Imagen freeware (cerrado)

Muchas gracias a todos los que me habéis enviado fotografías para incluir en la cabecera de la página. Realmente he tenido mucho bueno donde elegir.

No obstante he optado por rechazarlas todas por los siguientes motivos:

a) Algunas imágenes son shareware, es decir, que nos gratis 100% como lo del Emule. A veces es mejor pagar 5 euros por hacer lo que te da la gana con algo, antes que obtenerlo gratis y tener que indicar con total claridad que esa foto es de otro.

Si hubiera puesto una foto shareware teóricamente estaría infligiendo la licencia, salvo que ponga un link justo debajo de la imagen o en la misma imagen, etc. Cosas raras que al final hacen que se te quiten las ganas.

b) Realmente me he dado cuenta de que si la foto es de otro el sitio pierde autenticidad. Hasta hace poco nunca hubo una imagen ahí arriba y no pasaba nada. Tener una imagen de un perro robada de un theme de blog estaba bien, pero ya la de una persona que se lo ha currado no me gusta tanto.

c) Combinando el material recibido he llegado a la idea de que con ir a la Wikipedia y tomar una fotografía del año de la tana que sea grande ya me vale para mi propósito.

Al final me he tropezado con una foto de Séneca que me ha gustado, aún siendo Shareware, a la que he troceado y Santas Pascuas, proceso completado.

Así que declaro firmemente que el trozo de esa fotografía no es mío ni jamás lo ha sido y que la foto la ha tomado un tal Calidius y que tiene licencia GNU Free Documentation License, lo cual es incomprensible para el común de los mortales, pero la respeto y comparto y mi obra de arte derivada de ella mantiene esa licencia, sea cual sea lo que significa. Y le pongo un link de 4×4 que obviamente no voy a dejar sobre la propia imagen porque contravendría los principios más básicos de la usabilidad en Internet.

Imagen freeware

Ya sabéis que soy un defensor convencido de todo lo que tiene licencias de distribución gratuitas, sobre todo cuando me puedo ahorrar dinero con el invento. He recibido algunas críticas (no muchas porque no tengo muchos lectores) de la imagen de piedras que artísticamente se muestra en la cabecera de la página. Unos dicen que no se ve bien, para otros es estéticamente insultante. Es por eso que os conmino a que si alguno siente que puede proporcionar una fotografía que sea algo mejor y lo desea, envíe dicha imagen.

Qué duda cabe que el que me envíe esa foto no me estará haciendo un favor, se lo estará haciendo a sí mismo porque la imagen tendrá una enorme difusión y puede que repercusión. He considerado la opción de cobrar por esa opción: al fin y al cabo es como un enorme banner que se coloca totalmente gratis.

Los requisitos de la imagen son los siguientes:
a) Tiene que tener las dimensiones de la que hay actualmente.
b) Tiene que ser de licencia libre (el tipo de libre que es sinónimo de gratis).
c) Tiene que ser estéticamente superior a la actual, si es que eso es posible.

Muchas gracias por vuestra colaboración y ayuda.

Por qué no uso Twitter

Me decía JM en un comentario:

¿Has pensado en crear una cuenta en Twitter?
Es la herramienta perfecta para llevar a cabo lo que planteas.

Desde luego, la primera opción para mostrar pensamientos cortos o pequeñas reseñas era Twitter. Pero no lo voy a usar por lo siguiente (ojo, esto no quiere decir que no le vea sus ventajas o en el futuro no sea la única cosa que haga e incluso avise por Twitter de cuando voy a hacer de vientre):

