tener que hablar de ciencia, pues esta aquí no pinta nada (aunque debería pintar, y mucho).

  9. El problema del cambio climático es que se nos ha hurtado el debate científico para convertirlo en un debate ideológico.

    Buena parte de la izquierda mundial se quedó sin referente cuando cayó el muro y necesitaban algo de lo que poder culpar al capitalismo para poder enfrentarse a él. Y ahí surgió el clima como medio.

    Es la nueva religión: si no crees a pies juntillas lo que dicen los políticos y los «calentólogos», debes de ser públicamente azotado y luego pedir perdón a toda la humanidad. Además, al igual que las religiones, se ha convertido en una cuestión de fe. Antonio Ruiz de Elvira, catedrático de Física y creyente del cambio climático, ha llegado a afirmar que en la ciencia «los datos no tienen importancia», en relación con la manipulación de datos del Climategate. ¡Un físico diciendo que los datos no tienen importancia! Es el problema: se ha hecho ciencia dirigida para obtener los resultados que buscaban de antemano.

    Como bien dice zruvabel, ¿os acordais de lo que pasó con el primo de Rajoy? ¿cómo le saltaron al cuello y le criticaron por expresar sus dudas?

    SuperSantiEgo, si te has molestado en mirar lo que ha pasado (y no sólo por la prensa generalista), verás que hay frases que da igual en qué contexto estén: son un escándalo. Te recuerdo que el CRU es considerado la referencia mundial, el centro del que emana todo el saber en lo que a cambio climático se refiere. Y en esos correos los científicos reconocen que han manipulado datos, afirman que borrarán los datos originales si se les reclaman, que han de vetar a un científico que ha publicado un paper que se aleja de sus teorías catastrofistas, etc. Incluso hay uno que reconoce que el origen antropológico no está tan claro y que «me gustaría que todo esto fuera cierto, sólo para que tengamos razón». Si eso no te parece un escándalo, ¿qué te lo parece? Porque te recuerdo que de los informes de esos señores se han servido Al Gore, por ejemplo, y la ONU para montar un chiringuito de miles de millones de dólares que, adivínalo, salen de nuestros bolsillos. Al final todo se ha reducido a eso: sacar pasta a manos llenas.

    Respecto al tema de la obtención de los datos: desde el primer minuto los implicados han reconocido la veracidad de los datos. Vamos, que los mails e informes son ciertos. Además, el director del CRU ha dejado el cargo (temporalmente, pero lo ha dejado). Y el IPCC ha pedido abrir una investigación, ya que sus informes se elaboraban basándose en los informes del CRU.

    Además, ¿no recordáis que hasta hace poco nos hablaban de «calentamiento global»? Eso fue hasta que se descubrió que la NASA también había manipulado sus registros de temperaturas y que, en contra de lo que se creía, los años más calurosos del siglo XX eran los anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Desde ese momento, pasó a llamarse «Cambio Climático». Y en los años 70 se decía que nos acercábamos a una era glacial y que para finales de los 90 la gente no podría vivir en Gran Bretaña.

    zruvabel, muy buen artículo pero, como has podido comprobar hay gente que no quiere ver lo que ha pasado. La gran trola ha calado hondo, se ha convertido en una creencia íntima y la gente prefiere no pensar (curioso, como con las religiones que tanto atacan).

  10. Yo creo que los politicos «saben» sobre le peak-oil, y estan intentando atacar el tema a partir del cambio climatico, pues menos emisiones = a menos consumo de petroleo (y otros fosiles).

    Da igual si el cambio es producido por el hombre o no (que yo creo que al menos en parte si), lo importante es atacar este futuro immediato de escasez de energia que hara imposible salir de esta crisis.

    Ah, y tampoco veo que en ningu sitio se hable del «oscurecimiento global», hay un documental bastante interesante como preocupante si es cierto. Tampoco se habla en los medios de eso.

  11. El Duque, no olvides recordar que basas todas tus suposiciones en una serie de correos electrónicos que no se descarta que hayan podido ser manipulados convenientemente.

  12. Pero es que los implicados (autores y destinatarios de los correos) han reconocido su autenticidad. No siquiera lo negaron de entrada.

