Francia capital Paris

El desconocimiento de los estadounidenses de la geografía europea es constante motivo de mofa por parte de los españoles. Sólo un idiota desconocería que la capital de Francia es París.
Reírse de lo que otros ignoran es, sin embargo, una frecuente característica de los verdaderos idiotas. El inculto se ríe de que exista gente que sepa mucho menos que él. Con un poco de humildad, hay que intentar reconocer que todos sabemos menos de lo que quizás deberíamos y que algunos conocimientos tan básicos y necesarios como cómo cambiar una rueda, cómo cocinar un pastel o cómo curar correctamente una herida son cosas que muchos aún no conocemos y son indudablemente más prácticos que el saber la capital de Francia.

Cuando se muestra un vídeo de una persona que no sabe reconocer el continente africano en un mapa, o de alguien que cree que la capital de Europa es París estamos indudablemente ante casos extremos que no representan al ciudadano medio. He visto responder a personas españolas (normalmente mayores y ante preguntas mal formuladas) dar explicaciones infantiles sobre cómo se usa un preservativo, que es la homosexualidad o qué era el euro (antes de su puesta en circulación). Aceptar estas desviaciones, que son pocos minutos de horas de vídeo grabado y editado, como el promedio es una muestra de pocas luces, y sobre todo de prejuicios hacia ciertas personas.

Pero no hay que engañarse, la realidad es que los americanos tienen enormes lagunas sobre cómo es Europa. Nos resulta sorprendente que la gente no sepa que Madrid es la capital de España. O que hasta haya quien crea que Spain está en Sudamérica (lo cual es muy extraño ya que la mayoría de los hispanohablantes que conocen provienen de Sudamérica o México).

El motivo de esta incultura se debe a la forma en que se enseña la geografía en Estados Unidos. Allí la información está más centrada en su propio continente: Estados Unidos.

mapa-mudo-eeuu.jpg

Lo realmente interesante y difícil de precisar y si el conocimiento que tenemos los europeos de nuestro propio continente es o no superior al que ellos tienen de su país. Tengo la sospecha de que en ello saldríamos perdiendo. Y siempre pensando en el promedio. Posiblemente tú que lees esta página conoces más de las tres cuartas partes de las capitales europeas. Pero tú no eres representativo. Piensa quizás en tu padre o en alguien que trabaje en la construcción. ¿Cuántas capitales conocerá él comparado con un albañil de Florida?

No quiero dejar de indicar que comparar los conocimientos de geografía de un país con otro no tiene sentido. El tamaño de España es insignificante comparado con todo EEUU y comparar los 50 estados americanos con nuestras capitales de provincia me parece fuera de lugar para un país que lleva más de 20 años en la Unión Europea.

En lugar de seguir ridiculizando a otras personas, si no te importa poner a prueba tus conocimientos, ahí van unas preguntas para saber hasta qué punto conoces tú los Estados Unidos. Piensa que para un americano alguna de tus respuestas puede ser absolutamente equivalente a no conocer la capitalidad de París o Londres o a no reconocer Alemania en un mapa.

1. ¿Cuál es la capital de California? (California tiene una extensión y población muy similares a las de España).
2. ¿Cuál es la capital del Estado de Nueva York? (Este estado es el centro financiero del mundo y en él viven casi veinte millones de personas).
3. ¿En qué estado se encuentra la capital, Washington?
4. Enuncia un río estadounidense que no sea el Mississippi.
5. Localiza en un mapa la ciudad de Chicago. El núcleo urbano en torno a Chicago, con casi 10 millones de habitantes, es uno de los mayores y más importantes de entre los países del primer mundo.

Pueden parecer preguntas con trampa, pero creo que quien no haya sido capaz de responder a estas cinco preguntas debería aprender las respuestas antes de insultar a un paleto agricultor de Minessota que no sabe situar Irak en un mapa.

El debate sobre la comparación entre los conocimientos europeos y los americanos no suele suscitarse. En términos políticos y económicos, una región y otra son de una importancia similar. Para los europeos se suele dar por hecho que Europa es más importante porque tiene más Historia y más países. Es un pensamiento no exento de chovinismo. Toda la Tierra comparte una historia común aún y entender que la Historia Europea es la central, y que la existencia de los pobres indios hasta antes de 1492 apenas merece ser nombrada es un pensamiento arriesgado. Porque si razonamos de ese modo, China tiene una cultura mucho más avanzada y legendaria que la nuestra (hasta el siglo XVII por lo menos estaban mucho mejor que en Europa) y si pensamos en nuestros conocimientos asiáticos mejor nos echamos a llorar.

La historia europea es más importante que la americana porque es nuestra historia, pero para los americanos lo contrario también sucede. Prefieren saber dónde está Ohio antes que Rumanía y es que es algo totalmente razonable, para alguien que puede acabar viendo cómo la central de su empresa se traslada a ese estado mientras que de Rumanía probablemente nunca tenga ninguna noticia buena.
Finalmente, es interesante pensar hasta qué punto es útil conocer las capitales de las ciudades. Al fin y al cabo lo único que garantiza es que si alguna vez hablan de esa ciudad, sabrás el país de que se trata. Pero poco más. París no tiene ningún interés como capital de Francia. Lo interesante de París es la Torre Eiffel y el Louvre, o la comida y los paseos. Y esas cosas las sabe más gente de la que uno cree. Por eso mucha más gente conoce a Chernobyl que a Kiev y sin embargo la segunda es la principal ciudad y capital de Ucrania.

Si quieres echarte a temblar con tus conocimientos sobre Estados Unidos, prueba este test en el que hay que identificar los Estados sobre un mapa. A pesar de haber estudiado bastante antes de hacerlo, no he sacado más que un 99 sobre 150. Si no eres capaz de identificar más de cinco estados, deberías hacer algo por aprender más de la geografía americana. Para insultar no hace falta estudiar nada.

El mundo en 1906

Casi con toda seguridad 1906 fue el año en que menos países independientes había en el mundo.
Wikipedia ofrece una lista que tiene tan solo 59 países, pero de ella pueden eliminarse seis:

  • Emirato de Bukhara. Pues era un protectorado de Rusia, no un país plenamente independiente.
  • Congo Free State. Que a pesar del nombre era propiedad del rey belga Leopoldo II. Se piensa que ha sido la mayor propiedad privada que jamás ha poseido una sola persona.
  • Creta. Que ya se encontraba en una situación delicada, con pretensiones griegas y turcas.
  • Khanate of Khiva. Otro protectorado ruso.
  • Reino de Kongo. Este Congo con K era un reino solo sobre el papel, pues Portugal era el colonialista de turno que realmente gobernaba.
  • Marruecos. Que por aquel entonces era un protectorado de Francia y España.

europa-1906.jpeg
La lista de países totalmente soberanos sería la siguiente (disculpad los nombres en inglés) :

  • Principality of Andorra
  • Argentine Republic
  • Austro-Hungarian Empire
  • Kingdom of Belgium
  • Republic of Bolivia
  • Republic of the United States of Brazil
  • Principality of Bulgaria
  • Republic of Chile
  • Great Qing Empire (China)
  • Republic of Colombia
  • Republic of Costa Rica
  • Republic of Cuba
  • Kingdom of Denmark
  • Dominican Republic
  • Republic of Ecuador
  • Republic of El Salvador
  • Empire of Ethiopia
  • French Republic
  • German Empire
  • Kingdom of Greece
  • Republic of Guatemala
  • Republic of Haiti
  • Republic of Honduras
  • Kingdom of Italy
  • Empire of Japan
  • Republic of Liberia
  • Principality of Liechtenstein
  • Grand Duchy of Luxembourg
  • United Mexican States
  • Principality of Monaco
  • Principality of Montenegro
  • Kingdom of The Netherlands
  • Republic of Nicaragua
  • Kingdom of Norway
  • Sublime Ottoman State
  • Ouaddai Empire
  • Republic of Panama
  • Republic of Paraguay
  • Persian Empire
  • Peruvian Republic
  • Kingdom of Portugal
  • Kingdom of Romania
  • Russian Empire
  • Most Serene Republic of San Marino
  • Kingdom of Serbia
  • Kingdom of Siam
  • Kingdom of Spain
  • Kingdom of Sweden
  • Swiss Confederation
  • United Kingdom of Great Britain and Ireland
  • United States of America
  • Eastern Republic of Uruguay
  • United States of Venezuela

De estos países, casi todos existen en la actualidad, aun cuando sea con otro nombre. Sólo el exótico Imperio Ouaddai que existía dentro del actual Chad resulta realmente extraño. Según parece Francia también gobernaba esta región desde 1903 así que bien podría salir de la lista.
De los nombres oficiales, son llamativos el de San Marino (La Serenísima República ) o la actual Turquía: Sublime Estado Otomano.
En 1906 sólo había 53 países independientes. Los mismos que hay en todo África actualmente. Tres más de los que hay en todo Europa. Hoy el número de países es de 195.
Fuente: Propia.

La ciudad de las bombillas

La serie americana Sex and the City (traducida como Sexo en Nueva York) presenta la aparentemente poco realista vida de cuatro chicas newyorkinas tan acomodadas económicamente como promiscuas y desinhibidas en el plano sexual. Al margen de las críticas ante la veracidad o lo divertida que pueda resultar, es una interesante muestra de la vida en la ciudad de Nueva York (de ahí que el título español, que deja a la ciudad como el lugar donde ocurre la acción en lugar de un protagonista más, es un poco desacertado).
Una de las cosas que más me chocó de esa serie era el ver cómo cuatro chicas que tienen trabajos de primera fila – periodista de éxito, asociada de una firma legal, galerista de arte, relaciones públicas – al margen de que disfrutan de una vida envidiable disponen de un tren de vida relativamente modesto.
La protagonista se enamora de un personaje que es quizás el único que aparece en toda la serie que tenga coche propio. Con el lujo añadido de que posee chófer, pero es que de lo contrario habría quedado como un pobre diablo.
Aunque las chicas viven en las zonas más exclusivas de la ciudad del lujo moran en apartamentos bastante modestos, con apenas una habitación y una cocina minúscula. Y además, viven de alquiler.
Nunca viajan al extranjero – o casi nunca. No pasan un día en el campo. En verano van a la piscina porque una de las protagonistas consigue robar una tarjeta de socio de una de ellas.
Trabajan de sol a sol. Pagan sus cuentas por separado. Comen comida barata demasiado a menudo. Sufren horas para conseguir un taxi, que comparten. A veces no pueden entrar en las discotecas. Y en algún restaurante, al no tener reserva, se quedan sin comer.
Si eliminamos el lujo newyorkino, los zapatos de diseño, los regalos desmedidos, el chófer, casi tenemos la vida de unas pobres mileuristas con más suerte en la cama que en la vida.
Y es que Nueva York es una ciudad paradójica. Parece el símbolo del sinsentido, de la contaminación, del consumismo. La realidad sin embargo no es tan sencilla. En este ingenioso ensayo, David Owen diserta con acierto defendiendo el estilo de vida de la Gran Manzana. Solo degenerado en apariencia, la gente tiene una actitud altamente ética ante un mundo en que los combustibles, la contaminación y el cambio climático parecen la gran amenaza.
Volviendo de nuevo a los coches, el 82% de los habitantes de esta ciudad usa el transporte público en sus desplazamientos. Tendríamos que imaginarnos algún país del peor tercer mundo para encontrar esos niveles. Y es que aunque el metro y el tren sean una pesadilla (y el taxi no siempre funcione en las horas punta), son los mejores métodos para moverse dentro de la ciudad. Hasta el punto de que mucha gente con sueldos anuales superiores a los 200.000 euros no tenga otro medio de transporte a su disposición.
Con un uso tan extendido de estos transportes, viviendo en apartamentos pequeños en grandes edificios, el consumo de energía per cápita es uno de los más bajos del mundo. El autor del ensayo, lectura imprescindible, usa su propio ejemplo. Primero vivió en Nueva York durante años. Luego decidió salir de la ciudad cuando nació su primer hijo. Se marcharon a un lugar idílico, tanto que tienen que tener cuidado con los osos. Pero en parte lamenta que tienen que tomar el coche hasta para comprar el pan. El colegio de los niños está realmente lejos. Ahora necesitan al menos dos coches en casa, que hacen miles de kilómetros cada año.
Gastan una cantidad obscena de dinero en calentar o enfriar su gigantesca casa de campo – sería absurdo tener una pequeña cabaña y aún así sería también mucho más caro que en Nueva York. Aunque tengan un bosque centenario a pocos metros de la ventana de sus casas, aunque tengan una vida más «verde» no es más ecológica. En Nueva York sin embargo, aunque no tuvieran suficientes horas de sol, su vida era más respetuosa con el medio ambiente.
Interesante reflexión: Nueva York es la ciudad más ecológica de Estados Unidos.