  • La limitación de caracteres es un enorme lastre. Si quiero decir X, ¿Porque tengo que decir la mitad de eso, porque ellos han decidido que sea asín? Vale que para decir «me gustó esto: elmundo.es» sobran caracteres pero normalmente para decir eso me quedo callado. Creo que el decir por qué te gustó es lo interesante y lo que puede motivar a una persona a que lo mire. Me molesta la gente que lo recomienda todo porque sabes que te dan una de cal y otra de arena y hoy en día hay que concretar.
  • No me gusta publicar contenido propio en sitios ajenos, donde no puedo poner mi publicidad y ellos sí la suya.
  • Si publico en Twitter no voy a mirar las respuestas, ni retwitts ni voy a responder a comentarios con lo que me quedo al margen de todo y me comporto como un iluminado y egoísta.
  • Me gusta que la gente pueda comentar y se vea todo en una misma página.
  • Lo que escribo no es de actualidad casi nunca y si lo lees dentro de seis meses tiene el mismo interés que el día que se publicó, si es que tiene alguno. En Twitter lo antiguo queda enterrado y olvidado.
  • Me repugnan los servicios de acortamiento de direcciones de página web. En muchos casos esto perjudica la calidad de los enlaces de cara a posicionamiento en búsquedas.
  • Las continuas actualizaciones acaban molestando, a mi no me gusta la gente que escribe tres o cuatro artículos al día, acaban siendo cansinos.

Lo que voy a publicar es como un resumen de los Twitts de la semana, pero de Twitts que jamás fueron publicados.

Tiempo de cambios

Lo habitual es introducir un montón de cambios en una página y luego explicarlos uno a uno. Como excepción lo que haré será explicaros esos cambios antes de introducirlos para evitar que os resulte algo traumático. Luego vendrán de por sí.

Como este ya no es el año del buey en el calendario chino toca hacer cosas arriesgadas y muy ambiciosas. Quería realizar un experimento con publicidad y pensé que la mejor forma de disimular la publicidad era incluyendo otros cambios para que aquello entrase como de tapadillo.

Pero en un alarde de honestidad 2.0 voy a decir claramente que el principal cambio es que voy a incluir publicidad y lo voy a hacer de forma agresiva. Ya expliqué en su momento que uno tiene más razones para no tener publicidad que para tenerla. Pero motivos para incluir siempre habrá, el más sencillo de todos es que se gana dinero con eso y es fácil.

Otro motivo que he encontrado recientemente es el mostrar cómo es una página cuando intenta ganar dinero con Internet. La publicidad te puede gustar más o menos pero si no fuera por ella Internet no habría avanzado tanto.

Es como los restaurantes finos en los que el hecho de pagar se hace casi invisible, como si no existiera. Pero no, todo eso existe por la pasta así que voy a poner unos buenos cartelones de precios para recordar que el dinero fomenta la innovación.

Eso sí, os respeto mucho como lectores así que para vuestra desesperación no podréis ver esos anuncios. Pues son para los pobres desgraciados que lleguen desde buscadores. Porque a pesar de lo que pueda parecer, la mayoría de los lectores de esta página son personas que necesitan ponerle un nombre a un bar o que quieren suicidarse con paracetamol.

Además voy a incluir una muy demandada barra de publicidad de Amazon (para todo el mundo) con una lista de libros recomendados por mí. Hay muy buenos libros en castellano pero como no están en amazon no aparecerán en esa barra. Son sólo algunos libros en inglés que he leído y que realmente recomiendo, no cualquier libro que me haya gustado.

Otro cambio que voy a introducir es el diseño de la página, de este en blanco y negro he acabado harto y no me gusta que los links destaquen tan poco. Como novedad el theme incluirá una fotografía hecha por mí que he decidido liberar (sólo la fotografía) con licencia libre creative commons Attribution No Derivatives (CC-BY-ND). Como podéis ver soy una persona comprometida con el medio ambiente.

Un problema que tengo es que me gusta mucho repasar lo que escribo antes de publicarlo y si me despisto se me va la mano por completo y el texto puede quedar obsoleto. Hay post que se han tardado en terminar hasta dos años (y no porque fueran muy complicados). Tampoco me gustan las minientradas o los textos superficiales pero un montón de material interesante se está perdiendo por el camino.

Tras darle muchas vueltas a las diversas posibilidades he decidido que voy a publicar pequeñas entradas con enlaces a cosas que he leído y me han gustado, frases sueltas e ideas por el estilo. Para evitar que sea un tostón, las iré agrupando y cuando haya un puñado lo publicaré.

También creo que por un tiempo voy a dejar de publicar contenidos interesantes porque ya hay muchas páginas que se dedican a eso. A partir de ahora le daré prioridad a contenidos propios o sea opiniones personales aunque en muchos casos sé que haré el ridículo pero para eso está internet y el anonimato más. Al final el título original del blog era «Cosas raras mías» y aunque nunca me gustó, lo suyo es respetar las raíces.

Marmolillo Awards 2009

Como todos los finales de año, se han entregado los Marmolillo Awards.

La ceremonia, marcada por la austeridad de los tiempos que corren, se inició con un discurso en el que uno de los ponentes señaló la siguiente anécdota curiosa:

El tirar una moneda para obtener un resultado es uno de los mecanismos más frecuentes para decidir un ganador en caso de empate. Usamos monedas para elegir que película ver, para decidir el orden de saque en un importante encuentro deportivo, para decidir las tareas de casa, o incluso el nombre de las ciudades. Pero parece ser que el lanzamiento de una moneda no es algo tan aleatorio como se cree. Un estudio de 2007 mostró que una moneda lanzada con fuerza hacia arriba tiende a caer, al menos en un 51 por ciento de las veces, del lado en que estaba originalmente.

Aunque hubo quien pensó que este dato curioso tenía algo de ironía sobre la entrega de los premios, hay que aclarar que no es así. Todos los premios se eligen bajo una gran meditación, que dura muchos meses. Y suelen resolverse por unanimidad. Pasemos a ver a los ganadores de este año.

Música.

Ganador 2009: Philip Glass: Corvo Branco. Grabación pirata de la premiere en Lisboa.

El encontrar Corvo Branco a finales de año, tras una búsqueda incesante desde que tengo internet, creo que es un mérito suficiente como para otorgar la estatuilla a esta ópera que he oído una y otra vez sin cansarme. Es una pieza totalmente underground puesto que no se ha editado en disco, sólo se puede conseguir por las vías habituales de los que nos negamos a pagar por la cultura salvo que tenga un precio justo o sea el precio que me de la gana a mí o sea prácticamente cero o como en este caso exactamente cero.

Literatura.

Ganador 2009: David Stevenson: 1914-1918 The History of The First World War.

Casi todos los libros que leo vienen de Amazon, en gran medida porque me gusta leer cosas muy concretas y específicas y en castellano hay una oferta mucho más limitada. También porque los americanos o ingleses se esfuerzan más al escribir un libro, a sabiendas de que pueden ganar dinero si escriben un buen libro. En castellano, sólo se puede conseguir si se hace un libro popular.

Este 2009 fue el año en que por primera vez compré libros en Amazon que no me gustaron, algunos directamente no los terminaré de leer. Suelo ser muy selectivo al escogerlos, a veces diría que excesivamente. Lo pienso durante meses antes de decidir una compra.

Esta historia de la Primera Guerra Mundial la encontré sin embargo en la FNAC de Callao en Madrid. Estaba ojeando los libros y me encontré con este. Tenía ya en Amazon otra historia de la Guerra, mucho mejor valorada que la de Stevenson. La ojeé un poco y la dejé en el estante.

Volví a la semana y me tropecé de nuevo con el libro. Ya había leído las reseñas en Amazon y comprobado que no era el que quería, pero que tampoco estaba nada mal. Entonces lo que hice fue el criterio aleatorio: abrir el libro por una página al azar, por el centro del libro y empezar a leerla.

Salió la página 322 que trataba sobre las dificultades con que tuvieron que enfrentarse los ingleses ante la guerra submarina de los alemanes. Me pareció fascinante todo lo que se contaba. Luego conforme leí el libro reconocí ese pasaje y lo cierto es que fue una afortunada casualidad, pues es uno de los más interesantes del libro.

En general es un libro impecable: interesante, no demasiado pesado ni denso, entrando en detalles humanos más que en descripciones de campos de batalla. Muy bien documentado y sin entrar en anécdotas poco creíbles. Sobre todo lo que luego amplié información encontré que lo que David Stevenson había indicado era el material de primera calidad.

Mientras lo leía hubo un momento en que perdí el norte y llegué a disfrutarlo como una novela, en la que los buenos son los alemanes, que merecen ganar la guerra y que sin embargo la van a perder porque era imposible vencer a todos los demás países. Creo que su mayor mérito es ese: atreverse a narrar una historia sin pasarse de listo. Sin encontrar premoniciones a lo que luego acabaría ocurriendo, sin tomar demasiada información del futuro para explicar el pasado.