  13. El Duque, sí, soy consciente de que poco tiempo después de cometerse el delito, algunos de los implicados reconocieron e incluso explicaron algunos correos en concreto, como ése tan polémico que usaba la palabra «trick».

    Únicamente quería evidenciar un poco lo fácil que es cambiar todo el sentido de un correo manipulando unas pocas palabras, y después escudarse en un «los científicos reconocieron que los correos son falsos».

    No es la primera vez que desde medios negacionistas del cambio climático se tergiversan datos y declaraciones. Hay que andarse con pies de plomo.

  14. Pues hace poco estuve debatiendo con compañeros en la facultad sobre el tema, y una de ellas era de la especialidad de Atmósfera. La conclusión que saqué es que el problema del cambio climático ya no es tanto algo científico como algo político-económico. En cualquier tema científico hay posturas opuestas, y se realizan experimentos para determinar cuál parece la correcta. Pero con el cambio climático no. Todo el mundo tiene su creencia, y no está basada en datos. Ya no me parece importante (entre comillas, claro) si han mentido mucho los del IPCC o no (en el fondo, fraudes en el mundo de la ciencia ha habido más) sino que el debate ya no se basa en datos, en teorías ni en modelos. Se basa en opinión pública, en creencias.

    Incluso entre los científicos también encuentras gente que cree o no cree en el cambio climático ¡CIENTÍFICOS! que tendríamos que ser los más críticos o escépticos. Y sobre todo con un tema TAN DIFÍCIL como éste (porque la atmósfera es un elemento de estudio complicadísimo, y medir la temperatura media de la Tierra… en fin, depende de tantos factores climatológicos, físicos y humanos, que es un infierno…).

    Así que lo que personalmente he hecho es pedir artículos sobre este tema, para leerlos yo mismo. En cuanto me los mande mi amiga, podré tener una opinión. Saludos!

  15. Como bien decis todos, ha llegado un punto en el que la información está tan, pero tan politizada y hay tantísimos intereses cruzados en todas direcciones, que es imposible creer a nadie.

    Ya hablabas de todos esos intereses hace justo dos años: http://www.asinorum.com/contaminame/763/
    Y fue mi primer contacto serio con el negacionismo del cambio climático, hasta entonces no me había planteado lo contaminada que estaba esta discusión hacia cualquier posición.

    Sobre la noticia de hoy, vi por las noticias el titular de que habían accedido a emails de esta gente, y tenía ganas de leer algo más al respecto, pero no me había puesto a buscar nada en serio. ¿Han publicado todos los emails o algo para leerlo por nosotros mismos?

  16. Gracias por los comentarios, me han servido mucho para tener una posición más coherente al respecto. Esto no quiere decir que lo tenga más claro todo, más bien al contrario. No estoy en ningún bando.

    Un punto a considerar es el de los profesionales del estudio del clima. Es lógico que apenas haya expertos en clima que estén en contra de la hipótesis del calentamiento (que quizás sea la más probable o una verdad al 100%).

    Imagina que fueras un experto en el estudio de las hormigas. Y circulara una teoría de que las hormigas dominarán el planeta. Si este estudio es cierto, tu desconocido trabajo pasa a ser importante. Los que estén en la línea de la primacía de las hormigas recibirán ayudas y todo tipo de soporte para que ahonden en la investigación. Pero nadie va a pagar una investigación que demuestre que las hormigas no dominarán la Tierra, porque no hay objetivos al respecto.

    Es como con los teléfonos móviles: ninguna empresa necesita un estudio que demuestre que son perjudiciales para la salud, pero todas las operadoras estarán dispuestas a realizar un estudio que demuestre que no lo son.

    Los intereses acaban sesgando los resultados, aunque los científicos no estén mintiendo ni trabajando mal (ojo, no todos).

  17. Como siempre, el único capaz de mojarse con opiniones politicamente incorrectas. Sólo que el mundo da tantas vueltas que ya lo incorrecto es defender el tabaco, el «negacionismo», etc. :)
    Lo bien montado del cambio climatico, y l oque me jode, es que los datos son tan ambiguos y tan a largo plazo que nosotros nunca vamos a saber la verdad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *