Frases latinas para tatuajes

Estaba guardando el enlace sobre un artículo de una frase latina y me sorprendió que el sistema sugería como palabra clave la etiqueta “tatuaje”, antes que ninguna otra. No había pensado que dentro de la inclasificable moda de realizarse tatuajes, los textos algo crípticos, como letras en lenguas orientales, tienen mucho éxito. Pero también las frases en latín, pues además son idóneas para escribirlas en esas chirriantes tipografías de tatuaje.

A pesar de que las frases latinas cortas y memorables se cuentan por cientos, en la cultura del tatuaje sólo tienen lugar unas cuantas, pues quieras que no el hecho de escribirse la frase tiene unas connotaciones para el que se tatúa. A veces.

Las principales frases, en una investigación superficial, son las siguientes:

Sobre el amor

  • Ama et fac qod vis. Ama y haz lo que quieras.
  • Omina vincit amor. El amor todo lo vence.
  • Amor ordinem nescit. El amor no tiene orden.
  • Odi et Amo. Odio y amo.

Sobre la valentía y el dolor

  • Carpe noctem. Aprovecha la noche.
  • Memento vivere. Acuérdate de vivir.
  • Dum spiro spero. Mientras respire, tendré esperanza.
  • Quis atterit mihi tantum mihi plantit fortius. Lo que no te mata, te hace más fuerte.
  • Veni, vidi, vici. Vine, ví, vencí.
  • Alea iacta est. La suerte está echada.
  • Cogito ergo doleo. Pienso, luego sufro.
  • Cedo maiori. Cedo ante lo superior.
  • Audere est facere. Atreverse es hacer.
  • Facta, non verba. Hechos, no palabras.
  • Per aspera ad astra. Hasta las estrellas, mediante el sacrificio.
  • Timendi causa est nescire. La ignorancia es la causa del temor.
  • Aequam memento rebus in arduis servare mentem. Acuérdate de conservar la mente serena en momentos difíciles.
  • Dura lex, sed lex. La ley es dura, pero es ley.

Sobre la personalidad

  • Aude sapere. Atrévete a saber.
  • Non sum qualis eram. No soy el que era.
  • Alis volat propriis. Vuelo con mis propias alas.
  • Cogito, ergo sum. Pienso, luego existo.

Los errores al escribir las frases, la mezcla de palabras latinas con las de lenguas vivas, el uso de frases de series de televisión, que no tienen historia alguna, todo eso hace mucho más interesante el tatuarse algo así.

Fuentes:
Latin phrases.
Latin quotes.
Yahoo Answers.
Yahoo Answers.
Latin Tattoos.

Arquitecto paisajista

Frederick Law Olmsted fue el principal arquitecto paisajista de la historia de Estados Unidos. Su obra magna es Central Park, en Nueva York.

Su amarga queja, en una carta al arquitecto Henry Van Brunt, sobre las exigencias a su denostada profesión bien recuerdan a los sufridos programadores informáticos que tienen que contar una flexibilidad a veces imposible:

Supón que has recibido un encargo de construir un teatro de ópera muy grande; y que poco antes de que la obra esté terminada y tu esquema para decorarlo completamente diseñado te indican que el edificio será usado los domingos como Templo Bautista y que ese espacio hay que acondicionarlo para incluir un gran órgano, un púlpito y una pila bautismal. Luego, a intervalos regulares, te van indicando que hay que readaptarlo y decorarlo convenientemente para que partes del edificio sean usadas como juzgados, cárcel, sala de conciertos, hotel, pista de patinaje, clínicas médicas, lugar de un circo, espectáculos caninos, taller, salón de baile, estación de tren y campo de tiro. Eso, es lo que casi siempre ocurre con los parques públicos. Disculpa si me pongo muy pesado; es algo que me produce ira crónica.

Fuente: The Devil and the White City, de Erik Larson.

La frase: Yahoo pudo comprar Google por un millón de dólares

Ahora estoy leyendo el libro Founders at Work: Stories of Startups’ Early Days que trata sobre startups (empresas muy nuevas con grandes posibilidades de crecimiento) de la informática en los años 80 y 90.

Entre las entrevistas que se muestran se deja ver en alguna ocasión algo que he visto por Internet a menudo y es el rumor de que Yahoo es una empresa perdedora porque tuvo la oportunidad de comprar Google por un millón de dólares y no lo hizo.

He estado investigando un poco sobre el tema y todo apunta a que esta frase no es correcta aunque no es una leyenda urbana, entra en una área intermedia y por eso creo que es interesante contarlo.