Stevenson es capaz de abstraerse, de no ver presagios de victoria y de derrota donde no los había. Se limita a narrar sucesivamente los escenarios y la situación real que se percibía en cada momento.

Un punto inusual de su libro es la extensa sección (aproximadamente un tercio del libro) dedicada a lo que ocurrió después de que terminara la guerra y las consecuencias de esta en el tiempo. Normalmente se suelen terminar los libros sobre etapas de la historia, o las biografías, de forma un tanto abrupta. Esto era, se acabó y con ello el libro. Pero este libro se recrea en analizar la torpeza con que se gestiono el armisticio, las consecuencias de tener que pagar subsidios a tantos soldados y heridos, el concepto de «tumba del soldado desconocido», el apasionante debate sobre la cuestión de la culpabilidad de la guerra y muchos otros detalles importantes que no se suelen tratar en estos libros de historia.

Al final del libro te sientes feliz de vivir en un mundo en el que se dan las condiciones para que una persona pueda escribir un libro así.

Internet & Blogs.

Ganador 2009: Malcolm Gladwell. Lo que no escribió en su libro Outliers.

2009 fue el año en que Malcolm Gladwell publicó su libro Outliers. Es el primer libro que he audioleído. Es una experiencia extraña pero también interesante. El libro en sí mismo me pareció correcto. Pero lo que me ha resultado extraordinario es ver cuánto material investigó el autor, material que fue desechando hasta el punto de no mencionarlo siquiera en el libro.

Como periodista, cuando algo no le sirve para el propósito del libro, le da forma y escribe con eso un artículo. Con Internet, es posible seguir la pista a muchos de esos textos. He leído un montón de estos artículos y luego, tras ver que trataban sobre asuntos que no aparecían en el libro, me ha llamado la atención la seriedad y la calidad de su trabajo.

Gladwell ha investigado el asunto tan profundamente que ha sido capaz de realizar un montón de indicaciones interesantes. Pero de cara a vender bien el libro ha tenido que ir resumiendo, descartando, ignorando material que él mismo consideraba muy valioso.

De ese reguero de artículos que hablan sobre la educación, el éxito en los deportes, la enseñanza, el talento, casi nada ha llegado hasta su libro, por estar obligado a restringirse.

Cuando comparas esto con repugnante material copiado y pegado que se publica cada día, sientes aprecio por el escritor. Todo lo malo que pueda tener ese libro es por su deseo de hacer digerible un material densísimo que sólo él ha sido capaz de tragar. Te das cuenta de que por cada página que ha publicado ha leído por lo menos diez estudios o libros de otras personas.

Su artículo sobre el equipo de baloncesto femenino, Cómo David gana a Goliat, es una de las mejores lecturas que encontré en el 2009 en Internet.

Software y pamplinas 2.0

Ganador 2009: Modem 3G Simyo.
El hecho de que nacieran las conexiones 3G prepago (módem que va por redes de móviles), para poder conectarte a Internet cuando estás de vacaciones, sin andar mendigando redes Wifi (que nunca funcionan) o tener que pagar a precio de oro el mirar cuatro cosas en un cibercafé. Gracias a mi módem libre (no confundir con gratis) de Simyo, la vida ha sido más maravillosa.

Para este tipo de cosas creo que es básico que el producto sea libre, porque las economías de pobre de ahorrarse 30 euros porque se compra con otra compañía pero a la que te atas de por vida, no me parecen una buena idea.

Persona del año

Ganador 2009: El premio ha quedado desierto

Insomina Prize

Ganador 2009: Graham Parker

El Insomnia prize, dentro de los Marmolillo Awards, premia a:

Aquella persona o personas que, por su trabajo o forma de vida hayan ayudado a hacer del nuestro un mundo más complicado, incierto e inquietante.

Graham Parker saltaba a las noticias en todo el mundo por un hecho anodino: resolver el cubo de Rubik. Obviamente, algo inusual tuvo que concurrir para obtener fama por algo que casi cualquiera puede conseguir a poco que se informe.

