Cinco años

La primera entrada surgió de una horrible errata en la edición impresa de un periódico importante: alguien escribió «cavallo».
Desde entonces hasta ahora han pasado unos cinco años. Al principio pensaba que esto no daría para mucho. Tenía unas diez o doce cosas que podría contar. Eran ideas que yo pensaba que eran nuevas sobre temas cotidianos.
Un poco de historia
A finales de 2003 los blogs eran muy diferentes de los de ahora. Poca gente escribía y menos aún tenía cierta audiencia. Por supuesto existían cientos de blogs de noticias (chorradas) tecnológicas, pero tenían que competir con algunos autores muy buenos. Era gente que no sabía mucho de tecnología pero que tenían mucho ingenio. Muchos murieron en el camino incapaces de controlar los ataques de spam y las intromisiones en su vida privada. Otros hicieron bien: se aburrieron y lo dejaron.
Pero su muerte no fue en vano, dejaron un listón muy alto para todo aquel que quisiera contar algo. Y era difícil contar las cosas bien. La Wikipedia existía pero la inglesa tenía menos entradas que las que ahora tenga la Wikipedia en latín. Y el nivel y la extensión de las mismas no eran ni de lejos el actual. Uno buscaba la información por la red y encontraba cosas sueltas, muchas veces de foros en inglés. Era más fácil inventar sin que te descubrieran en un error.
La cifra de cinco años es altamente inexacta, ni mucho menos empezó la página como un propósito de año nuevo. Estuve desde Septiembre recopilando información para hacer una página y tres o cuatro ideas hubo que descartarlas porque ya existían. Pensaba que había que tratar sobre un tema en concreto y especializarse lo máximo posible. Al final no encontraba nada sobre lo que realmente me viera capacitado a escribir varias entradas por lo que empezó como lo que es: un cajón de sastre. Nada del típico blog que dice «tecnología y chorradas que me encuentro por Internet» y luego se pasa semanas hablando de un terremoto que hubo en Marruecos o de camisetas de la serie Héroes.
La idea inicial de cajón de sastre se mostró sobre todo en el título inicial (tan provisional como desafortunado: Cosas Raras mías (http://www.zonalibre.org/miscosas).
Pronto quise cambiar de nombre y tener mi propio dominio, pero no se me ocurría ninguno bueno. Estuve más de un año dispuesto a cambiar pero sin hacerlo, hasta que se me ocurrió lo de asinorum que sin ser la mejor idea de mi vida, me parece aceptable.
Con el tiempo han cambiado muchas cosas, estoy orgulloso de reconocer que ahora escribo mejor que antes. Eso sí, las frases están llenas de repeticiones y conjunciones, dobles y triples negaciones y oraciones interminables. De faltas de ortografía mejor ni hablar. Me consuelo pensando que eso es un estilo propio.
Hace cuatro años pensaba que me costaría escribir doce o quince artículos. Hoy ya van por más de 900, y hay 100 entradas que se han quedado sin publicar pendientes de retoques o del momento adecuado para salir a la luz. El sistema dice que se acaban de cumplir los mil artículos.
Esto suman un total de 3.357.370 letras. Al ritmo medio de lectura en castellano de 150 palabras por minuto, o 900 caracteres para leerse todo esto harían falta más de dos días y medio. Al ritmo rápido con que se leen los blogs, por lo menos un día entero. No merece la pena hacerlo.
La selección
Mientras seguía tratando de mejorar el formato quise hacer una selección personal de mis diez entradas favoritas. Me resultó imposible seleccionar menos de veinticinco. Al final casi todas son recientes, eso me consuela, lo mejor está aún por llegar. Este es un buen resumen del blog:

Incluso he preparado un .pdf de 64 páginas con esta lista de artículos, tratando de aprovechar el espacio al máximo, letra pequeña y pocos márgenes. El que lo quiera puede acceder a él desde aquí. Es una perfecta lectura de WC.
A pesar de ser esta una selección no creo que sean los mejores estrictamente hablando. Simplemente muestran los que han sido los temas estrella durante la existencia de esta página. Algunos artículos son muy originales, en el sentido de que son materias que no se habían tratado hasta ahora, al menos que yo sepa. Son lo suficientemente superficiales como para que no tengan valor científico o literario de ninguna clase.
Quizás en eso hay que quedarse: sin ser demasiado vulgar, todo a base de copiar y pegar, sin caer en la glosa: unir textos de la Wikipedia con dos enlances mal avenidos. Intentar ir un poco más lejos, pasar el puente de los burros.
Hay trabajos ingentes, como el del día más importante del año, que causan un total desinterés mientras que artículos escritos en quince minutos tuvieron muy buena acogida.
No quiero engañar a nadie. Escribo lo que me gustaría que otros escribieran y lo sigo haciendo en tanto en cuanto veo que no hay nadie que se decida a hacerlo. Para los lectores esto tiene una indudable ventaja: los temas cambian a menudo aunque reciben un tratamiento uniforme. Se puede hablar de Peter Cech, de Roosevelt o de Miss Canadá en igualdad de condiciones.
Todas las respuestas a Pons Asinorum
En fin, que esto se vuelve autocomplaciente, pero creo que por respeto a la gente que lleva mucho tiempo aquí, vamos a seguir en el esta celebración, total, esto ocurre con menos frecuencia que las Olimpiadas.
¿Por qué el autor firma como Zrubavel?
¿De dónde proviene la frase de cabecera del blog?
¿Y por qué se llama este blog Pons Asinorum?
¿Por qué este blog no tiene publicidad?
¿Por qué no puedo enviar los artículos a Meneame?
¿Cuándo terminará este blog? Empezó con el desánimo del principiante y como la prolongación de una broma, pero cumpliré mi idea inicial de terminarlo con un post que se llama el compañero de estantería, que no es más que una historia sobre una extraordinaria coincidencia que me ocurrió hace varios años, antes de empezar la página. Asín que si veis ese título, no hará falta dar más explicaciones.
Los comentaristas
No quisiera terminar sin dar mi agradecimiento a los comentaristas, habituales o no. Sois vosotros los que regaláis contenido a la página. Vuestras opiniones ayudan a corregir errores. No me importa corregir errores o párrafos enteros cuando estoy equivocado. Incluso me han hecho correcciones eruditas y me alegro de haber tenido lectores tan cultos. La ventaja de un blog sobre un libro es que se puede corregir casi instantáneamente. No me da vergüenza estar equivocado.
Quiero también agradecer a mis antiguos compañeros de hosting en zonalibre, que muchos me han seguido como lectores durante muchos años. Así podemos incluso recalcar a uno: Trokkes:
Dejó su primer comentario el 8 de diciembre de 2004 y el siguiente casi tres años después: el 15 de diciembre de 2007. Su poca locuacidad sólo es superada por su fidelidad, al ser el lector que lleva más tiempo leyendo la página. Gracias por estar ahí Trokkes.
También gracias a los que comentan mucho, las diez personas que más veces han comentado:

  • mced/Raúl
  • Hugo
  • Dos_Unobe
  • David Llada
  • Naide
  • David C.
  • lendermain
  • shevek
  • Superverde
  • el hombre máquina