En primer lugar, decir que la misma historia se cuenta para Yahoo y otras compañías, principalmente Excite, un portal de Internet que también tenía un buscador. He encontrado más casos que sustentan la posibilidad de compra por parte de Excite como uno de los errores empresariales más grandes de la historia (muy por detrás de Western Union que rechazó comercializar el teléfono: el invento más rentable de todos los tiempos).

Luego primera puntualización: no hay un comprador claro para este error, lo cual despierta algunas sospechas de que la historia no es cierta.

Más importante si cabe es entender que Google no es como la Estatua de la Libertad, que siempre fue y será la misma. Es una empresa y como tal depende mucho del momento en que hablamos para entender el precio. En el momento en que se pudo comprar al rey de los buscadores no era lo que ahora.

Esto me recuerda a los que tuvieron de compañeras de clase a futuras actrices y modelos. Me pude haber casado con ella y no fui capaz de darme cuenta de mi error. Con las novias es más fácil teorizar: cuando estaba estudiando contigo era una estudiante y eso es lo que dejaste pasar, no a una actriz famosa ni a una modelo.

Cuando Google podía haber sido comprado no era más que un buscador con mucho crecimiento y que había recibido buenas críticas pero a fin de cuentas un buscador más. Los potenciales compradores tenían buscadores con muchas más visitas que Google.

En este caso es como tener a un jugador de la talla de Cristiano Ronaldo (no consigo explicarme qué hay detrás de llamar a un jugador CR9) y que te ofrezcan a un juvenil de segunda B que hace poco estaba jugando en regional y es muy bueno. Tú lo rechazas porque ya tienes a un buen jugador y bastantes problemas tienes como para preocuparte de cambiar una de las cosas que funcionan.

Punto número dos: el Google que se vendía en aquella época no era el de ahora y no tenía la potencia y las ramificaciones económicas actuales.

No tiene sentido pensar que tras comprar el buscador una de estas empresas habría llegado a lo que tenemos ahora. Seguramente el desarrollo se habría estancado o habría quedado en un lugar secundario y con el tiempo alguno de esos buscadores aspirantes se habría apoderado del mercado. Como la gente de Google no tenía otro producto aparte de su buscador se esforzaron al máximo en mejorarlo y optimizarlo y en eso está el verdadero éxito de su invento y el valor añadido se consiguió mucho después, cuando la empresa ya no estaba en venta.

Punto número tres: no importa quién hubiera comprado el buscador. De haber sucedido, el crecimiento en torno a él no habría sido tan importante como el que se ha conseguido.

Finalmente decir que la cantidad del millón de dólares no está documentada en ninguna parte, que yo sepa, y es demasiado baja para una época (estamos hablando de 1997) en que el dinero fluía con mucha alegría y se formaban y compraban empresas de Internet sin apenas ideas detrás. Unos años después los creadores de Blogger pudieron vender su producto por un millón de dólares en acciones de otra empresa (o sea, papelitos) y lo consideraron un fiasco pero al menos mejor que una quiebra (la empresa compradora quebró y no pudo realizarse la operación).

Punto cuarto: Un millón de dólares es demasiado poco.

Lo que cuesta ver de todo esto es que el primo no es Yahoo, ni Excite ni ningún otro. El primo es una pareja y como son dos de las personas más ricas y exitosas del mundo parece que no cometieran errores, que se afeitaran sin jamás cortarse. Pero si hubiera algunos idiotas en esta historia, aunque nos cueste reconocerlo, tendrían que ser Larry Page y Sergei Brin.

Estos dos estudiantes de Stanford desarrollaron el famoso algoritmo y la brillante idea de premiar las páginas con más enlaces. A ellos lo que les gustaba era el ambiente universitario y la investigación (algo que se traduce en la forma de contratar y de tratar a los empleados en Google) y para nada querían formar una empresa. Tras sufrir la primera crisis de crecimiento de la compañía (los servidores cedidos por la Universidad ya consumían tantos recursos que les invitaron amablemente a que se buscaran otro sitio) se vieron obligados a tomar una decisión sobre el futuro y su decisión fue quitarse de en medio la idea por buena que fuera y seguir en sus investigaciones para hacerse profesores universitarios.

Es decir, que se nos llena la boca insultando a empresas por no saber ver el potencial de la idea de otros y ¿No habría que reírse un poco de los que tuvieron la genial idea y ni siquiera ellos mismos le veían todo el potencial?

Punto número cinco: Antes de intentar conseguir financiación, los futuros multimillonarios intentaron quitarse el muerto de encima y sólo a falta de compradores se vieron forzados a levantar un imperio empresarial.