Lo sorprendente de su caso, y lo que le hace merecedor de este premio Insomnia es que tardó 26 años en completar el cubo de Rubik. La mayoría de los medios expresaron la noticia en su vis ridícula, mostrando el absurdo de la lucha de un hombre medio por conseguir algo tan sencillo.

Sin embargo a mi me admiraron la dedicación, constancia y capacidad de superación que demostró esta persona anónima con una acción tan trivial, demostrando que se puede sorprender y maravillar al mundo entero con un gesto tan anodino.

La mayoría de las personas que se rieron de Graham Parker jamás sospecharán el placer tan extraordinario que es enfrentarse a algo que está justo en el límite de tus fuerzas. Sólo nos maravillamos ante ejemplos grandilocuentes, pero esta proeza tan a pequeña escala me cautivó.

Cine

El secreto de sus ojos. Dirigida por Juan José Campanella

Tengo una entrada en borrador que se titula «No veo cine». Realmente ya no me apetece ver películas. No voy a decir aquello de «es que no hacen buenas películas». Simplemente es que no va conmigo. Me he estado contando y creo que en todo el año habré visto unas doce películas, aparte de la parte final de la temporada de Lost. Y a duras penas.

El secreto de sus ojos la vi en el cine, la única película que he visto en todo el año. Y me pareció una película extraordinaria, sacando petróleo de una novela que no ha de ser tan buena. Me convenció la reseña de Álvaro Pedraz y le agradezco que me haya ayudado a reconciliarme con el cine.

El estilo de historia y forma de contarla es muy parecido al de Un long dimanche de fiançailles que creo que está destinada a ser mi película favorita. En esta última la historia es mucho mejor, mientras que en El secreto de sus ojos las interpretaciones son muy superiores.

Series y televisión

Ganador 2009: Lost.
Casi por incomparecencia de rivales, pero al mismo tiempo de forma incontestable e indudable.

Best comment in blog

Ganador 2009: En mi entrada sobre caballos de carreras:

quiero saber el arbol genealogico de un caballo pura sangre llamado IMPACIENTE DON, por favor necesitaria una respuesta a la brevedad. Muchas gracias

Esto es lo que alimentamos con el «todo gratis» de Internet. A pie de calle hay gente que tiene la impresión de que detrás de esto hay gente con mucho tiempo libre. Y a la mayor brevedad.

Pues bien, te diré que el caballo que mencionas parece ser más desconocido que la descendencia de Rocinante.

Además de esta consulta, destacar al que vio la imagen de un perro en lo alto de la página y me propuso aparearlo con uno suyo (usando directamente el formulario de contacto) o la chica que me pidió presupuesto para una despedida de soltera.

Faltas de ortografía

Como todo hijo de vecino, cometo faltas de ortografía y me alegro de los que las indican, lo ideal es que el texto quede decente y sin errores. Intento dar el mismo tratamiento a los comentaristas, pues ellos no tienen la opción de corregir errores al introducir una letra o por tener un teclado sin acentos.

Corregirlo me cuesta bien poco, cuando me doy cuenta de ello. Si un texto está lleno de faltas hay que respetarlo pues expresa en parte la identidad del autor.

Sin embargo no entiendo por qué esa innecesaria forma de perpetuar el texto inicial de un blog. Si había un error y te lo indican se corrige. Punto, no hay que poner un texto tachado y luego el texto correcto, eso me parece una tontería y al final el resultado es casi peor que el original. Peor aún cuando se mantienen los textos como si ya no se pudieran tocar o como si la expresión del momento incluyera esos errores como parte del mensaje.

La norma es no tocar los textos una vez publicados. Se llega a absurdos como este encuentro digital en El País con Muñoz Molina.

Ahí se hace una especie de entrevista online sobre la marcha y el escritor va tecleando la respuesta. Pues bien, se queda eso tal cual, sin que nadie luego corrija errores evidentes (palabras que se quedan pegadas, letras repetidas). Es decir, traen al escritor como forma de promoción y de rellenar contenidos pero luego en cierto modo lo dejan en ridículo pues muchos dirán «No beas con el escritor que no beas la de faltas de ortografía que escribe el tío».