Cuatro estrellas

Llevo toda la vida oyendo comentarios peyorativos hacia hoteles que no cumplen los estándares de calidad propios de las estrellas que se supone se han ganado por méritos propios.
El que más me ofende es el de quienes comparan churras con merinas. Cuando alguien dice «este hotel es una castaña para tener cuatro estrellas, hasta la pensión en que me alojé en Madrid es mejor» no se da cuenta de que la semejanza fundamental entre la pensión de Madrid y el chusco hotel de cuatro estrellas en Venecia es precisamente que él ha estado en ambos.
¿Por qué un turista se aloja a veces en hoteles de cuatro estrellas y otras en pensiones u hoteles de baja calificación? Pues porque el standar de calidad lo define su bolsillo. El que puede pagar un cinco estrellas en Estambul, lo paga. Y resulta que una habitación doble en un cinco estrellas de esa ciudad cuesta más o menos lo mismo que una en un hotel de dos estrellas de París. Y la verdad es que no habrá grandes diferencias entre ambos establecimientos. Si te quejas de la calidad de los cuatro estrellas es porque no quieres reconocer que no eres un turista de cuatro estrellas, lo eres de tres justitas, que siempre pagas lo mismo por el alojamiento. En destinos de precios imposibles se opta por la pensión, como puede ocurrir con Madrid. En lugares baratos, uno se lanza donde puede, aunque nominalmente sea un cinco estrellas.
Lo que es de cajón es que si un hotel es de cinco estrellas o bien no es apto para turistas o bien no lo es para estrellas de cine y empresarios de postín. Si has podido pagar la habitación es porque las estrellas nada dicen del lujo.