Por lo tanto os recomiendo que la próxima vez que veáis un chollo como este tratéis de ponerlo en perspectiva. En aquella época nadie veía un posible negocio en torno a las búsquedas. Y cuando digo nadie incluyo a los creadores de Google. Eso vendría después y para entonces ya no había precio de venta.

Un ejemplo de la forma de pensar de aquel entonces es el de Yahoo, que tuvo la opción de comprar Hotmail y no quiso. Cuando tiempo después vio el potencial económico de las cuentas de correo simplemente compraron un servicio competidor de Hotmail y lo hicieron crecer. Hoy en día el servicio de correo de Yahoo es el más popular del mundo, por delante de Hotmail.

Actualización a 4 de Agosto de 2011:

Leí el libro In The Plex: How Google Thinks, Works, and Shapes Our Lives, de Steven Levy, una especie de biografía de Google. Aporta mucha más información sobre este proceso de venta de Google. Me ha sorprendido sobre todo ver la cantidad de información confusa y poco sólida que hay en la red, y sobre algo tan propio de ella como es el inicio del buscador.

En realidad, el principal problema para que no se concretara la venta estaba en las condiciones de permanencia de los fundadores. Ellos estaban dispuestos a vender Google y las empresas compradoras estaban dispuestas a pagar ese dinero. Sobre todo había diferencias en el periodo y el contrato de permanencia que debían seguir Larry Page y Sergey Brin, una vez se realizara la venta. Y eso ero lo que más les desesperaba. Iban a tener que vender la empresa, algo que no les importaba lo más mínimo, pero no por mucho dinero y encima iban a tener que trabajar para otros durante por lo menos un año.

El libro dice lo siguiente de los potenciales compradores:
Yahoo: No veía la utilidad de comprar (o pagar una licencia por) un buscador, a pesar de que los fundadores simpatizaban mucho con los de Google.
AltaVista: Un diseñador estaba interesado, pero recibió una negativa de las oficinas de DEC (propietaria de la empresa) para siquiera intentar algún trato.
Excite: La propuesta de Larry Page era vender la empresa y que él fuera el único que trabajara con ellos. Su idea era seguir un máximo de siete meses, tras los cuales se marcharía, dejando la empresa totalmente en manos de los compradores, sin un solo miembro original de Google. Su idea de los siete meses era con idea de tener tiempo de apuntarse a los cursos de doctorado de Stanford. Excite tendría que pagar 1.600.000 dólares por el producto, de los cuales:

  • 300.000 dólares serían para Stanford, por la licencia que tenía sobre Google.
  • 200.000 dólares serían el salario de Larry Page.
  • 400.000 dólares de bonus por implementar unas mejoras al buscador que había pendientes.
  • 700.000 dólares en acciones de Excite.

Excite hizo una contraoferta de 750.000 dólares y al final no consiguieron llegar a un punto de acuerdo. La cifra del millón de dólares nunca estuvo sobre la mesa.

Resulta curioso ver como Scott Hassan, el programador que arregló el desastrado código inicial de Larry Page, insistía a los dos fundadores que crearan una empresa, que todo el mundo estaba ganando mucho dinero en Silicon Valley. Pero estos dos famosos empresarios le respondieron que “no estaban pensando mucho en forma emprendedora por aquel entonces”. Viendo las perspectivas, Hassan dejó Google y fundó su propia empresa (eGroups), que también resultaría en un gran éxito económico.

Durante los siguientes año y medio, rechazamos a todas las empresas que se nos acercaron. No encontrábamos a nadie realmente interesado. – dijo Larry Page – Conseguimos ofertas, pero no eran por mucho dinero. Así que dijimos, Pasando, y volvimos a Stanford a seguir trabajando.

Fuentes:
Historia de Google en Wikipedia.
Historia de Excite en Wikipedia.
Historia de Yahoo en Wikipedia.
El libro Founders at Work antes citado.
Coincidencias que hicieron que Google tuviera éxito.
Historia de Google en In The Plex: How Google Thinks, Works, and Shapes Our Lives.

Status quo ante bellum

Qué duda cabe que en las guerras sólo hay perdedores. Aunque por lógica todas sean prescindibles y malas soluciones, el paso de los tiempos demuestra su necesidad en el sentido de que son inevitables.

El término status quo ante bellum se refiere a aquellas guerras que acaban del mismo modo en que empezaron. Es decir, las cosas se quedan como estaban antes de la guerra.

Teóricamente es la forma de absurdo más pronunciado para un conflicto militar: dos que se pelean, todo queda igual que al principio, salvo los numerosos muertos, heridos y conmocionados que dejan a su paso. En la práctica, el status quo ante bellum es el mejor de los finales posibles a un conflicto. Porque nadie pierde nada, porque no se acumula el odio, porque la generación venidera no reabre las heridas del pasado.