Creo que esto de las faltas ya lo he dicho antes, pero me reitero, que lo bueno de Internet es que se puede modificar y dejar mejor que antes. Y lo que es ya la repera es cuando te equivocas en una opinión y los comentarios te hacen incluso cambiar lo que pensabas.

Aprovecho para indicar que aunque el corrector de texto del Firefox es muy útil es un producto de calidad bastante mala. Si Microsoft lanzara su Word con un corrector así sería la risión de Internet. Pero como es gratis, para adelante con él.

Teniendo en cuenta que el corrector de Word en su versión del año 2000 era ya muy superior al corrector de Firefox del año 2009, caemos en aceptar tener menos de lo que podríamos tener mientras sea gratis. No tenemos el mejor de los Internetes posibles, tenemos el más barato de todos.

Gente que me odia

A lo largo de los años he escrito bastantes artículos, algunos de ellos críticos y otros no tanto. El caso es que según las casualidades del posicionamiento en Google, los que llegan a esos artículos antiguos lo hacen a veces para búsquedas específicas. Y cuando encuentran mi texto, se llevan una enorme decepción, pues es lo contrario de lo que querían leer.

Esto me ha llevado a que con el tiempo algunos artículos se han quedado exclusivamente destinados a recibir críticas, quejas e insultos. De las cuales, borro las que sean burdas. Los lectores quedáis ajenos a ese pequeño bombardeo de ataques a mis textos.

Es curioso, porque las quejas suelen ser sobre temas en los que no he tomado posturas muy agresivas, normalmente porque no estoy en contra especialmente. Hay una parte de errores de expresión, una parte de dificultades de lectura comprensiva y una tercera de colectivos que van «con la escopeta cargada».

Los artículos que recuerde con comentarios unánimes en contra de lo que he escrito son:

  • Los vegetarianos. Y es curioso porque soy una de esas personas que prefieren la mortadela al jamón y la tortilla al filete. Pero algunos entendieron el texto como un ataque contra una forma de vida tan pura y de ideales tan nobles como es la de ser vegetariano. Las mejores críticas son las de los que todavía no son vegetarianos, pero están pensando en convertirse.
  • Los que viven en Sanchinarro. Mi crítica a ese modelo de construcción tan incoherente, me ha descubierto numerosos traumas infantiles, además de mi elevado sentido de la envidia.
  • Los homosexuales. Por el simple hecho de tratar de contabilizar el número de personas que son gays, o incluso por defender que la postura de que los que no aceptan que los gays adopten niños implícitamente están justificando que creen que son «algo inferior». (usar cinco «que» en una frase, eso sí que es digno de críticas).
  • Los gitanos. Y más en concreto, las niñas payas que se han casado con un gitano y han visto que era una persona normal – a veces.
  • Los ecologistas. Por reproducir un artículo de pensamiento crítico sobre los riesgos de la energía eólica.
  • Los estudiantes de chino. Porque alerté por lo que en mi opinión es un enorme malgasto de energías: intentar aprender chino.

Si de verdad estas fueran mis obsesiones, sería aún más raro de lo que soy. Con el tiempo creo que el tono crítico se ha ido suavizando, supongo que por darme cuenta que criticar es destruir y mucho más fácil que intentar ser positivo – en lo que se puede ser. Por eso está pasando esta crisis de puntillas, sin que mencione casi nada sobre ella.

No sé cómo pude olvidar a los que me critican tal vez con menos motivo de todos: los amantes de la música clásica.

Un mes con WordPress y sin Movable Type

Después de más de cinco años trabajando con el gestor de páginas de Movable Type el salto a WordPress me echaba para atrás. Los motivos que tenía eran:

a) Perder lo que ya sabía. Después de muchos años con un sistema uno lo conoce y sabe usarlo con bastante soltura. Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.
b) La seguridad del segundón. No hay nada como usar un sistema que no es el que usa todo el mundo. Las vulnerabilidades, sistemas de spam, ataques, todo está pensado para WordPress que es el número uno de la lista. Por eso ir con el segundo tiene muchas ventajas, te puedes despreocupar.
c) El cambio siempre es traumático. Se rompen links, se pierden páginas, Google se vuelve loco, tú te vuelves loco.
d) Hay que cambiar el diseño. Aunque haya plantillas de diseño, siempre hay cosas que quedan regular y toca el ingrato trabajo de mejorarlas o adaptarlas.
e) Ancho de banda. Lo buenísimo de Movable Type es que genera páginas estáticas y eso se traduce en tiempos de respuesta más rápidos (la página se carga antes) y en menor consumo de ancho de banda.