El comentario más largo que me han escrito nunca es este.
Y más gracias a los que nunca comentan: no comentar es lo normal.
Los visitantes
Afortunadamente esta página sigue siendo considerablemente marginal. El número de lectores crece menos que el promedio de nuevos usuarios de Internet.
Las estadísticas que tengo dicen que hay:
79,872 usuarios únicos (cuando estaba alojado en Zonalibre)
509,962 usuarios únicos (desde que está en Asinorum.com)
Eso dicho de páginas de Internet parece poco. Pero en personas, que es lo que suele haber detrás de una visita, son más visitantes que los que tiene el Museo de Arte Contemporáneo de Castila y León, en sus cuatro años de existencia.
En general respeto mucho a la gente que llega de buscadores, porque son la mayoría de los visitantes de esta página. Al final muchos acaban guardándose la dirección y volviendo de nuevo (muchos es uno de cada 10.000).
Estadísticamente hablando los 133 suscritos a la página a través de Google Reader son pocos, comparados con otras páginas. Pero me parece una burrada que haya 133 personas de todas partes del mundo interesadas en leer esta página.
133 personas visitas o lectores es un número pequeño pero considerados como seres humanos son mucha gente. Todos los invitados a una boda de tamaño medio. Cuando tienes que pagarles un cubierto a cada uno de ellos, te das cuenta de cuántos son.
En general los visitantes que se repiten (returning visitors, gente que ha estado en la página más de una vez, que gracias a los lectores de feeds no son una medida del todo fiable) son unos 500 al día.
Estos datos a veces me dan miedo. Afortunadamente sé qué tengo que escribir para no aumentar demasiado las visitas. Tengo aparcada una serie sobre la Erie Railroad para cuando necesite desmoralizar a los buscadores de curiosidades fáciles y de dudosa veracidad.
A todos nos gusta que nos lean, que nos visiten, que nos admiren. Pero prefiero que me lea un profesor de latín antes que todos sus alumnos suspensos, que serán muchos más.
Parte del relativo éxito de esta página se debe a la suerte. Aunque muchos digan que «lo bueno acaba triunfado» es mentira. Hace un par de años empecé otro blog y no hubo forma de conseguir lectores. A pesar de cuidar mucho más detalles como el diseño, las fuentes, hacerlo más visual. El contenido era parecido a este.
Los que empiecen ahora lo tendrán infinitamente complicado, salvo que tengan un padrino famoso o se arrastren por las páginas de promoción mendigando links. En cierto modo, ya está todo el pescado virtual vendido.
El anonimato
Desde el principio esta fue una página anónima. Creo que es una sabia decisión. Una vez mi mujer descubrió en delicious que tenía una página sobre el suicidio y me tocó dar innecesarias explicaciones. Si cada vez que hubiera escrito sobre ese tema un conocido mío me hubiera llamado, habría tenido que desistir de hacerlo. Tampoco habría podido poner ejemplos de personas que conozco, aunque cambiara los nombres. De mi trabajo sólo podría haber dicho maravillas.
Me molesta la gente que dice que los anónimos son cobardes, no dan la cara para insultar con libertad. El anonimato es una postura que te aísla del «mundo real». Puedes decir más cosas que lo demás, pero no tienes esperanzas de recibir nada por lo bueno que hagas.
Si arriba del todo apareciera mi nombre y apellidos quizás podría encontrar un trabajo relacionado con el mundo de Internet o podría escribir gratis para un periódico cutre o la gente me compraría libros de mi wishlist de Amazon, o me enviaría regalos por Navidad. También he renunciado a todas esas ventajas, para poder seguir diciendo lo que me parezca.
Quinto centenario
Con motivo de este aniversario y de los propósitos de año nuevo, he decidido darle un pequeño empujón a la página. El último año ha estado muy descuidada. He conseguido por fin que la columna de la derecha no se superponga sobre el texto en la página principal para los usuarios de Internet Explorer. He migrado a la última versión de Movable Type (Movable Type es a Worpress como Apple es a Windows, que lo sepáis).
Pero sobre todo voy a intentar escribir algunas entradas buenas. Espero que sigáis ahí para disfrutarlas. Gracias.

Noshare

A partir de ahora no se podrán enviar los artículos que escriba a Meneame.
Esto quiere decir que si alguien quiere ver en Meneame lo que he escrito y decide copiar un artículo (o parte de él) para poder enviar dicha información, no me estará haciendo ningún favor, porque he sido yo el que ha puesto un mecanismo para tratar de evitar ese envío. Mecanismo que es tan fácil de saltar como copiar un cederrón.
No creo que haya que dar muchas explicaciones, igual que a uno puede apetecerle a veces salir por allí otras a lo mejor no. Cualquier día lo cambio y ya está.
Aquí ya hay suficientes lectores y a diferencia de las compañías de telefonía, el principal interés es conservar buenos lectores, antes que captar nuevos al precio que sea.
Enviar a Menéame

Comentario que era spam

Un comentario me había llegado directamente a la carpeta de Spam sólo porque contenía la palabra «teens».
Lo curioso es que está escrito en español de Cervantes pero me veo obligado a dejarlo en la carpeta de no publicados porque es demasiado bárbaro. Aunque no me voy a quedar sin sacar una frase descontextualizada de dicho comentario, que no era malo sólo que un poco bestia:

niña bien de casa bien podrida por dentro y sometida al riesgo de cáncer de útero por exceso mal-follada multipenetrada antes de la existencia de la vacuna y después de la invención de la zona de Levante veraneante e Ibiza pastilleante

En otra entrada ha habido alguna polémica por comentarios que he borrado. Al final es blog es mío y yo soy el responsable tanto de lo que yo escriba como de los comentarios que mantenga. Si dejo cualquier cosa que alguien escriba y hay quejas, las reclamaciones y las citaciones judiciales irán contra mí.
Tengo una política de comentarios dentro de lo razonable: podéis insultarme pero sin faltas de ortografía. Ceñiros al tema. Criticad e indicad faltas de ortografía. Dejad cualquier opinión. Pedid cuentas de Gmail gratuitas.
En cualquier caso no quiero ir de más íntegro que nadie. Soy una persona que no se levanta para dejar el asiento a los mayores y que no avisa a los camareros cuando me dan de más en las vueltas.
También aviso de que he quitado uno de los filtros anti-spam porque era tan restrictivo que incluso no me dejaba comentar a mí. Espero que se pierdan menos comentarios en el camino.
Y de paso pregunto. ¿Qué os parece este ritmo de publicación? ¿A cuatro o cinco entradas diarias?
A mi me gustan los blogs pausados que escriben como mucho una entrada al día. Me he borrado de algunos por exceso de empalago y de otros he establecido filtros para que me lleguen sólo algunas entradas. Cuando tengo muchas cosas que contar al final me quedo con las ganas o las pongo en un blog que tengo off-line.