En uno de estos empates, a veces los dos bandos se consideran ganadores. Mejor que mejor. Pero no, una guerra, aunque empatada, es una guerra de vencidos. Algunos ejemplos importantes de status quo ante bellum en la historia:

Qué: La última de las guerras Romano-Sasánidas
Cuándo: 602-609.
Quiénes: El Imperio Romano de Oriente contra el Imperio Sasánida.
Dónde: En los territorios actuales de Turquía, Egipto, Libia, Líbano e Israel.
Resultado: Status quo ante bellum.
Pero: En el 629, con ambos ejércitos agotados y muy mermados en su capacidad defensiva, el imperio del Islam se apoderaría de casi todas las provincias de tanto unos como otros.

Qué: Guerra de los Siete Años
Cuándo: 1756-1763.
Quiénes: Prusia, Hannover y Gran Bretaña, junto a sus colonias americanas y su aliado Portugal tiempo más tarde; y por otra parte Sajonia, Austria, Francia, Rusia, Suecia y España.
Dónde: La lucha fue por el control de Silesia, pero se desarrollo en todo el mundo, hasta en las Filipinas hubo batallas.
Resultado: Status quo ante bellum en la zona europea.
Pero: Los británicos y los españoles se apoderaron de casi todas las colonias francesas en América. Lo cual es curioso puesto que luchaban en bandos distintos.

Qué: Guerra anglo-estadounidense de 1812
Cuándo: 1812.
Quiénes: El Imperio Británico (la Colonia de Canadá) contra los Estados Unidos.
Dónde: En los territorios actuales de Estados Unidos y Canadá.
Resultado: Status quo ante bellum
Pero:
EEUU
2.260 muertos en combate
4.505 heridos
17.000 muertos por enfermedades
CANADÁ
1.600 muertos en combate
3.679 heridos
3.321 muertos por enfermedades

Sobre esta guerra escribí hace un año este artículo. Y lo terminé hoy.

Qué: Guerra Irán-Irak
Cuándo: 1980-1988.
Quiénes: Irán contra Irak.
Dónde: El territorio fronterizo entre ambos países.
Resultado: Status quo ante bellum.
Pero:
Irán:
188.015 muertos oficialmente, se estima que fueron hasta 800.000.
Pérdidas económicas de unos 500.000 millones de dólares.
Irak:
Entre 250.000 y 500.000 víctimas, tanto muertos como heridos, personal militar y civil.
Pérdidas económicas de unos 500.000 millones de dólares.

Qué: Guerra de las Malvinas
Cuándo: 1982.
Quiénes: Argentina contra Reino Unido.
Dónde: Islas Malvinas.
Resultado: Status quo ante bellum.
Pero:
Argentina:
6.493 muertos
1.188 heridos
Reino Unido:
258 muertos
777 heridos.

Fuentes:
La Wikipedia, en su artículo sobre el status quo ante bellum, y los enlaces más arriba indicados.

Esta en el aire, en alguna parte

¿Internet? No he llegado ni a usarlo. Internet es una enorme distracción.[…]
Yahoo me llamó hace ocho años […] ¡Querían que pusiera uno de mis libros en Internet! ¿Sabes lo que les dije? Iros a la mierda. Iros a la mierda vosotros y el Internet.
Te descentra.[…] No tiene sentido ninguno; No es real. Está en el aire, en alguna parte.

Ray Bradbury, el autor de Fahrenheit 451. Con noventa años, la culpa es de los periodistas, por publicar lo que dice, sin importarles el desprestigio que causan a la memoria de un mito viviente de la literatura.

Visto en esta página.

La frase: La mitad de la gente en prisión

La frase: La mitad de la gente que está en la cárcel nunca debería haber entrado, pero la otra mitad jamas debería salir de ella. (Half the people in prison should never be there at all, although the other half should never be let out.)
Origen: James Anderton, antiguo jefe de policía de Manchester.
Aplicable a: El viejo debate sobre cárceles demasiado estrictas y penas demasiado blandas. Al final los dos sistemas legales pueden entenderse como el que se preocupa de la primera mitad de la población reclusa (sistema reeducador) y el que se preocupa de la otra mitad (sistema represor).
Ambos sistemas pecan del mismo error: tratar a todos por igual, como si todos pudieran ser reeducados o como si ninguno tuviera salvación posible.
Fuente: People’s Almanac Presents the Twentieth Century (Es un libro).