De un modo u otro, tras un mes de experiencia, casi todos esos aspectos están totalmente superados.
a) Aprender lo desconocido. En poco tiempo de uso ya sé más WordPress de lo que conocía Movable Type. Y es que Movable Type se ha quedado atrapado en su propia ingeniería y ahora mismo es un producto ortopédico. Todo lo que quieras hacer es más o menos complicado. Me parece una opción inaceptable para los usuarios poco avanzados. WordPress está diseñado con mucho conocimiento y es un producto sorprendentemente sencillo.
b) Seguridad. Esto es algo que nunca se sabe cuando te puede tocar. Hasta ahora no ha habido problemas con el spam, sólo con Askimet se paran todos los bombardeos de publicidad.
c) El cambio de links era quizás lo que más me preocupaba. El sistema de direcciones de Movable Type era del tipo asinorum.com/blog/2008/03/buenos_dias.html; WordPress se puede adaptar a seguir ese mismo sistema de direcciones pero era dar un paso atrás.

Quería pasar a un sistema de direcciones orientado a los buscadores, con las palabras importantes. Ahora las direcciones son del tipo asinorum.com/buenos-dias/333, mucho más cortas e interesantes. Pero para mantener los enlaces antiguos y adaptarse a la situación actual no quedaba otra solución que la de hacer una redirección manual, para cada link.

Es decir, que tengo un fichero enorme con cada dirección antigua y al lado cuál es la dirección moderna con la que se corresponde. Para hacer esto más cómodo me fue de mucha ayuda esta utilidad para Movable Type.

Como aún asín esto no era del todo seguro, implementé una idea interesante que era preparar un sistema que me avisara de cada link roto con que se encontraran los usuarios. De esa forma cuando alguien tropezaba con un link roto a mi me llegaba un email indicando la dirección desde la que se venía y la dirección no encontrada. Con eso pude ir reparando los pequeños errores sueltos que aún van quedando. Simplemente en la página de error 404 se incluye el código:

if (substr($_SERVER['REQUEST_URI'],-4)!=='.css' and substr($_SERVER['REQUEST_URI'],-4)!=='.gif' and
substr($_SERVER['REQUEST_URI'],-3)!=='.js' )
{

if (!isset($_SERVER['HTTP_REFERER'])) {
} elseif (isset($_SERVER['HTTP_REFERER'])) {
#this will help the user find what they want, and email me of a bad link
$failuremess = "A user tried to go to $website"
.$_SERVER['REQUEST_URI']." and received a 404 (page not found) error. ";
$failuremess .= "It wasn't their fault, so try fixing it.".
"They came from ".$_SERVER['HTTP_REFERER'];
mail($adminemail, "Bad Link To ".$_SERVER['REQUEST_URI'],
$failuremess, "From: $websitename "); #email you about problem
}
}

Tras las primeras semanas ya casi no recibo ningún email de aviso, lo cual quiere decir que todo está en orden.

d) El cambio de diseño era lo más sencillo. Encontrar un buen diseño con Movable Type era un infierno y trabajar en eso requiere medios o paciencia. Si lo bueno de Internet es que tomas las cosas sin preguntar y no pasa nada. Creo que todavía no les he dado crédito, pero el diseño actual es tomado de esta página.

Las imágenes de arriba algún día las cambiaré. El diseño es extraño, en blanco y negro. Es como vería las página un perro. Los daltónicos no son marginados estéticamente.

e) Ancho de banda. Pues hoy en día la verdad es que servir contenido es algo que no cuesta problemas. Las ofertas ya no son tan ratoneras como antes en que había páginas que dejaban de estar operativas a día 20 de mes. El tráfico web se ha duplicado, en gran parte debido a que ahora hay una imagen en cada página, cosa que antes no ocurría.

trafico-asinorum

Me imagino que aunque una página llegase a hacerse popular de forma temporal, no habría ningún problema en servirla. Aún estoy usando una parte insignificante del tráfico que tengo pagado.