Gracias Kitsy

Quiero aprovechar que estamos en Navidad para agradecer a Kitsy (quienquiera que sea) por enviar algunos de mis artículos a meneame y asín conseguir aumentar la difusión de esta modesta página.
También aprovecho para pedir disculpas por las veces que le he criticado o boicoteado por los envíos. En general parece fácil escribir un buen resumen de un artículo pero luego es más complicado de lo que uno piensa.
No puedo dejar sin mención las veces que me ha echado a los leones. Personalmente no me ha molestado sino todo lo contrario pero me parece demasiado cándido enviar un artículo como este en que se critica la energía eólica (renovable, el futuro, gratuita, ecológica, limpia, humo) o este otro en el que defendía a Windows Vista (sistema operativo no relacionado con Linux y que no es gratuito) .
Aunque es indudable que esos artículos son muy interesantes y están estupendamente redactados creo que no cabe en cabeza humana esperar que al público que vota en Meneame le pueda parecer dignos de ser destacados.
En cualquier caso, ¡Gracias Kitsy por tu paciencia!

Páginas más visitadas

Tratando de rellenar los espacios vacíos de los laterales, he incluido una sección con las páginas más visitadas en los últimos meses.
Como podéis observar es una lista absurda en que la primera posición con diferencia la ocupa esa entrada en que traté sobre los nombres de bares más comunes pero que es usada como un formulario por aquellos que solicitan un nombre ingenioso para su futuro negocio o por los que se sienten libres para sugerir grotescos nombres supuestamente chisposos.
En segundo lugar aparece el artículo sobre Las mejores fugas de la historia, que es extraño porque nadie comenta nunca nada. El artículo de el suicidio en el mundo ocupa el tercer lugar y me parece que es el único, junto con el de Por qué los bolígrafos son azules, de esa lista de diez que tiene algún valor, aunque sólo sea informativo.
Una página muy visitada que no sale en la lista es la de Trabajar en el DIA% que es la única de esta página que tiene más de cien comentarios (y la única que tiene más de veinte).
Sirva esto como muestra de que el medir el éxito o la calidad por la popularidad no tiene ningún sentido, casi siempre.
Los que creo que son los más interesantes apenas si reciben visitas. Una de mis entradas favoritas es la de Miss Canadá, que no tiene nada de extraordinario pero que me gustó porque partiendo de un único dato: Canadá retiró el concurso Miss Canadá en 1992 por considerarlo sexista, crea una historia completa hasta llegar a una conclusión cuestionable pero posible: las canadienses son feas.
En breve publicaré una lista con una selección personal de «las diez mejores entradas». Esto tiene que acabar quedando bien recargado.

A peor

Los cambios siempre son a peor. El de diseño en este caso ha sido bestial, todo sea por la modernidad, por estar a la última. Al coste de más espacios en blanco, más chorradas, más información superflua. Y lo que no podéis imaginar es la de tiempo que ha costado el preparar el rediseño.
Y encima ha quedado mucho peor que antes.

Comentarios por comentarista

Aunque no se note mucho, entre bambalinas se le está dando un rediseño a esta página. Una de las posibilidades que surgen es la de mostrar los diferentes comentarios de un mismo comentarista, con un link en el nombre del comentarista.
Escribo esto para preguntaros vuestra opinión al respecto. Entiendo que a alguien pueda no gustarle la idea y a otros les parezca maravillosa. Tampoco estoy seguro de si será tan fácil de implementar aunque creo que sí.
En cualquier caso podéis opinar al respecto. Esto no es una democracia, una única opinión concluyente a favor o en contra podrá tener más peso que el resto de opiniones en la contraria. Sentiros libre para decir lo que pensáis.