Parábola de los talentos

Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.
A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.
Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.
Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.
Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.
Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.
Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.
Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.
Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;
por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.
Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.
Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.
Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Continúa leyendo Parábola de los talentos

La frase: No news is good news

La frase:
No news is good news (Que no haya noticias es una buena noticia).
Origen:

La primera versión de tan conocida expresión se le atribuye al Rey de Inglaterra James I, quien en 1616 escribió: “No newis is bettir than evill newis.” (Ninguna noticia es mejor que malas noticias). La versión moderna del dicho apareció muy pocos años después, en el libro de James Howell “Familiar Letters” (c. 1645) con el texto “I am of the Italians mind that said no news, good news“. (Estoy con la forma de pensar de los italianos, que dicen que no haya noticias es una buena noticia).

Fuente: “Wise Words and Wives’ Tales: The Origins, Meanings and Time-Honored Wisdom of Proverbs and Folk Sayings Olde and New” by Stuart Flexner and Doris Flexner (Avon Books, New York, 1993). Page 135.
Bueno, con tan buena información y un Internet tan completo se puede buscar en Google Books la versión completa de dicho libro y entonces vemos que la verdadera cita, en la página 329 de esta edición del libro, es la siguiente:
no-news-good-news.jpg
There is no news at all ftirring here now and I am of the Italian’s mind that faid Nulla nuova buona nuova no news good news.
Así, parece que el verdadero origen de la frase es latino. Sin embargo se asume que la frase de James I es la originaria de tan repetida expresión, tantas veces usada para repetir noticias en los diarios o para evitar tener que discutir lo que sucede en la actualidad.
no-news-joke.jpg
(No es que el chiste sea gracioso, pero me ha costado tanto encontrarlo que no he podido dejar de ponerlo.)
Aplicable a:
La guerra de Irak es una perpetua mala noticia. No estaría de más recalcar que este mes de mayo de 2008 ha sido el menos malo de todos desde que se inició la ocupación:
21 soldados muertos (en abril había muerto 52, 115 en diciembre de 2006).
480 civiles asesinados (744 en abril, 3.539 en septiembre de 2006).

La frase: Despierto para cumplir una tarea propia de hombre

Marco Aurelio. Emperador romano, autor del libro de pensamientos breves Meditaciones.
Origen:
Pensamiento primero del libro V de las Meditaciones de Marco Aurelio:

Al amanecer, cuando de mala gana y perezosamente despiertes, acuda puntual a ti este pensamiento: «Despierto para cumplir una tarea propia de hombre.» ¿Voy, pues, a seguir disgustado, si me encamino a hacer aquella tarea que justifica mi existencia y para la cual he sido traído al mundo? ¿O es que he sido formado para calentarme, reclinado entre pequeños cobertores? «Pero eso es más agradable». ¿Has nacido, pues, para deleitarte? Y, en suma, ¿has nacido para la pasividad o para la actividad? ¿No ves que los arbustos, los pajarillos, las hormigas, las arañas, las abejas, cumplen su función propia, contribuyendo por su cuenta al orden del mundo? Y tú entonces, ¿rehúsas hacer lo que es propio del hombre? ¿No persigues con ahínco lo que está de acuerdo con tu naturaleza? «Mas es necesario también reposar.» Lo es; también yo lo mantengo. Pero también la naturaleza ha marcado límites al reposo, como también ha fijado límites en la comida y en la bebida, y a pesar de eso, ¿no superas la medida, excediéndote más de lo que es suficiente? Y en tus acciones no sólo no cumples lo suficiente, sino que te quedas por debajo de tus posibilidades. Por consiguiente, no te amas a ti mismo, porque ciertamente en aquel caso amarías tu naturaleza y su propósito. Otros, que aman su profesión, se consumen en el ejercicio del trabajo idóneo, sin lavarse y sin comer. Pero tú estimas menos tu propia naturaleza que el cincelador su cincel, el danzarín su danza, el avaro su dinero, el presuntuoso su vanagloria. Estos, sin embargo, cuando sienten pasión por algo, ni comer ni dormir quieren antes de haber contribuido al progreso de aquellos objetivos a los que se entregan. Y a ti, ¿te parecen las actividades comunitarias desprovistas de valor y merecedoras de menor atención?

Frase aplicable a:
Desde el primer día en que leí esta frase, no pude volver a vaguear en la cama. Se acabaron las siestas. Se acabaron los cinco minutos extra. Ni trucos para dormir mejor, ni deporte, ni premios, ni rutinas para crear hábitos, ni despertadores especiales.
Cuando tengo mucho sueño, el desgraciado de Marco Aurelio me despierta por las mañanas.