En resumen, estoy muy satisfecho con el cambio. Prácticamente todo es para mejor. Movable Type se ha quedado totalmente atrás, cuando sacan un plugin nuevo lo celebran con una fiesta y luego para instalarlo necesitas casi tener un master en Sistemas y Tecnologías de la Información. En WordPress es fácil instalarlos, modificarlos y hasta crearlos y cualquier cosa que necesites ya está inventada.

Con el cambio en las direcciones, más orientadas a buscadores, he notado un incremento en el número de visitas en por lo menos un 20%. Sin hacer nada más, ya llegará el tiempo de crear Etiquetas, entradas relacionadas y todo tipo de truculencias.

Errores e historias

Mucho se ha comentado sobre la anterior entrada que exponía un error informático como «el más difícil del mundo». En Meneame ofrecen una historia mucho más interesante sobre un fallo informático: El email que sólo llegaba hasta 500 millas de distancia.

Desde luego, la segunda historia es mucho más interesante y difícil que la primera, que tal y como se cuenta casi sugiere la propia solución. Sin embargo hay algo que convierte a la historia del fallo que sólo ocurría tres días al año en más interesante que la otra, en mi opinión.

Tal y como está narrada, da toda la impresión de que el fallo nunca estuvo asociado a fechas. Cuando cuentan que el programa funcionaba siempre, salvo tres días al año, dan casi por descontado que el error estuvo ahí por lo menos un año entero. Y a mi me dio la impresión de que se le cercó por aproximación en una labor de varios años. Es decir, para poder enunciar el problema con tanta brevedad y sencillez, se requirieron varios años de observación casual.

En la otra historia el fallo era mucho más grave y tenía que ser resuelto en cualquier caso. Mientras que en la historia de los viernes de septiembre, algo me dice que se pudo llegar a octubre sin que la sangre llegara al río. Que al año siguiente volvió a fallar en septiembre y sólo entonces alguien decidió tomar cartas en el asunto. Y con un poco de suerte, ganó tiempo hasta dejarle la patata caliente a otro, sabiendo que septiembre es un excelente mes para tomar vacaciones.

PalabraPrensa

Pues como todo hijo de vecino – y ya sólo queda Microsiervos – me he mudado del sistema de blogs de Movable Type al de WordPress. La principal razón era que tras migrar a la última versión de Movable Type el diseño se me quedó hecho unos zorros y me daba una pereza tremenda empezar de cero a volver a cuadrar todas las cosas.

La verdad es que Movable Type es un despropósito, está abandonado por mucho rollo de comunidad que se hayan inventado. Para profesionales como Microsiervos probablemente sea la mejor opción de gestión de blogs: consume menos recursos y es mucho más seguro (en el mismo sentido que Linux es más seguro que Windows: porque mucha menos gente lo usa) que WordPress.

En el cambio de programa ha habido muertos y heridos: redirecciones que se perderán para siempre, los que estuviérais suscritos a algún post os habréis quedado sin eso, salvo que consiga arreglarlo (y quiero hacerlo por lo menos para mi entrada estrella de «Trabajar en el DIA%«). Ahora se puede volver a enviar a «Agregadores de noticias». Las imágenes se me han quedado totalmente descuadradas. He perdido la barra de enlaces (la tengo anotada asín que podré restaurarla). Los comentarios que dejéis ahora tienen el «nofollow» asín que no puntúan para el amiguete Google (esto puede que cambie). Los suscritos al feed/rss/atom/lector de noticias siempre corren el riesgo de haberse quedado en el camino. Creo que no. Si veis muchas más cosas mal, por favor indicarlas en los comentarios.

El diseño actual es provisional, quiero uno que sea más minimalista: con espacio holgado para las entradas y algunas barras en el lateral, pero dando prioridad al contenido de la entrada propiamente dicho.