II

La confusión general es atribuir una relación directa entre la calidad y el número de estrellas. Y es un grandísimo error. Las normativas para asignar las estrellas difieren entre países y aún dentro de un mismo país entre regiones y ciudades. El hecho fundamental es que las estrellas se ganan en función de poseer determinados equipamientos, no de la calidad de estos.
Observemos la legislación vigente en España, según un antiguo Real Decreto de 1983. Esta normativa es diferente según cada Comunidad Autónoma, pero las directrices generales son comunes y sirven para ilustrar.
Por ejemplo, apenas si hay exigencias para los baños de la habitación. Puedes tener una bañera que se caiga a pedazos, con desagüe atorado. El cuarto de baño puede ser pequeño y el espejo mohoso. Aún así, podrías encontrarte todo eso en un hotel de cinco estrellas español. Sin embargo, si el cuarto de baño no tuviera teléfono el establecimiento perdería su quinta estrella.
Puede que tu alojamiento tenga todas las comodidades posibles, pero si no dispone de calefacción, por arcaico que sea el sistema, nunca podrá alcanzar la categoría de hotel. Si mantiene una habitación «al estilo antiguo», como forma de distinción, y esta no tiene agua caliente, dejaría también de ser un hotel.
Un hotel de tres estrellas no se caracteriza por su calidad, sino sobre todo por ser un lugar con piscina. La presencia de un restaurante o bar es fundamental para alcanzar la tercera y cuarta estrellas. Estas son las mayores dificultades para algunos hoteles; de ahí que a veces uno se encuentre con maravillas de dos estrellas, que no pueden escalar simplemente por carecer de piscina o no poder tener determinado porcentaje de plazas de aparcamiento por disfrutar de una ubicación demasiado céntrica. A veces es uno tan incauto como para sorprenderse al encontrar hoteles de dos estrellas que son mucho más caros que otros de tres o hasta cuatro.
Cierto es que todo suele ir acorde. Si tienes piscina, tienes que mantenerla, y si puedes mantener una piscina puedes poner un sistema de aire acondicionado decente en cada habitación. Si has adaptado el lugar para minusválidos, incendios y salidas de humos es de esperar que los baños tengan una canalización relativamente moderna.
En fin, que las estrellas no lo son todo. Dime cuánto has pagado por la habitación y te diré qué puedes esperar de ella. No vayamos de adinerados por pisar un cuatro estrellas.
Lectura recomendada:
Elegir hotel.
Hoteles y estrellas

Las ratas de Alberta

Hay ratas en todos los lugares del mundo donde viven hombres. Sólo en los polos, por el extremo frío y la escasa población humana no viven ratas.

Una notable excepción es la provincia de Alberta, en Canada. Un poco más grande que España, esta región tiene el extraño privilegio de ser uno de los pocos lugares habitados del mundo donde no viven estos molestos roedores.
Por un lado se conjugan condiciones geográficas favorables: la región es bastante fría, la densidad de población (5,38 habitantes por kilómetro cuadrado) muy baja. Está aislada de zonas portuarias – los barcos cargueros siempre van atestados de ratas y tiene un tráfico moderado de trenes y camiones, insuficiente para propagar grandes cantidades de ratas. Alberta limita al norte con una región boreal de temperaturas demasiado extremas, al este con las Montañas Rocosas, que sirven de aislamiento. Al sur, a pesar de limitar con los Estados Unidos, lo hace con las semiáridas High Plains de Montana, unas mesetas donde casi no llueve que tienen la densidad de población más baja de todo Estados Unidos.

Sigue leyendo Las ratas de Alberta

Poblacion mundial de cerdos

Los tres países con mayores poblaciones de cerdos del mundo son:

  • China: 457.000.000 cerdos
  • EEUU: 59.000.000 cerdos
  • Brasil: 30.000.000 cerdos

La población mundial total de cerdos no supera los 1.000 millones de animales. Hay más personas en la India que cerdos en todo el mundo.
Sólo hay tres países con más cerdos que personas:

  • Dinamarca: 13.000.000 cerdos, 5.450.000 personas.
  • Samoa: 201.000 cerdos, 185.000 personas.
  • Tuvalu: 13.2000 cerdos, 10.400 personas.

Una extraña relación de equilibrio es la existente en Baja Sajonia. En esta región alemana hay casi tantos cerdos como personas (en torno a los 8.000.000 de individuos, en constante fluctuación).

10 cosas que no sabias de Armenia

1) Armenia es una ex-república soviética con una situación geográfica problemática.

Está cerca de Europa pero demasiado al este como para considerarla europea. Está cerca de Asia pero demasiado al oeste como para considerarla asiática. Está cerca de Oriente Medio demasiado al norte para considerarla un país de la región.

La que pudiera ser una ubicación privilegiada no ha sido sino foco de constantes problemas. Su territorio ha sido conquistado sucesiva y alternativamente por asirios, griegos, romanos, bizantinos, árabes, mongoles, turcos y rusos.

2) Armenia siempre ha tenido problemas con sus vecinos. No en vano son países que no se harán famosos por lo pacíficos. Irán (al sur), Turquía (al oeste), Georgia (al norte) y Azerbaiyán (al este) son sus vecinos.