Problemas con Movable Type 4

Por una vez he sido un pionero en la migración a la última versión de Movable Type, que la verdad es visualmente espectacular y tiene unas opciones estupendas que hacen que la anterior pareciera ridícula.
Pero este cambio me ha dado enormes quebraderos de cabeza y problemas sin fin. La migración fue un éxito a la primera pero luego sin explicación posible todo dejó de funcionar.
Tras probar todo lo que me se ocurrió no tuve otra que contactar con el servicio técnico de mi Hosting que contrariamente a lo que esperaba me resolvió muy bien el problema, aunque eso sí, si yo hubiera sido un usuario con pantuflas me habrían toreado para echarle toda la culpa a la gente de Movable Type.
Mientras todo el mundo se pasa o se apunta al carro de WordPress, yo sigo en este sistema cada vez más marginal.
Tengo dos razones de peso.
La primera es que soy un defensor de los segundones. Todo son ventajas. El segundo suele estar esforzándose por alcanzar al primero y eso se nota en que surgen todo tipo de mejoras. También el segundo es uno de los primeros con lo que no es especialmente malo.
La segunda y principal es el spam. La ventaja que ahora tiene WordPress como sistema de publicación es tan grande que todo spammer que se precie puede dedicarse exclusivamente a personalizar sus métodos pensando en la configuración de un blog en WordPress (otra cosa es blogger, pero aquello ya es un cachondeo, se ataca casi sin esfuerzo). Muchos de esos métodos simplemente no funcionan contra Movable Type (aparte que tengo un sistema antitanque con tres métodos antispam a cual considerado más seguro).
También para un hacker es mucho más fácil atacar un programa tan estándar. Las password y usuarios por defecto, las ubicaciones de archivos, las vulnerabilidades, todas son muy conocidas.
En general se suele alabar a aquellos que usan las tecnologías más modernas, pero para mi el estar con productos anticuados y desconocidos es más una ventaja que un inconveniente. Por supuesto que si ahora quisiera montar un blog desde cero, y si no conociera lo que conozco (y más ahora tras esta semana perdida tratando de levantar el blog) de Movable Type me apuntaría sin pensar a WordPress.

Sigue leyendo Problemas con Movable Type 4

Razones para quitar Adsense

Las razones por las que he retirado provisionalmente la publicidad de Adsense mi página son las siguientes:
1) Ganaba menos dinero del que esperaba. La principal razón. Desde luego no pensaba retirarme con ese dinero, pero realmente era demasiado poco dinero. Y esto se explica si tenemos en cuenta que:
a) Esta página, a diferencia de todas las demás de Internet, va perdiendo visitas día tras día:

b) La gente que llega a mi página lo hace a través de búsquedas tales como «sinfonías completas de Mahler» o «pneumonoultramicroscopicsilicovolcanoconiosis«, pero no llegan cuando buscan «quiero comprarme un móvil, no me importa el precio» o cuando buscan «asesores banca privada altísimo standing«.
En general sobre lo que escribo no fomenta la publicidad y la publicidad que se fomenta no se paga bien.
c) Google paga mal. Un día consulté las páginas y me quedé admirado. Sólo había recibido un click en el día y me habían pagado por él la cantidad de 0.00$. Esto contradice lo que dice Google en su publicidad:

Usted recibirá una parte del importe pagado por cualquier actividad realizada en su sitio web. Aunque no revelamos cuál es el porcentaje exacto de ingresos, nuestro objetivo es conseguir que los editores ganen tanto o más dinero que el que obtendrían con otras redes publicitarias.

No importa lo mísero que fuera el convenio de reparto, si no daba ni para un céntimo de euro, es un reparto que no me interesa lo más mínimo. Suponiendo que Google ha cobrado 0,02 dólares por ese click, algo infame, ni tan siquiera ha entendido que tuviera que ir a partes iguales conmigo, ha redondeado en su beneficio o peor aún, ha estado dispuesto a mostrar anuncios que se pagan a 0,01 dólares sabiendo que ellos ganarían algo y yo no ganaría nada.

Sigue leyendo Razones para quitar Adsense

Buenos tiempos para el splog

Le mando un aviso a Blogger ante un caso evidente de blog hecho de copiar y pegar, y esta es la respuesta.
Lo que dice la nota automática de respuesta es, a grandes rasgos, que si no se envía una nota por escrito, afirmando con suficientemente terminología legal, que el contenido es copiado, Google se lava las manos. Antes bastaba con mandar un aviso, y por lo general, Blogger o Google habrían hecho una comprobación de la acusación. De encontrarla razonable, habrían cancelado la cuenta.
Ahora te dicen que tanto para las cuentas de adsense que abusen, como los blogs de blogger que copien descaradamente, hay que hacer una denuncia bastante formal. La situación ahora facilita el delito pequeño, porque muchos bloggers no se preocuparán por algo así, y dificulta el grande, porque lo que antes era un tironcito de orejas, ahora se va a convertir en una visita a los despachos y quizás a los calabozos.
Si tienes un blog en Blogger, y te gusta copiar material con Copyright, que sepas que estás a un envío postal de no sólo que te cierren el blog, sino que puedas tener problemas legales serios. Así que piénsatelo dos veces.