Hasta qué punto serán complicadas sus relaciones internacionales que uno de los vecinos con los que mejor se lleva es Irán.

3) Armenia es uno de los países con más emigrantes del mundo. Se estima que 8 millones de armenios viven fuera del país, por tan sólo 3,2 millones que permanecen en él. Esta situación paradójica provoca extrañas situaciones: cuando la economía mejora un poco se produce un flujo migratorio inverso y la población aumenta exageradamente. Cuando las cosas se ponen negras, la gente desaparece dejando el país bajo mínimos.

Hay armenios por todas partes, pero sobre todo en Rusia, Francia, Irán y los Estados Unidos.


4) La tensión entre Azerbaiyán y Armenia, aunque poco conocida, es una de las mayores en la actualidad. Cuando la URSS se estaba desmoronando, una región dentro de Azerbaiyán, Nagorno-Karabakh consiguió su estatus como República rusa autónoma. Con el desmantelamiento de todas las repúblicas, Azerbaiyán peleó por evitar esta emancipación. Entonces fueron los armenios los que mediaron en favor de los de Nagorno-Karabakh, en gran parte de procedencia armenia. Los azerbaiyanos contraatacaron con un bloqueo ferroviario y aéreo hacia Armenia.

Armenia, sin las comunicaciones en tren con Rusia a través de Azerbaiyán, se quedaba en una aislamiento ruinoso. Esto provocó una guerra en 1994, que acabó por mediación de Rusia con la anexión/independencia de Nagorno-Karabakh por parte de Armenia, formando un enclave de incierto status legal internacional que es todo un polvorín.

Como las guerras no las gana nadie, la situación económica de Armenia empeoró terriblemente y actualmente vive en un estado de semiaislamiento económico. Peor aún lo tienen los de Nagorno-Karabakh que no pueden salir del país por tierra, salvo por el pasillo habilitado hasta Armenia, por la presión azerbaiyana.

5) Armenia es uno de los mayores herederos de la tradición ajedrecística soviética. Son los actuales campeones de la Olimpiada de Ajedrez (celebrada en 2006) por delante de todas las antiguas repúblicas, China y Estados Unidos. Muchos torneos importantes de ajedrez se celebran en su capital, Yerevan.

6) Las tensiones con Turquía son casi peores que con Azerbaiyán – si cabe. Durante la 1ª Guerra Mundial Turquía aniquiló a gran parte de la población Armenia (1,5 millones de personas en un país que tiene actualmente 3,2 millones de habitantes). Este genocidio no reconocido es constantemente resaltado por los armenios. Durante muchos siglos Armenia ha sido un territorio dependiente del Imperio Turco.

7) Armenia, a pesar de estar donde está, es un país cristiano (que no católico). De hecho es el país más antiguo del mundo cuya religión oficial es cristiana. Los armenios son cristianos desde el año 301, antes que los propios italianos.

8) El símbolo de Armenia es el monte Ararat. Sin embargo, el monte Ararat pertenece a Turquía, algo que no ocurría en el pasado. Con sus 5.137 metros puede divisarse perfectamente desde la capital Yerevan, pero no les pertenece.

9) Andre Agassi es de familia armenia. Hay pocos armenios de pura cepa que sean verdaderamente famosos (quizás el que más el compositor de música clásica Aram Khachaturian) pero los armenios se conforman con que la familia fuera Armenia para considerarlos como suyos.
Así, apuntan como armenios a Alain Prost, Cher, Seymour Skinner (sí, el de los Simpsons), Kasparov (que nació en Azerbaiyán). ¡Hasta Diana de Gales tiene 1/64 de sangre armenia!

10) Si los típicos apellidos españoles terminan en -ez (López, González, Martínez, Estébanez, …) los apellidos armenios terminan en -ian. Por ejemplo el tenista Nabaldian tiene apellido armenio. De hecho casi todos los apellidos terminan así, como muestra: El equipo de armenios que ganó la Olimpiada de Ajedrez de 2006: Sargissian, Aronian, Asrian, Akopian, Lputian y Minasian.

Las 7 maravillas de Canada

Terminó el concurso en que se elegían las nuevas Siete Maravillas del Mundo. Es increíble la confusión que se ha generado al respecto.
Por un lado, hay mucha gente que se ha tratado de aprovechar de la convocatoria: páginas falsas en Internet, votaciones a favor de la Alhambra en páginas que no eran la oficial, envíos de SMS que evidentemente no podían tener ninguna validez en la votación.
España se presentaba con la Alhambra de Granada, que no ha sido finalmente elegida. Sorprende el enfado de determinadas personas, que se sienten engañadas. Me fascina lo irracionales que somos: se convoca un concurso en que ganarán no las mejores, sino las más votadas. Y luego, si no te gustan los resultados, apelas a la falta de justicia.
En este tipo de elecciones no se puede recurrir a la (falsa) democracia. La masa elige mal a propósito. 99 de cada 100 españoles han elegido la Alhambra porque es española. Sin pensar que no están tratando de elegir el monumento más destacable: están eligiendo el que es español por ser español. Muchos de los que han votado no han estado en la Alhambra. Pero por ser española ya es mejor que los monumentos que tengan los demás.
Los granadinos han hecho muy bien en votar a su monumento: al fin y al cabo es dinero que puede acabar volviendo a la ciudad. Pero el resto de españoles podría haber intentado ser algo realistas.
Siendo una elección al peso los resultados finales podrían haber sido más grotescos y menos justos. Sorprende que Petra haya acabado entre las ganadoras. Y no porque no lo merezca sino precisamente por lo ineficiente del sistema de elección. Los jordanos no se iban a volcar a defender su monumento a golpe de ratón. Son menos que el resto de países participantes. También los peruanos lo tenían complicado con su Machu Pichu, pero algo de justicia ha emergido entre tanta irracionalidad. Ahora la gente se sorprende de que el Cristo Redentor brasileño haya llegado al top seven. Por si alguien lo desconoce, Brasil tiene 190 millones de habitantes. Eso da para muchos pobres, pero también para muchos que pueden votar por su monumento.

Sigue leyendo Las 7 maravillas de Canada

Paises seguros

Con la muerte de 7 turistas españoles en Yemen los agoreros sienten el placer del que vaticina lo predicho: No si ya te lo decia yo.
Donde se pongan Benidorm y Gandía que se quiten todos esos turismos exóticos de países bárbaros. Como en España en ningún sitio.
Me ha gustado la respuesta de una de las heridas al macabro periodista de «El Mundo»:

No he vuelto a nacer. Soy una persona con mucha suerte, he estado en más de una situación límite y no he muerto.

No todos eran guirazos en bermudas y con la litrona bien cerquita. Algunos eran viajeros experimentados que sabían a lo que iban. Me ha sorprendido los comentarios de algunos de esos defensores del turismo patrio: «¿Habéis visto al sitio al que iban? ¡Es precioso!».
Pues claro, en el planeta Tierra no quedan sitios especiales accesibles, plenamente seguros y que no estén masificados. Y poca gente va a destinos peligrosos por el propio peligro en sí, ese peligro tiene que estar compensado con algún atractivo.
En mi perpetuo papel de abogado del diablo, recordar a los españoles que nuestro país no es ni mucho menos uno de los más seguros del mundo. Los que vivimos en Madrid nos enfrentamos a una de las ciudades con mayor riesgo de atentado de todo el mundo, muy por detrás de Bagdad y Mosul pero a buen seguro en el top ten mundial de peligrosidad.
El periódico publicaba un siniestro mapa del mundo indicando los destinos a los que no hay que ir. Por peligro de terrorismo, de guerras, de enfermedades.
Lo que no dice ese mapa es que España también estaría señalado (si no fuera porque el título dice «países extranjeros con peligro»). Veamos que nos cuentan en el Foreign Office Británico:

Sigue leyendo Paises seguros